El horario de invierno y una mejor salud del sueño

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

7 de November de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

El efecto del fin del “horario de verano” (daylight savings time o DST en inglés), causa un verdadero impacto a medida que oscurece más temprano y se limitan las actividades al aire libre. Y en la mañana, el cambio literalmente sale a relucir con un amanecer más temprano.

El domingo en la mañana, el horario de invierno se hiso oficial a las 2 a.m., y todos obtuvieron esa hora adicional de sueño. Para las personas con trastornos del sueño, ese cambio de una hora puede servir en realidad como otro desarreglo para un trastorno de salud persistente.

No dormir lo suficiente tiene efectos a corto plazo sobre el estado de alerta y la función cognitiva. Pero a largo plazo, la falta de sueño puede provocar problemas de salud importantes.

“Muchas veces, hay que indagar más en el paciente y preguntarle a qué hora se acuesta entre semana y durante los fines de semana, cuánto duerme, y hacerle preguntas sobre la calidad del sueño”, explica Harneet Walia, M.D., directora de medicina del sueño y mejora continua de Miami Cardiac & Vascular Institute. “Así que, esencialmente, los síntomas que hay que reconocer son la somnolencia durante las horas del día, la fatiga, el deterioro de la concentración, no poder trabajar bien, etcétera.”

En un reciente episodio del podcast de Baptist Health sobre la salud del sueño, la Dra. Walia estuvo acompañada por Rachel Rohaidy, M.D., directora de The Recovery Village at Baptist Health South Florida. El anfitrión Jonathan Fialkow. M.D., cardiólogo preventivo y lipidólogo en Miami Cardiac & Vascular Institute estuvo a cargo de las preguntas.

He aquí algunos extractos del podcast:

¿Cómo pueden la nutrición y el ejercicio mejorar los hábitos de sueño?

Dra. Walia:

“Lo primero que hablamos es de mantener una buena higiene del sueño. Y gran parte de esto es la dieta y el ejercicio. Así que a menudo le decimos a la gente que no coman una cena pesada demasiado cerca de la hora de acostarse, que eviten el alcohol cerca de la hora de acostarse. Porque eso puede interrumpir el sueño en la última parte de la noche. Evitar la cafeína después de las horas de la comida porque tiene una vida media larga y puede interrumpir el sueño”.


“Y el ejercicio también es útil para promover un buen sueño. Hay estudios que demuestran que la gente que hace ejercicios y, en particular ejercicios aeróbicos, pueden quedarse dormidos rápidamente y tienen una mejor calidad de sueño. No aconsejamos que hagan ejercicio cerca de la hora de acostarse porque eso puede interrumpir el sueño. Pero la dieta y el ejercicio pueden desempeñar un buen papel”.

¿Pueden hablarnos más acerca del vínculo entre el estrés y el sueño?

Dra. Rohaidy:

“Sabemos que el aumento del estrés, el aumento de la preocupación, puede causar la privación del sueño, ¿verdad? Así que es difícil para nosotros hoy en día desconectarnos del mundo y decir, ‘vamos a dormir ahora’. Así que es muy importante tener esas conversaciones con todos. Hay que hacer tiempo para el sueño. Tenemos todo lo demás regulado. Tenemos nuestros teléfonos conectados a todo.

¿Por qué no poner una pequeña alarma y decir: Okay, es hora de empezar a desconectarse y dormir y desconectarse de ese mundo tan ajetreado? Sabemos que definitivamente hay una relación directa entre la cantidad de estrés y estimulación que recibimos y la privación del sueño”.

¿Cuál es la primera línea de tratamiento para los trastornos del sueño?

Dra. Walia:

“Yo iría a la raíz del problema. ¿Por qué no pueden dormir? Muchas veces hay razones por las que la gente no puede dormir. Puede ser por el estrés o pueden tener trastornos del sueño subyacentes, como la apnea del sueño o el síndrome de las piernas inquietas. Incluso si tienen insomnio puro, que es la dificultad para dormir, la dificultad para conciliar el sueño, mantener el sueño, despertarse temprano en la mañana, a pesar de tener la oportunidad de dormir.

“La primera línea de tratamiento a menudo no son los medicamentos. A menudo es lo que llamamos, terapia cognitiva conductual para el insomnio. Que se centra en la reestructuración de esas emociones negativas o emociones cognitivas que están relacionadas con el sueño. Así que ese es un tratamiento de primera línea. Generalmente no recomendamos tomar medicamentos de venta libre. Estos pueden tener una vida media larga. Pueden permanecer en el cuerpo durante mucho tiempo. Pueden promover la somnolencia y, a su vez, pueden perpetuar los problemas para dormir”.

¿Qué cosas específicas puede hacer una persona para garantizar una mejor calidad y cantidad de sueño?

Dra. Rohaidy:

“Se puede ir al Internet y encontrar 20 cosas distintas que se pueden hacer para mejorar la higiene del sueño. Pero lo que eso realmente significa es simplemente tener una mejor rutina de sueño, ¿verdad? Así que simplemente limpiar el sueño. Alrededor de media hora antes de acostarse, o una hora antes de acostarse, apagar las cosas. Dejar el teléfono, relajarse. Y decirle a su cuerpo: Muy bien, es hora de descansar. Mantengan un horario de sueño. Así que, hay cosas de la vida, ¿verdad? Y muchos de nosotros no podemos necesariamente acostarnos a las 9 de la noche o lo que sea. Mantengan un horario de sueño lo mejor que puedan. Y asegúrense de acostarse a la misma hora, incluso los fines de semana. Y también de levantarse a la misma hora”.

Tags: , ,