El enfriamiento del cuero cabelludo ayuda a prevenir la caída del cabello durante la quimioterapia

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

31 de octubre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La caída del cabello es un efecto secundario común de la quimioterapia que puede tener un impacto significativo en el aspecto psicológico del tratamiento y la recuperación de una paciente con cáncer de seno.

El sistema de enfriamiento del cuero cabelludo es un método que enfría el cuero cabelludo para disminuir las probabilidades de la caída del cabello durante la quimioterapia. El “cooling cap”, como se conoce el gorro que se utiliza durante el método, reduce la absorción de la quimioterapia en los folículos del cabello debido a que la temperatura fría constriñe el flujo de sangre a través de los folículos, ayudando a minimizar la caída del cabello.

“Las pacientes están muy contentas de escuchar que el enfriamiento del cuero cabelludo está siendo ofrecido en Miami Cáncer Institute y que ayudará a disminuir el efecto de la caída del cabello de su tratamiento”, afirmó Joy Oronos, R.N., directora de operaciones clínicas del centro de infusión de Miami Cancer Institute. “Muchas mujeres en el Sur de la Florida han estado esperando por esto”.

Para Laura Klein, la primera paciente en someterse a la terapia con el cooling cap en Miami Cancer Institute, la experiencia no fue tan incómoda como ella pensaba que podría ser.

“Definitivamente es frío; el gorro queda ajustado, pero está bien”, dijo Klein durante su primer tratamiento. “Me alegro de haber elegido tratarme en Miami Cancer Institute con este sistema de enfriamiento. Y todos aquí han sido tan maravillosos, tan atentos, tan serviciales y tan informativos”.

Las pacientes pueden esperar recibir el pre-enfriamiento, que dura entre 30 y 45 minutos, dependiendo de la consistencia de su cabello. Y según el régimen del tratamiento que estén recibiendo, el período de post-enfriamiento varía entre 20 minutos y una hora y media después de la administración de la quimioterapia.

Para prepararse para el tratamiento, las pacientes ven un video en su casa y practican ejercicios de respiración profunda, los cuales las ayudan a relajarse durante el tratamiento.

“Mientras más relajada esté la paciente, mejor tolerará el tratamiento”, afirmó Oronos.

Los efectos secundarios de la terapia con el cool cap pueden incluir nausea, mareos y dolores de cabeza, para los cuales hay medicamentos que pueden aliviarles.

“Mientras que el concepto de los sistemas de enfriamiento ha existido por muchos años, ahora tenemos dispositivos aprobados por la FDA que han demostrado un enfriamiento consistente y la evidencia de que son eficaces”, afirmó Cathy Ollom, R.N., especialista avanzada en enfermería clínica oncológica (AOCNS por sus siglas en inglés) en Miami Cancer Institute, quien educa a los pacientes y al personal de enfermería acerca de las nuevas prácticas de tratamiento.

Con la aprobación inicial para ser utilizado solamente para ciertos tipos de tratamientos de cáncer de seno, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) ha abierto el proceso de aprobación para poder utilizarlo con otros tipos de cáncer.

“Nuestra meta es la de tratar al paciente en su totalidad – tenemos que tratar el cuerpo, la mente y el espíritu”, dijo Ollom. “El impacto emocional de perder el cabello durante el cáncer puede ser devastador. El concepto del cuerpo y la autoestima son parte de la mente y el espíritu”.

Etiquetas: ,