El sarcoma: Los avances ayudan a combatir este cáncer menos conocido

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

17 de julio de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La mayoría de las personas conocen lo básico acerca del cáncer de seno, de colon y de pulmón. Pero usted no está solo si no sabe mucho acerca del sarcoma.

He aquí algunos datos rápidos:

  • Los sarcomas son poco comunes, con aproximadamente 10,000 casos nuevos cada año en los Estados Unidos en comparación con los 266,000 nuevos casos de cáncer de seno que se espera sean diagnosticados en el 2018.
  • Existen más de 50 subtipos de sarcomas y pueden ocurrir en cualquiera de los tejidos suaves del cuerpo. Alrededor de la mitad comienzan con un bulto en el brazo o en la pierna. Otro lugar común donde pueden ocurrir es en el abdomen.
  • No existen pruebas de detección para el sarcoma.

“Lo más importante es que si usted encuentra algún bulto en cualquier lugar de su cuerpo, debe chequeárselo”, afirmó Ramon Jimenez, M.D., jefe de cirugía de melanoma y de sarcoma de los tejidos suaves en Miami Cancer Institute. “Lo más probable es que ese bulto sea una masa benigna o de grasa llamada un lipoma. Pero si es un tumor y el tratamiento se demora, se puede convertir en algo mucho más serio”.

El sarcoma se riega más a menudo a través de la sangre hasta los pulmones y el hígado. (El mes de julio es el Mes de la Concientización del Sarcoma.)

Mientras que el tratamiento tradicionalmente ha incluido la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía, a medida que los científicos han podido determinar mejor la composición genética de los tumores, las terapias enfocadas y la inmunoterapia, se han convertido en opciones de tratamiento en algunos casos.

“Un ejemplo es en el caso de un tumor estromal gastrointestinal (TEGI o GIST por sus siglas en inglés)”, dijo el Dr. Jimenez. “Estos pueden ocurrir en cualquier parte del tracto gastrointestinal, a menudo en el estómago, pero también en los intestinos, el recto o el abdomen. Una terapia enfocada muy eficaz es el medicamento llamado imatinib que va directo al tumor. Los casos Etapa 4 que antes eran considerados incurables ahora pueden ser curados”.

La inmunoterapia, usando drogas que ayudan al sistema inmunológico a atacar a las células cancerosas, también ha demostrado promesa en algunos tipos específicos de sarcoma.

La profunda colaboración funcional clínica de Miami Cancer Institute con el Memorial Sloan Kettering Cancer Center en Nueva York es otro de los beneficios para pacientes con sarcoma, dijo el Dr. Jimemez. “Ellos tienen la unidad de sarcoma más grande del mundo y una base de datos de pacientes que llevan manteniendo por más de 40 años”, dijo él. “A menudo les enviamos una biopsia para una segunda opinión porque cuando sabemos exactamente el tipo de sarcoma que tiene un paciente, podemos ofrecerle el tratamiento más eficaz”.

En el caso de la radioterapia, el Instituto es único porque ofrece todas las modalidades disponibles, lo que significa que el tratamiento puede ser personalizado para cada paciente.

El tratamiento para el sarcoma, como para muchos otros tipos de cáncer, ha avanzado mucho en las últimas décadas. Un sarcoma en una extremidad usualmente conllevaba una amputación en los años 1960 y 1970. Hoy sin embargo, casi toda la cirugía es para conservar el miembro, dijo el Dr. Jimenez.

“Hemos progresado bastante en el tratamiento de los sarcomas y los cánceres de los huesos, pero no puedo resaltar más la importancia de ser evaluado por su médico si usted nota algún bulto en cualquier parte de su cuerpo”, dijo el Dr. Jimenez. “Cuando resulte no ser nada serio, entonces usted podrá dormir mejor”.

Etiquetas: