El alcohol durante la cuarentena: Los expertos advierten en contra de tener demasiados “happy hours” virtuales

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de May de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Con bebidas como el Cuarentini, muchas personas están brindando por sus amigos y colegas, y combatiendo el estrés de la COVID-19 a través de los “happy hours” virtuales. Esto puede parecer una diversión inocente, pero los médicos advierten que acudir al alcohol – ya sea para escaparse o para sentirse mejor – puede llevar a una variedad de problemas físicos y mentales, incluyendo la dependencia al alcohol y la depresión.

“La socialización a través de los “happy hours” por Zoom puede ser algo divertido y beneficioso”, dijo Jonathan Fialkow, M.D., director médico auxiliar, jefe de cardiología y lipidólogo certificado en Miami Cardiac & Vascular Institute. “La inquietud, sin embargo, puede incluir un sentido de presión de beber más de uno o dos tragos. Y la diversión puede ser pasajera”.

Típicamente, el consumo de alcohol aumenta durante las épocas festivas y los momentos de crisis. Durante la pandemia de la COVID-19, los pedidos de alcohol por internet han aumentado por casi un 30 por ciento, y las entregas de alcohol al carro afuera de las tiendas y los kits de bebidas para llevar hacen fácil que la gente pueda disfrutar su cerveza, vino o coctel favorito en su casa, en aislamiento, o con grupos de amigos en reuniones virtuales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado que es mejor evitar el alcohol por completo durante la pandemia, ya que puede debilitar su sistema inmunológico y hasta puede aumentar su riesgo para el síndrome de dificultad respiratoria aguda (ARDS por sus siglas en inglés), una de las causas principales de muerte debido a la COVID-19. Además, también señalan que el alcohol puede afectar el pensamiento y llevar a los comportamientos riesgosos, afectar negativamente cada órgano del cuerpo y que está vinculado con la violencia.

Si usted elije tomar alcohol, tenga cuidado. Un estudio por el British Medical Journal demostró que entre el 1999 y el 2016, la tasa de muerte de los adultos jóvenes entre las edades de 25 a 34 años debido a la enfermedad hepática relacionada con el alcohol se triplicó. Las muertes relacionadas con el alcohol son la tercera causa principal de muerte prevenible en los Estados Unidos, matando alrededor de 85,000 personas cada año, según los National Institutes of Health.

Incluso entre las personas saludables, “el alcohol puede tener efectos nocivos”, dijo el Dr. Fialkow. “Puede causar trastornos del sueño, aumentar la presión sanguínea y los niveles de azúcar en la sangre, y causar consecuencias negativas de salud a largo plazo”. También se sabe que el alcohol es un factor de riesgo para ciertos tipos de cáncer, y para las mujeres embarazadas, puede hacerle daño al feto. El alcohol no destruye el coronavirus.

Existe mucho debate acerca de lo que se considera una cantidad de alcohol saludable. Algunas organizaciones, como la OMS, dicen que ninguna cantidad es segura. El Dr. Fialkow dice que una regla general es de no más de 1 a 3 tragos diarios (o menos de 7 tragos a la semana) para las mujeres y 1 a 4 tragos diarios (o menos de 14 tragos a la semana) para los hombres. Cualquier cantidad por arriba de esto es considerada un uso excesivo del alcohol. “No debe permitirse más alcohol durante una crisis de lo que fuera permitido en las situaciones sociales de beber”, dijo él.

Las personas con tendencias adictivas tienen que estar especialmente conscientes. “Conózcase usted mismo. Si usted tiene un historial familiar o personal de abuso del alcohol, no beba”, dijo el Dr. Fialkow. “Si usted siente que tiene antojos de alcohol o que lo desea durante el día, no beba y busque ayuda si fuera necesario”.

A medida que continúa la pandemia de la COVID-19, muchos programas de adicción, grupos de apoyo y centros de crisis de salud mental está reportando un aumento en las llamadas. Si usted piensa que puede tener un problema, hable con su médico de atención primaria o con otro profesional de la salud y/o comuníquese con una de las líneas telefónicas de emergencia.

Las maneras saludables de lidiar con el estrés incluyen seguir una rutina, hacer ejercicios diariamente, caminar en exteriores, comer alimentos saludables y naturales y dormir lo suficiente.

Tags: ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *