El “cuello de texto”: Un dolor de crecimiento en nuestra era digital

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

21 de noviembre de 2016


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Hace casi una década desde que llegó el “Smartphone” que conocemos hoy, esa computadora de bolsillo la cual usamos de vez en cuando para hacer llamadas telefónicas. Pero son los constantes mensajes de texto, correos electrónicos y el uso de los medios sociales que está creando una epidemia de adultos con dolor de cuello o de hombro.

Los médicos de atención primaria, los neurólogos y otros especialistas que atienden a pacientes con “cuello de texto” o “text neck” en inglés, dicen que la mayoría de las personas no se dan cuenta del esfuerzo que ponen en su cuello, hombros y en los músculos superiores de la espalda. El cuello de texto o text neck es el término que se usa más a menudo para describir el dolor y el daño causado por estar mirando hacia abajo a un teléfono celular, una tableta o cualquier otro dispositivo utilizado muy frecuentemente o por demasiado tiempo.

“El cuello de texto es una condición que vemos usualmente en las personas más jóvenes entre las edades de 18 a 44 años”, afirmó Ronald Tolchin, D.O. director médico del Baptist Center for Spine Care, parte del Baptist Health Neuroscience Center. “Está casi en proporciones epidémicas”, dijo él.

Un estudio reciento demostró que la cabeza inclinada hacia delante a 45 grados – una posición típica mientras alguien está enviando mensajes de texto – puede ejercer una fuerza en la columna de casi 50 libras.

La gente tiene que evitar el mirar hacia abajo con la cabeza inclinada hacia delante por períodos de tiempo extendidos, pero a menudo no se percatan de esto hasta que no sienten dolor o rigidez en el cuello o en los hombros.

Casi un 80 por ciento de estos adultos tienen dolor en el cuello en algún momento debido a estar mirando hacia abajo a sus smartphones o dispositivos electrónicos, dijo el Dr. Tolchin. A veces, resalta el Dr. Tolchin, están mandando textos o mirando a su dispositivo por períodos de dos a cuatro horas cada día – además de cualquier otro trabajo que hagan en la computadora o sentados en un escritorio o en una estación de trabajo.

“Están mirando sus teléfonos con el cuello inclinado hacia delante a casi 60 grados y están mirando hacia abajo todo el tiempo”, dijo el Dr. Tolchin. “Y cuando menos se lo esperan, tienen dolor de cuello. Los pacientes que se quejan de “cuello de texto” usualmente tienen dolor en la parte de atrás del cuello y hacia abajo hasta los hombros”.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *