eICU: Mejorando la Atención y Reconfortando a Los Pacientes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

14 de May de 2013


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Cuando Baptist Health adquirió la tecnología eICU para establecer el monitoreo remoto centralizado de los pacientes críticamente enfermos, era el primer sistema hospitalario que lo hacía en el sureste de la nación.

Eso fue en 2005, cuando estas inversiones de muchos millones de dólares en telemedicina estaban comenzando a aparecer en el país.

Lo que siguió fue el avance del potencial del eICU en Baptist Hospital para mejorar la atención a los pacientes las 24 horas del día.

Ocho años más tarde, Baptist Health es aun el único sistema en la región con un centro de comando remoto atendido por enfermeros y médicos especialistas en cuidados críticos que monitorean completamente a los pacientes las 24 horas al día.

eICU también ha expandido su funcionalidad y ahora también monitorea algunas unidades de “cuidados progresivos”, que es algo que muchos sistemas como éste no hacen en el país. Además, hay cinco unidades móviles situadas dentro de los departamentos de emergencia que se usan para apoyar la atención de pacientes que podrían necesitar atención en ICU pero están esperando ser ingresados en la misma. Los pacientes de atención progresiva no necesitan “cuidados intensivos”, pero sí requieren más supervisión de enfermería que la que usualmente se brinda en las unidades estándar de enfermería en los hospitales.

Antes de aumentar la capacidad de cualquier sistema, la tecnología de atención médica requiere el análisis de su efectividad real. En 2012, un estudio de observación de tres años del eICU en Baptist Health fue publicado en la revista Critical Care Medicine.

Los resultados descubrieron que la dedicación de Baptist Health a su eICU ha comprobado su valor. El estudio fue completo. Incluyó la revisión de records de 24,656 pacientes adultos de eICU. Los resultados del estudio mostraron una disminución del 14 por ciento en la estadía en el hospital ajustada de acuerdo a la gravedad; un 13 por ciento en la disminución del tiempo de estadía en la UCI (unidad de cuidados intensivos); y una reducción de 23 por ciento en el riesgo relativo de muerte en el hospital después de la implementación de la tele-ICU si se compara con antes de la implementación de la misma.

El estudio fue más allá de estadísticas y números. También hubo encuestas a pacientes y familiares para medir su percepción de la experiencia con eICU. Las encuestas encontraron que los pacientes y familiares tuvieron una sensación más fuerte de “que les estaban observando” y que se les trataba como una persona individual, después que el personal junto a la cama les explicó las características y beneficios del eICU y les mostró la cámara, los altoparlantes, micrófonos y el botón de alerta. El estudio sirvió no solamente como una mirada al pasado y presente, sino como una guía para mejorar la experiencia de eICU.

Cuando eICU se comenzó a utilizar hace ocho años, los monitores en el centro de comando eICU a millas de distancia de los hospitales enviaban las señales en una dirección, lo cual quiere decir que el personal de eICU podía monitorear al paciente pero no había forma de que el paciente viera al personal de eICU. Ya no es así.

“Todas las habitaciones con instalación y nuestros seis carts móviles ahora usan video bidireccional”, dijo Beth Willmitch, directora de operaciones del eICU. “Podemos ver al paciente y el paciente puede ver quién está mirándole o hablándole. Como seguimiento estamos nuevamente encuestando a pacientes, familiares y personal para asegurar que seguimos cumpliendo con su percepción de que se les atiende”.

El video bidireccional se interpreta como una forma de aumentar la comodidad del nivel de los pacientes y familiares, dijo Willmitch.

Los programas eICU han evolucionado del concepto original que era usar la última tecnología para aumentar el limitado número de médicos que tratan pacientes de cuidados intensivos. Son ahora un sistema de monitoreo mucho más completo con equipos de médicos, enfermeros y farmacéuticos todos parte de un modelo de atención total.

“Mientras que la tecnología y uso de estos tipos de programas avanza, estos cambios crean oportunidades para mejorar la experiencia de atención y los resultados de pacientes y familiares”, dijo Willmitch.

Tags:


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *