El ejercicio (inclusive el baile) puede mejorar la salud del cerebro a medida que usted avejenta

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

7 de February de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Una evidencia creciente demuestra que el ejercicio regular, incluyendo las actividades físicas tales como caminar rápidamente, bailar y otras rutinas que muchos adultos mayores pueden hacer, ofrece beneficios para la salud del cerebro.

Los estudios recientes inclusive han demostrado que el ejercicio puede disminuir los síntomas de la demencia al enfocarse en partes del cerebro que decaen con la edad.

En un estudio, los investigadores examinaron a dos grupos de personas con una edad promedio de 68 años. Luego de más de cuatro meses de aprender rutinas de baile, o de hacer entrenamiento de fortaleza y flexibilidad, ambos grupos demostraron un aumento en la región de hipocampo del cerebro – el área asociada con la memoria, según un estudio publicado en la revista Frontiers in Human Neuroscience. Esta además es la parte del cerebro que está mayormente vinculada con el declive relacionado con la edad y afectada por enfermedades tales como la enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer, la cual ahora es la sexta causa principal de muerte en los Estados Unidos, es la causa más común para la demencia. Esta actualmente se espera que afecte a un estimado de 5.5 millones de adultos estadounidenses de 65 años o mayores para el año 2050. Las muertes causadas por la enfermedad de Alzheimer aumentaron por un 55 por ciento desde el 1999 hasta el 2014, según un reporte publicado el año pasado por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).

Los beneficios del baile
Existen muchos beneficios relacionados con tomar clases de baile regularmente que pueden aliviar los síntomas de la demencia, y posiblemente frenar su desarrollo, dice José Vazquez, M.D., doctor de medicina interna con Baptist Health Primary Care.

“El baile ayuda, no solo porque mejora el equilibrio, pero también cuando se aprenden nuevos pasos de baile, eso estimula las partes del cerebro que ayudan con el aprendizaje”, dice el Dr. Vazquez. “Eso también aumenta sus interacciones sociales y todo eso puede ayudar a frenar o a prevenir los síntomas de la demencia o el Alzheimer”.

Las investigaciones previas han demostrado que el ejercicio y la actividad física pueden combatir el declive del cerebro relacionado con la edad, pero pocos estudios hasta hoy han demostrado cuales tipos de ejercicio pueden ser más beneficiosos que otros.

“El ejercicio tiene el efecto beneficioso de frenar o inclusive contrarrestar el declive en la capacidad física y mental relacionada con la edad”, afirmó en un comunicado Kathrin Rehfeld, M.D., autora principal del estudio, basado en el German Center for Neurodegenerative Diseases en Magdeburg, Alemania. “En este estudio demostramos que dos tipos distintos de ejercicio físico (el baile y el entrenamiento de resistencia) ambos aumentan el área del cerebro que se deteriora con la edad.

Mejoraron los problemas de equilibrio
Mientras que el entrenamiento de resistencia – incluyendo caminar rápidamente o trotar moderadamente – ofrece muchos beneficios para el corazón, fue el baile que condujo a los cambios más drásticos del comportamiento en términos de mejoras al equilibrio, escribió la Dra. Rehfeld. Los estudios del comportamiento ya han demostrado evidencia de mejor desempeño en las funciones del equilibrio y la memoria en los bailarines ancianos. El entrenamiento de baile se enfocó en vueltas longitudinales elementales, piruetas, cambios en la gravedad central (COG por sus siglas en inglés), pararse con una sola pierna, saltos y brincos, distintos pasos como chassée, mambo, chá chá chá, grapevine y jazz para retar al sistema de equilibrio”, dice el estudio.

Los problemas de equilibrio y los mareos con una queja común entre millones de estadounidenses. También son una de las razones principales por las cuales las personas mayores de 75 años consultan con sus médicos. Los problemas de equilibrio se pueden mejorar sustancialmente a través de la fisioterapia y el ejercicio.

Un estudio separado, publicado el 30 de mayo en la revista Neurology: Clinical Practice, tuvo conclusiones similares acerca del ejercicio y la salud del cerebro. Basado en las evaluaciones de 98 estudios clínicos aleatorios, los investigadores de Brazil, España y los Estados Unidos encontraron que las personas comenzaron a demostrar algunas mejoras en su función cerebral luego de un mínimo de 52 horas de ejercicio. Sus hallazgos fueron iguales para las personas con deterioro cognitivo, así como también las personas con una función cerebral normal. Los programas de ejercicio evaluados duraron un promedio de seis meses. Los tipos de ejercicio de estos programas incluyeron aérobicos, entrenamiento de resistencia (fortaleza), ejercicios de cuerpo y mente o combinaciones de estas rutinas.

Directrices de ejercicios para los adultos de 65 años y mayores

Si usted tiene 65 años o más, está en buena forma física y no tiene condiciones de salud que le limiten, puede seguir estas directrices para mantenerse en forma, según los CDC:

  • Dos horas y 30 minutos (150 minutos) de actividad aeróbica de intensidad moderada (como caminar rápidamente o rutinas de baile) cada semana y:
  • Actividades para fortalecer los músculos durante dos o más días a la semana que se enfoquen en todos los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *