El ejercicio y su salud: Cómo estar en forma le protege contra las enfermedades – incluso la COVID

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

14 de July de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Nuevos estudios han revelado otra ventaja importante de estar físicamente activo o de tomar parte en una rutina regular de ejercicio: Las personas que están en buena forma física tienen menos probabilidades de desarrollar enfermedad severa por causa de la COVID-19. Las investigaciones parecen reforzar nuevos hallazgos que vinculan el ejercicio on un riesgo reducido de enfermarse seriamente de otros virus, tales como el catarro común o la influenza.

El estudio más convincente, publicado en mayo por la revista British Journal of Sports Medicine, repasó los datos de alrededor de 50,000 residentes de California que fueron infectados con COVID-19. Los investigadores encontraron que aquellos que habían estado más físicamente activos antes de contraer la enfermedad tenían las menores probabilidades de ser hospitalizados o de morir como resultado de la COVID-19.

Esos hallazgos parecen estar alineados con la experiencia de los médicos de atención primaria quienes a menudo ven una diferencia clave entre los pacientes que viven vidas sedentarias y aquellos que están activos en varias actividades o que simplemente siguen las directrices estadounidenses mínimas para el ejercicio regular.

“Mientras más físicamente activo usted sea, menos riesgo tendrá de complicaciones y menos riesgo tendrá de hospitalizaciones”, explica Patricia Feito-Fernández, M.D.,  doctora de Baptist Health Primary Care. “Además, su sistema inmunológico funciona mejor y también su rendimiento en términos de su función pulmonar y su función cardiaca”.

El gobierno de los EE.UU. y la American Heart Association recomiendan por lo menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos por semana de actividad aeróbica vigorosa – o una combinación de ambas, preferiblemente a través de la semana. Añada actividades de fortaleza muscular entre moderadas hasta de alta intensidad (como ejercicios de resistencia o pesas) por lo menos dos días por semana, según las directrices. (El 12 de junio es el Día Familiar de la Salud y el Ejercicio.)

Otro estudio reciente encontró que los pacientes con síntomas más duraderos de la COVID-19, conocidos como los “long haulers”, pueden beneficiarse de un programa de ejercicios. El estudio, publicado en la revista Chronic Respiratory Disease, involucró a 30 pacientes. Estos tomaron parte en clases de rehabilitación supervisadas dos veces por semana a través de seis semanas. El programa incluyó ejercicios aeróbicos incluyendo caminar o el uso de una cinta para caminar, y entrenamiento de fortaleza para los brazos y las piernas. La mayoría de los pacientes “demostraron mejoras significativas en su capacidad de ejercicio, síntomas respiratorios, fatiga y cognición”, según dijeron los coautores del estudio.

La Dra. Feito-Fernández ha visto la diferencia que puede hacer el ejercicio. Los pacientes quienes están moderada e intensamente activos – o los que toman parte en niveles de ejercicio leves – “tienen muchas menos complicaciones por causa de la COVID y menos problemas en términos de sufrir a largo plazo como “long haulers” o incluso de hospitalizaciones”.

“Para el paciente que hace ejercicio y que tiene riesgo de contraer COVID o que ha tenido COVID, es definitivamente un gran factor preventivo”, añade la Dra. Feito-Fernández. “Las personas físicamente activas que se contagian con la infección tienen muchas menos complicaciones. Eso es lo que estamos viendo en la comunidad”.

Hay muchos beneficios de hacer ejercicios regularmente, aparte de la COVID, enfatiza la Dra. Feito-Fernández. El ejercicio regular está “integrado dentro de nuestros consejos y guía para pacientes ambulatorios”, dice ella.

“Usualmente decimos que no sólo se trata de COVID”, dice la Dra. Feito-Fernández. “El ejercicio ayuda a nuestro sistema inmunológico a combatir otros virus. Además, tiene beneficios en términos de los sistemas cardiovasculares y pulmonares y para la prevención de las condiciones más serias, tales como la hipertensión, la diabetes y la enfermedad cardiaca”.

Tags: