El eclipse solar: Cómo protegerse los ojos del sol (siempre)

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de agosto de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Nunca mires el sol directamente, tu mamá te lo habrá dicho más de una vez. Y estaba en lo cierto. Esto es también cierto durante el eclipse total o parcial tan largamente anticipado que sucederá este lunes 21 de agosto, después de la 1 p.m.

Cualquiera que se encuentre dentro del “trayecto de totalidad” podrá ver un eclipse solar total. Este trayecto, donde la luna bloqueará al sol por completo, se ubicará desde Salem, Oregón, hasta Charleston, Carolina del Sur. El Sur de la Florida va a experimentar un eclipse solar parcial – un 75 por ciento del efecto total. El último eclipse contiguo, que significa que fue visible en los Estados Unidos, fue el 26 de febrero de 1979. Después del venidero 21 de agosto, este tipo de evento no sucederá de nuevo hasta el 14 de octubre de 2023, según la National Aeronautics and Space Administration (NASA).

El eclipse solar parcial en el sur de la Florida comenzará a la 1:30 p.m. y terminará aproximadamente tres horas después. La NASA informa que “nunca es seguro mirar los rayos del sol directamente – incluso si el sol se encuentra parcialmente oscurecido”. La NASA recomienda el uso de lentes especiales con filtro solar o proyectores hechos de agujeros, si desea ver el eclipse parcial. Amazon dijo el Domingo que había contactado y reembolsado a algunos clientes quienes compraron los lentes para el eclipse en Amazon que “no cumplían con los estándares de la industria”. La American Astronomical Society ofrece una lista de proveedores de filtros solares y visores de buena reputación.

Un eclipse no es un evento común, pero el protegerse los ojos del sol debería ser una acción diaria, señala Keith Skolnick, M.D., oftalmólogo del Baptist Eye Surgery Center en Sunrise.

La retinopatía solar se refiere al daño en el ojo causado por observar el sol directamente en cualquier momento o durante un eclipse. La retina está hecha de un tejido muy delicado y sensible a la luz. La radiación perjudicial proveniente del sol, puede alcanzar el ojo y dañar la retina. Esto quema la retina y destruye las células que te permiten ver. Las células de la retina son sensibles a la luz, lo que ayuda a formar imágenes visuales a través del nervio óptico.

“Con el eclipse, si miras directamente al sol, te puede dañar permanentemente la mácula, la parte central y más importante de la retina”, explica el Dr. Skolnick. “Es básicamente una quemada del sol de la mácula”.

Siempre debes protegerte los ojos de la radiación ultravioleta (UV) del sol, que es además un riesgo mayor para el cáncer de piel. La luz solar es la principal fuente de los rayos UV, razón por la cual los oftalmólogos le insisten a sus pacientes que usen lentes de sol con protección UV al estar en exteriores.

Los rayos solares reflejados de la arena y el agua podrían crear fotoqueratitis, la condición responsable de la ceguera por causa de la nieve. Por lo tanto, para los asiduos a la playa y a las piscinas en el sur de la Florida, se les recomienda utilizar en todo momento lentes de sol con protección UV.

“Les digo a mis pacientes que el color de los lentes no importa, así como el grado  de oscuridad”, dice el Dr. Skolnick. “lo importante es que tus lentes tengan protección contra la radiación UV. Y el costo no debería ser un factor determinante. No tienes por qué gastar tanto dinero en lentes para proteger tus ojos”.

Síntomas de la Retinopatía Solar

Según la American  Academy of Ophthalmology, los síntomas más comunes presentes después de unas horas de exposición, incluyen:

  • Visión borrosa
  • Un punto ciego en tu visión central (en uno o los dos ojos)
  • Dificultad para ver detalles o formas en diferentes objetos
  • Ojos aguados y ardor
  • Ver formas distorsionadas o colores inusuales
  • Incomodidad al ver luces brillantes

Etiquetas: