Él comenzó a hacer ejercicios 3 semanas después de una cirugía de corazón abierto: ‘Me siento verdaderamente agradecido’

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

26 de noviembre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Sin tener síntoma alguno, Antonios Chondros sufría de una condición cardiaca que le necesitó una operación de corazón abierto en Miami Cardiac & Vascular Institute. Listo para resumir su vida normal, está muy contento de haber participado en el Heart Walk 2018 de la American Heart Asociation (AHA), a sólo dos meses del procedimiento cardiaco que le cambió la vida.

“Me siento muy emocionado de estar en el Heart Walk…siento que puedo contribuir a la comunidad”, dijo él. “Puedo apoyar a las otras personas que se someterán a cirugías. Puedo regar la voz de que esto no es algo sumamente difícil”.

Hace años, uno de los cardiólogos del Sr. Chondros descubrió que tenía un soplo del corazón y una válvula aórtica bicúspide (BAV por sus siglas en inglés) que también le estaba causando un aneurisma de la aorta. La BAV es una válvula aórtica que solo tiene dos hojas en lugar de tres. La válvula aórtica es una de cuatro válvulas que regulan el flujo de sangre a través del corazón. La condición del Sr. Chondros evolucionó hasta el punto de necesitar una cirugía de corazón abierto.

El procedimiento fue realizado por Allan S. Stewart, M.D. (que aparece en la foto de arriba con el Sr. Chondros), jefe de cirugía cardiaca en Miami Cardiac & Vascular Institute. El Sr. Chondros dijo que el Dr. Stewart fue el único médico que le dijo que su válvula cardiaca podía ser reparada.

Él recuerda lo que lo dijo el Dr. Stewart: “No hay motivo para un reemplazo o para una válvula metálica o una válvula de tejido. Yo puedo arreglarle la válvula. Repararemos el aneurisma”. Eso le dio al Sr. Chondros la confianza que él necesitaba. “Desde que lo conocí (al Dr. Stewart), me dije: Él es el que es. Me lo voy a hacer con él”.

El Sr. Chondros siempre ha disfrutado de los ejercicios y le encanta jugar tenis. Pero por el pasado año y medio, todas estas actividades le habían estado prohibidas por sus médicos. Sólo tres semanas después de su procedimiento de corazón abierto, comenzó a ir al gimnasio. “Me siento muy agradecido de que ahora puedo volver a la vida que tenía unos años atrás”, dice él. “Eso me hace sentir muy bien”.

El Sr. Chondros asistió al Miami Heart Walk 2018 con su esposa e hijo para ayudar a recaudar fondos para las enfermedades cardiovasculares. “Hace dos meses de la cirugía y es fantástico que me siento normal nuevamente”.

“La enfermedad cardiaca es el asesino número 1 de los estadounidenses”, afirmó Marcus St. John, M.D. , cardiólogo intervencionista y director médico del Laboratorio de Cateterismo Cardiaco de en Miami Cardiac & Vascular Institute en Baptist Hospital of Miami, y el campeón para Baptist Health del Heart Walk. “Al igual que la AHA, Miami Cardiac & Vascular Institute, el cual es un Centro de Excelencia de Baptist Health South Florida, está dedicado a erradicar las enfermedades cardiacas y vasculares a través de esfuerzos como éste”.

Los aneurismas aórticos fueron la causa primaria de 9,863 muertes en los EE.UU. en el 2014, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés). La condición se puede describir como un bulto en la aorta parecido a un balón. La aorta es la arteria principal que lleva la sangre desde el corazón a través del pecho y el torso.

Las señales y los síntomas de un aneurisma torácico pueden incluir:

  • Dolor punzante y repentino en el pecho o la espalda superior
  • Falta de aire
  • Dificultas para respirar o para tragar

Los factores de riesgo para los aneurismas aórticos incluyen:

  • Presión alta
  • Colesterol alto
  • Arterioesclerosis (arterias endurecidas)
  • Fumar

Una vez más, Miami Cardiac & Vascular Institute fue patrocinador principal del Heart Walk. La American Heart Association fijó la meta de recaudar $575,000 en el 2018. La meta para el año 2020 es la de mejorar la salud cardiovascular de todos los estadounidenses por un 20 por ciento, mientras se reducen las muertes debido a la enfermedad cardiovascular y a los infartos cerebrales por un 20 por ciento.

Etiquetas: ,