Desviador de circulación: encontrando un nuevo enfoque para los aneurismas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de May de 2014


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Un aneurisma es un área protuberante y débil en la pared de una arteria, que resulta en una apertura o abultamiento anormal. Descubrir y tratar esta condición son importantes para evitar que el aneurisma se rompa.

Un nuevo dispositivo llamado un “desviador de circulación” está siendo utilizado por los médicos en el Baptist Health Neuroscience Center para tratar aneurismas que no se han roto con un enfoque innovador.

La estrategia es un cambio de los métodos más tradicionales de utilizar mallas endovasculares o espirales, procedimientos directamente enfocados en el aneurisma en sí mismo. Con el llamado “dispositivo tubería” (Pipeline Device) — uno de los tipos de desviador de circulación – esencialmente se reconstruye el principal vaso sanguíneo devolviendo la circulación natural de la sangre.

Este desviador de circulación es realmente una malla endovascular (estent) construido con una malla más densa que los tubos pequeños tradicionales utilizados para devolver la circulación de sangre en las arterias estrechas o débiles. El Pipeline Device es una malla cilíndrica trenzada. Y es el primer desviador de circulación aprobado por la U.S. Food and Drug Administration.

Durante el procedimiento de desvío de circulación – se desliza un micro catéter más allá del aneurisma. Entonces, el dispositivo que desvía la circulación se implementa a través del cuello del aneurisma en el “vaso sanguíneo principal” donde está presente el aneurisma.

La desviación de la circulación elimina la necesidad de entrar en el aneurisma durante la cirugía, que, de acuerdo con los expertos médicos, es la parte más peligrosa del tratamiento endovascular de los aneurismas. El riesgo de que se rompa durante la cirugía se disminuye mucho al no colocar un dispositivo dentro del aneurisma.

Los neuroradiólogos intervencionistas Dres. Guilherme Dabus e Italo Linfante, son los supervisores designados, brindando información y guía sobre el complicado procedimiento de colocar un desviador en pacientes con aneurismas cerebrales grandes o de cuello ancho. Dabus ha viajado por todos los Estados Unidos como supervisor, mostrando a otros médicos cómo hacer el procedimiento El Dr. Linfante también es supervisor para el Pipeline Device y ha asistido al Dr. Ajay Wakhloo, inventor de otro desviador de circulación en desarrollo llamado Surpass.

El instituto: Líder en el uso de desviaciones de circulación
Dabus y Linfante han participado en más de 50 de estos procedimientos usando el desviador de circulación durante los últimos dos años en el Baptist Health Neuroscience Center.

Por ahora, el desviador de circulación se usa en un porcentaje relativamente bajo de casos de aneurismas no rotos.

Pero sus beneficios resultarán en el desarrollo de dispositivos similares para tratar una amplia gama de aneurismas más pequeños, dicen Linfante y Dabus. El Pipeline Device lo cubre todo, que significa que no requiere procedimientos adicionales, mejorando la recuperación de los pacientes de aneurisma.

“La idea del Pipeline Device es desviar la circulación de sangre lejos del aneurisma y al vaso sanguíneo principal”, dice el Dr. Guilherme Dabus, director médico del Programa de Fellowship en Neuroradiología Intervencionista en el Baptist Health Neuroscience Center. “Esto desacelera la circulación al aneurisma y entonces, idealmente, nuevas células cubrirán el estent y ocluirán el aneurisma para siempre”.

La mayoría de los aneurismas que no se han roto se descubren de forma casual durante un examen con imágenes del cerebro, como un MRI o escán TC.

“Aquí tenemos una filosofía completamente diferente de tratar la arteria en lugar del aneurisma”, dice el Dr. Italo Linfante, director médico de Neuroradiología Intervencionista en el  Baptist Health Neuroscience Center. “El desviador de circulación es una buena herramienta que no reemplazar el uso de espirales para rupturas u otros esténts, pero su uso aumentará y se ampliará para aneurismas más pequeños”.

A alguien con una historia familiar de aneurismas cerebrales se le recomendaría hacerse una detección, dicen los expertos. Además, algunos serían provocados por el comienzo de otros síntomas neurológicos. Los síntomas pueden ser mínimos u oscilar de dolores de cabeza, mareos o dolor en el ojo, hasta visión borrosa y convulsiones.

Verdades sobre los aneurisma de la American Stroke Association

¿Qué es un aneurisma cerebral?
Un aneurisma es un área débil en el vaso sanguíneo que usualmente crece. Con frecuencia se le describe como un “globo” en el vaso sanguíneo. Las personas no nacen con aneurismas. La mayoría ocurren después de los 40 años. Los aneurismas generalmente se desarrollar en puntos donde se extiende una rama en las arterias y usualmente lo causa la presión constante de la circulación de sangre.

¿Qué tan comunes son los aneurismas?

  • Cerca de 1.5 a 5 por ciento de la población general tiene o tendrá un aneurisma cerebral.
  • Cerca de 3 millones a 5 millones de personas en los Estados Unidos tienen aneurismas cerebrales, la mayoría no produce ningún síntoma.
  • Entre el 0.5 y 3 por ciento de las personas con aneurismas cerebrales puede sufrir de sangrado.
  • Los aneurismas cerebrales varían en tamaño, forma y ubicación.  

  • Los aneurismas pequeños tienen menos de 5 mm (1/4 pulgada
  • Los aneurismas medianos miden 6–15 mm (1/4 a 3/4 pulgada).
  • Los aneurismas grandes tienen 16–25 mm (3/4 a 1 1/4 pulgada).
  • Los aneurismas gigantes son mayores de 25 mm (1 1/4 pulgada).
  • Imagen: Un aneurisma se ve “inflándose” en la imagen a la izquierda. A la derecha, el mismo paciente después de haberle colocado un desviador, esencialmente reconstruyendo el vaso de sangre principal y devolviendo la circulación de sangre normal.  

    Etiquetas: ,


    There are no comments

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *