El retiro inesperado del basquetbolista estrella de la NBA saca a relucir los “latidos cardiacos irregulares”

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

16 de April de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

En un anuncio inesperado, el basquetbolista estrella de los Brooklyn Nets, LaMarcus Aldridge, de 35 años, anunció en los medios sociales que se retira de la NBA luego de haber experimentado latidos cardiacos irregulares durante su última comparecencia con el equipo, llamándolo “una de las experiencias más aterrantes que jamás he tenido”.

Un latido cardiaco irregular o una arritmia, se refiere a un problema con el ritmo o la tasa de los latidos de su corazón. Eso significa que su corazón late demasiado rápido, demasiado lento o con un patrón irregular. Cuando el corazón late más rápido de lo normal, se le llama taquicardia. Cuando el corazón late demasiado lento, se conoce como bradicardia.

El tipo de arritmia más común es la fibrilación auricular, o AFib, que causa latidos irregulares y rápidos.

Hay muchos factores que pueden afectar el ritmo de su corazón, como haber tenido un ataque cardiaco, fumar, los defectos cardiacos congénitos y el estrés. Algunas sustancias o medicamentos también pueden causar las arritmias. Se estima que unos 12.1 millones de personas en los EE.UU. tendrán fibrilación auricular para el año 2030, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC).

“Durante 15 años, siempre he puesto al baloncesto primero”, escribió el Sr. Aldridge en Twitter. “Y ahora es hora de poner a mi salud y a mi familia primero”. Él añadió que se siente mejor después de su partido final, pero “lo que sentí esa noche en mi corazón fue una de las experiencias más aterrantes que jamás he tenido”. Habiendo dicho eso, he tomado la difícil decisión de retirarme de la NBA”.

Las arritmias no son infrecuentes entre los atletas, afirmó Eli Friedman, M.D., director médico de cardiología deportiva en Miami Cardiac & Vascular Institute.

“Pueden ocurrir entre los atletas al igual que entre la población general”, explica el Dr. Friedman. “De hecho, ciertos tipos de arritmias ocurren más frecuentemente entre los hombres que han participado en deportes de resistencia de alto volumen durante muchos años. Las arritmias pueden hacer a un atleta sentirse ineficiente, cansado, y pueden reducir su desempeño atlético”.

El Sr. Aldridge dice que sintió latidos cardiacos irregulares durante el partido de los Nets contra los Lakers de Los Ángeles el sábado y que su condición empeoró después. “A la mañana siguiente le dije al equipo lo que me estaba ocurriendo y ellos fueron maravillosos llevándome al hospital de inmediato”, escribió Aldridge.

“Ciertos tipos de arritmias pueden ser muy peligrosas para la participación en los deportes y pueden aumentar el riesgo para un paro cardiaco súbito”, afirmó el Dr. Friedman. “Otros no son tan peligrosas para la vida, pero sí pueden impactar el desempeño atlético”.

Aunque la mayoría de los atletas no enfrentarán problemas con su ritmo cardiaco, sí hay algunos casos de fibrilación auricular que ocurren más a menudo entre hombre quienes “participan por años en deportes de resistencia de alto volumen y alta intensidad versus aquellos que no lo hacen”, añade el Dr. Friedman. “Los motivos por los cuales un atleta profesional puede desarrollar una arritmia son complejos e involucran múltiples evaluaciones distintas”.

A lo largo de su carrera de 15 años con la NBA, el Sr. Aldridge fue nombrado a siete equipos all-star y a cinco equipos de la NBA. Él también es uno de sólo 25 jugadores en acumular más de 19,000 puntos y 8,000 rebotes en el transcurso de su carrera.

Las arritmias y las condiciones cardiovasculares pueden ocurrir entre los atletas al igual que entre la población general. Sin embargo, los síntomas de enfermedad cardiovascular pueden ser distintos entre los atletas, según el Dr. Friedman. Estos incluyen, “desempeño atlético reducido, falta de aire desproporcionada o inapropiada, episodios de casi desmayos y otros problemas, mientras aún pueden competir a altos niveles”.

“Por estos motivos, puede resultar un reto encontrar la enfermedad cardiovascular sintomática entre los atletas”, añade él. “Esta población requiere bastante tiempo para sacar a relucir los síntomas, pruebas y exámenes específicos con el conocimiento de que las pruebas cardiacas entre los atletas pueden lucir muy distintas que las de la población general, y planes de tratamiento cuidadosos e individualizados”.

Tags: , ,