El Carcinoma de Células Merkel: Un tipo distinto de cáncer de la piel

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

21 de marzo de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

El Carcinoma de Células Merkel es un tipo raro de cáncer de la piel que está siendo diagnosticado más a menudo entre la población. La cifra de casos de Carcinoma de Células Merkel (CCM) diagnosticados entre el año 2000 y el 2013 aumentó por un 95 por ciento según un nuevo estudio publicado en la edición de este mes de la revista Journal of the American Academy of Dermatology.

“Este tipo de cáncer de la piel es bastante raro, y usualmente ocurre en las personas mayores caucásicas”, afirmó Ramon Jimenez, M.D., jefe de cirugía de melanoma en Miami Cancer Institute. “Las personas que son inmunosuprimidas, como los pacientes de trasplantes y los pacientes con VIH, también están en riesgo para el Carcinoma de Células Merkel. Además, las personas con linfoma o con cánceres del sistema linfático también son más susceptibles a este tipo tan raro de cáncer”.

Alrededor de 1,500 casos de CCM son diagnosticados cada año en los Estados Unidos, y alrededor de un 70 por ciento de las personas que son diagnosticadas son mayores de 70 años, dice la American Cancer Society (ACS). La Sociedad señala que las mejores pruebas de diagnóstico, las personas que viven más tiempo y están más expuestas al sol y las personas con sistemas inmunológicos debilitados representan los motivos más probables para este aumento.

“Mientras que el CCM puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, el área más común, donde aparecen alrededor de la mitad de los casos, es en el área de la cabeza y el cuello”, dice el Dr. Jimenez. “Las partes de la cara, las orejas, el cuello y las extremidades superiores son las más susceptibles, así como también el cuero cabelludo en los hombres calvos”.

El CCM aparece como un nódulo sólido y redondo localizado debajo de la piel. Estos nódulos no causan dolor pero sí son evidentes y distintos a la piel que los rodea. Son usualmente carnosos y bien circunscritos y pueden tener coloración roja o púrpura, según el Dr. Jimenez.

Diferencias entre el Carcinoma de Células Merkel y el Melanoma

“Aunque el CCM es un tipo de cáncer de la piel, es bastante distinto al melanoma”, dice el Dr. Jimenez. “El CCM se desarrolla en las células neuroendocrinas, las cuales luego se convierten en tumores de la piel. También se conocen como “tumores de células pequeñas azules” y a veces están relacionados con el tipo de tumores que se encuentran en ciertos casos difíciles de cáncer de pulmón”.

Mientras que hay menos de 2,000 casos de CCM diagnosticados anualmente, más de 95,000 casos de melanoma son diagnosticados cada año. La diferencia principal entre los dos tipos de enfermedades es que el CCM es un tipo de tumor neuroendocrino, lo cual significa que sus células comparten rasgos con las células que normalmente fabrican hormonas en el cuerpo. El Melanoma comienza en las células de la piel que producen pigmento conocidas como melanocitos. El CCM afecta mayormente a las personas de tercera edad; el melanoma es diagnosticado más frecuentemente en las personas entre 20 y 30 años, según la ACS.

“Cuando vemos un tipo de cáncer que normalmente se desarrolla entre las personas mayores, eso nos dice que la causa es probablemente de naturaleza ambiental”, dijo el Dr. Jimenez. “No se ha demostrado que el CCM tenga orígenes genéticos, así que la causa más notable es la exposición al sol y a sus dañinos rayos ultravioleta (UV). Además en algunos casos, se ha identificado un virus que está vinculado con el CCM”.

El Dr. Jimenez dice que la mayoría de los pacientes con CCM son diagnosticados en la etapa 1 de la enfermedad, cuando el tamaño del nódulo es de menos de 2 centímetros. La etapa 2 de la enfermedad describe tumores más grandes de 2 centímetros pero aún localizados. En alrededor de un 25 por ciento de los casos de CCM recién diagnosticados, la enfermedad ya se ha regado a los nódulos linfáticos que rodean al tumor, lo cual lo clasifica como etapa 3.

El tratamiento para el Carcinoma de Células Merkel

El tratamiento para el CCM es usualmente una simple cirugía para extirpar el tumor, según explica el Dr. Jimenez. El cirujano remueve entre 1 y 2 centímetros de tejido alrededor del nódulo durante el procedimiento. Si el CCM se ha regado a los nódulos linfáticos, el cirujano también hará una biopsia de los nódulos linfáticos afectados.

“No todos los Carcinomas de Células Merkel tienen la capacidad de regarse”, dijo el Dr. Jimenez, señalando que casi un 70 por ciento permanecen en su lugar.
“Si los resultados de la biopsia demuestran cualquier característica adversa, como las células moviéndose hacia los vasos sanguíneos, también se recomienda administrar radiación al sitio del tumor”, dice el Dr. Jimenez. “La radiación es una terapia eficaz ya que los Carcinomas de Células Merkel son sensibles a la radiación”.

Alrededor de un 10 por ciento de los casos de CCM son diagnosticados en una etapa avanzada en la cual las células Merkel se han metastatizado y han llegado a otros órganos tales como el hígado o los riñones. El Dr. Jimenez dice que estos pacientes son referidos usualmente a un oncólogo médico para recibir tratamiento sistemático a base que quimioterapia. Y para algunos pacientes que son bastante ancianos, la radiación es el tratamiento principal.

“Estamos muy complacidos con las nuevas opciones que ahora existen para tratar los tumores neuroendocrinos como el Carcinoma de Células Merkel y algunos tipos de cáncer de pulmón y del páncreas”, dijo el Dr. Jimenez. “Una combinación de radiación y de terapia hormonal se recomienda para suprimir estos tumores”.

Él también añade: “La inmunoterapia también es algo muy prometedor. Primero se había encontrado que era eficaz para tratar el melanoma hace 30 o 40 años, pero ahora existe una explosión de nuevas inmunoterapias que se han comprobado tener una ‘respuesta total’ al tratamiento, como el que fue usado para tratar el cáncer del hígado y del cerebro del Presidente Jimmy Carter”.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *