El Día de Alerta de Diabetes: Cómo entender su riesgo, los factores de estilo de vida y la prevención

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de March de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Las cifras son asombrosas: alrededor de 88 millones de adultos estadounidenses, o uno de cada 3, tienen prediabetes, que ocurre cuando el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre de una persona está más alto de lo normal, pero no lo suficientemente alta como para un diagnóstico de diabetes tipo 2.

La prediabetes es una señal de alerta que le da su cuerpo, si usted se hace chequeos regulares con su médico de atención primaria. Otra sorprendente cifra: Más de un 84% de las personas con prediabetes no saben que la tienen, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). Y esa es la estadística más inquietante porque mientras más temprano usted sepa que está en riesgo, más pronto podrá tomar los pasos necesarios para manejar la prediabetes y prevenir un diagnóstico de diabetes tipo 2.

Desafortunadamente, muchos pacientes prediabéticos no entienden la importancia de la nutrición adecuada, el ejercicio regular y el manejo del peso hasta que no son diagnosticados con diabetes tipo 2, explicó Heberto Valdés, M.D., endocrinólogo certificado por la junta con Baptist Health South Florida.

“Estas personas responden en cuanto a las modificaciones al estilo de vida, cuando primero son diagnosticadas”, dice el Dr. Valdés. “Cuando un paciente es diagnosticado con prediabetes, eso a menudo les toma por sorpresa. Entonces dicen, ‘Me voy a empezar a cuidar’. La mayoría de las veces, esos son los pacientes que hacen las modificaciones drásticas necesarias”.

El cuarto martes del mes de marzo ha sido designado como el Día de Alerta de Diabetes por la American Diabetes Association (ADA). Este año, cae el 23 de marzo. La ADA insta a todas las personas a que tomen una prueba en línea y que contesten siete preguntas breves. Al final, a usted se le dará una calificación del 1 al 10 para determinar su nivel de riesgo, con el 10 siendo el más alto. La diabetes afecta alrededor de 34.2 millones de estadounidenses o alrededor de un 10.5 por ciento de la población de los Estados Unidos. Alrededor de 1 de cada cinco adultos viven con diabetes, según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases, parte de los National Institutes of Health.

La insulina permite que el azúcar en la sangre (la glucosa) entre en las células, donde puede ser usada para crear energía. Cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o no puede utilizarla eficazmente, el azúcar se acumula en la sangre. Las personas diagnosticadas con diabetes tienen más riesgo para las serias complicaciones de salud, incluyendo muerte prematura, pérdida de la visión, enfermedad cardiaca, infarto cerebral, insuficiencia renal, e incluso la amputación de los dedos del pie, los pies o las piernas.

La diabetes es una seria enfermedad que a menudo se puede manejar con la actividad física regular, los hábitos alimenticios saludables y el uso adecuado de la insulina y de otros medicamentos para controlar los niveles de azúcar en la sangre, si las modificaciones al estilo de vida no están funcionando.

Aldo Ribeiros Jr., M.D., doctor de medicina interna con Baptist Health Primary Care, dice que él espera que la gente no aplace sus chequeos regulares con su médico de atención primaria, particularmente si una persona está en riesgo para la diabetes.

“El mensaje principal que yo quisiera que la gente entendiera del Día de Alerta de Diabetes es que la detección temprana es la clave para prevenir que la prediabetes no se convierta en diabetes”, explica el Dr. Ribeiros. “Si se implementan los cambios de estilo de vida temprano, la progresión a la diabetes se puede evitar y a su vez esto puede mitigar la abrumante carga clínica y de salud pública que continúa causando esta enfermedad”.

Los niveles de azúcar en la sangre

La American Diabetes Association (ADA) sugiere las siguientes “metas” para la mayoría de las personas adultas no embarazadas con diabetes. Las metas de A1C varían según la edad y el estado de salud del paciente. Además, las metas glicémicas pueden ser más o menos estrictas según la persona. El A1C es un análisis de sangre común que se utiliza para diagnosticar la prediabetes y la diabetes. Esta prueba se puede hacer durante los análisis de sangre regulares ordenados por su médico o por un endocrinólogo para estar al tanto del progreso del paciente en el control de la diabetes.

Las metas sugeridas por la ADA:

  • A1C: Menos de 7% (La A1C también puede ser reportada como eAG: Menos de 154 mg/dL)
  • Antes de una comida (glucosa plasmática preprandial): 80–130 mg/dL
  • 1 a 2 horas después del comienzo de una comida (glucosa plasmática posprandial): Menos de 180 mg/dL

¿Quién está en riesgo para la prediabetes y la diabetes tipo 2?

Si usted tiene estos factores de riesgo, usted puede estar en más alto riesgo que los demás para la prediabetes y la diabetes tipo 2, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades.

  • Usted tiene sobrepeso.
  • Usted tiene 45 años o más.
  • Uno de sus padres o un hermano tiene diabetes tipo 2.
  • Usted está activo físicamente menos de 3 veces por semana.
  • Usted dio a luz a un bebé que pesó más de 9 libras.
  • Usted tuvo diabetes mientras estaba embarazada (diabetes gestacional).

Tags: ,