El Día Mundial de la Columna Vertebral: La pandemia empeora a nuevos niveles los problemas de la espalda baja y el cuello

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

15 de October de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Mucho antes de la pandemia del coronavirus, el dolor de espalda era la segunda causa más común de las visitas al médico después de los catarros comunes. Los problemas con la con la columna cervical (el cuello) y la columna lumbar (la espalda baja) también representaban la condición principal de discapacidad entre los adultos de 60 años y mayores.

Ahora, es tiempo de conmemorar el Día Mundial de la Columna Vertebral, oficialmente el 16 de octubre. La designación tiene el propósito de promover la actividad física, la buena postura, el levantamiento de peso responsable y las condiciones de trabajo saludables. Sin embargo, existe una gran diferencia este año desde el Día Mundial de la Columna Vertebral 2019.


Ronald Tolchin, D.O. director médico del Centro Para la Atención de la Columna Vertebral de Baptist Health Neuroscience Center.

Más de siete meses después del comienzo de la pandemia de la COVID-19 y su aislamiento asociado en la casa, las visitas al médico, debido a los dolores de espalda y de cuello ahora están en aumento. Eso es debido a que la gente se ha puesto sedentaria y están comiendo de más como resultado del aislamiento del coronavirus – incluso a medida que más oficinas y lugares públicos comienzan a abrir sus puertas, explica Ronald Tolchin, D.O. director médico del Centro Para la Atención de la Columna Vertebral de Baptist Health Neuroscience Center.

El Dr. Tolchin señala que la tendencia de ponerse más activo al caminar o trotar alrededor del vecindario – una práctica común al principio de la pandemia – se ha visto reducida significativamente.

Las personas que se encuentran mayormente en sus casas, están permaneciendo sentadas por mucho tiempo, practicando la mala postura, comiendo de más y no haciendo ejercicios de una manera que mejore la salud de la columna vertebral. Los ejercicios de estiramiento y el entrenamiento de resistencia que se enfoca en fortalecer los músculos centrales es ideal para los músculos que forman parte del abdomen y la espalda baja, dice él.

“Mis pacientes están sentados por periodos de tiempo extendidos y sabemos que estar sentados por más de cinco horas verdaderamente aumenta el riesgo para el dolor de la espalda baja”, dijo el Dr. Tolchin. “Estar sentado por demasiado tiempo también aumenta el riesgo para la obesidad, la diabetes y la enfermedad cardiaca. Sin embargo, desde el punto de vista del dolor en la espalda baja, la gente ahora pasa más tiempo sentada y no se están levantando como lo hubieran hecho en su lugar de trabajo al moverse alrededor de la oficina. Así que se quedan sentados por horas y horas”.

Las personas que aún están trabajando desde sus casas pueden optar por las sillas del comedor u otros muebles que no sean tan ergonómicos como las sillas de escritorio. Y luego, añade él, la gente tiende a moverse al sofá más tarde para ver televisión por unas horas más.

Caminar vigorosamente, trotar o montar bicicleta son los ejercicios aeróbicos ideales. Sin embargo, el fortalecer los músculos centrales es esencial para la salud de la columna vertebral. Ejercitar esos músculos centrales puede contribuir a una mejor salud de la columna y ofrecer mejor protección contra el estrés lumbar, las fracturas y otras lesiones serias de la espalda. Cuando estos músculos centrales se contraen, estos estabilizan la columna, la pelvis y la cintura escapular, y crean una base sólida de apoyo. Y eso es importante para realizar las actividades de la vida diaria, no solamente los deportes organizados.

El aislamiento social y el factor del dolor

“Cuando primero comenzó la pandemia de la COVID-19, la gente estaba saliendo”, dice el Dr. Tolchin. “Estaban caminando más, trotando por sus vecindarios, haciendo ejercicios. Con el aislamiento continuado, yo pienso que están haciendo menos de lo que antes hacían. Comenzaron muy bien, pero estoy viendo una rebaja en los ejercicios. Los gimnasios están limitados en términos de sus horas y de sus nuevas restricciones de espacio personal y la gente también puede tener miedo de regresar al gimnasio debido al riesgo de la transmisión del virus”.

El dolor de espalda y de cuello pueden afectar a personas de todas las edades. Sin embargo, las personas mayores de 60 años tienden a tener problemas degenerativos de la columna vertebral que son comunes con el pasar de los años. Además, el aislamiento social por causa de la pandemia está aumentando sus dolores de espalda.

“El aislamiento social realza el factor del dolor” explica el Dr. Tolchin. “Pueden tener cambios degenerativos de los discos o estenosis espinal o muchas de las cosas que encontramos comúnmente entre las personas de tercera edad. Sin embargo, ahora no están saliendo, están aislados socialmente y no están viendo a sus familias – sus familias también pueden tener miedo de ir a visitarlos. Todo esto puede aumentar la ansiedad o la depresión, lo cual puede realzar la experiencia del dolor. Así que se sienten aislados y empiezan a enfocarse en ese dolor. Se empieza a pensar más en ese dolor porque no se está yendo a ningún lugar y no se está socializando con otras personas. El dolor pasa a ser el enfoque principal”.

He aquí los factores de riesgo principales para el dolor de espalda:

La edad. El desgaste de la columna vertebral a través de los años, puede producir condiciones tales como la degeneración de los discos y la estenosis espinal, que producen el dolor de cuello y de espalda. Las personas de 30 a 60 años de edad tienen mayor probabilidad de tener trastornos relacionados con los discos, mientras que las personas mayores de 60 años tienen mayor probabilidad de tener dolor relacionado con la osteoartritis.

La genética. Ciertos tipos de trastornos de la columna vertebral tienen un componente genético, incluyendo la enfermedad degenerativa de los discos.

Los peligros ocupacionales. Cualquier trabajo que requiera doblarse o levantar peso de manera repetitiva tiene una alta incidencia de lesiones en la espalda, como los trabajadores de construcción. Los trabajos que requieren largas horas de estar parado sin tomarse un descanso, o de estar sentado en una silla que no apoya bien la espalda también ponen a las personas en mayor riesgo.

Los estilos de vida sedentarios. La falta de ejercicio regular también aumenta los riesgos para la ocurrencia del dolor en la espalda baja y aumenta la severidad probable del dolor.

El exceso de peso. Tener sobrepeso aumenta el estrés en la espalda baja.

El Dr. Tolchin añade: “En el Día Mundial de la Columna Vertebral, el mensaje es de tratar de estar más conscientes de la postura y del manejo del ejercicio y el peso, y cualquier otra cosa que puedan hacer para mejorar la salud de la columna vertebral.

Tags: ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *