Destruyendo un tumor de hígado con ondas de sonido: Baptist Health es el primero en el Sur de Florida en utilizar la tecnología no invasiva en un ensayo clínico

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

7 de December de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Un hombre de 72 años diagnosticado con cáncer de hígado ha sido el primer paciente del Sur de Florida al que se le ha destruido el tumor por medio de un ultrasonido enfocado que emite ondas de sonido. La tecnología no invasiva, llamada histotripsia, puede sonar un poco a ciencia ficción.

Sin embargo, se está convirtiendo en una realidad gracias al ensayo #HOPE4LIVER, en el que participan Miami Cardiac & Vascular Institute y Miami Cancer Institute, ambos parte de Baptist Health, inscribiendo a pacientes que tienen tumores de hígado y son candidatos para la histotripsia. Baptist Health es uno de ocho centros que participan en el estudio a nivel nacional, encabezado por Govindarajan Narayanan, M.D., jefe de oncología intervencionista de Miami Cancer Institute e investigador principal del ensayo #HOPE4LIVER.

La histotripsia es la primera técnica guiada por imagen que utiliza ondas de sonido pulsadas para tratar un tejido, como un tumor, de forma totalmente no invasiva, sin calentar y sin utilizar radiación ionizante. La tecnología aún no cuenta con la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA). Pero el ensayo es un paso crucial para obtener la aprobación final de la FDA.

“Es un tratamiento completamente no invasivo y esa es realmente la belleza del mismo”, explica Ripal Gandhi, M.D., oncólogo intervencionista de Miami Cancer Institute y radiólogo intervencionista vascular de Miami Cardiac & Vascular Institute, que es co-investigador de Baptist Health para el ensayo #HOPE4LIVER. “Entonces, tenemos una sonda de ultrasonido, que se coloca sobre el paciente, pero no hay agujas – no hay nada invasivo. Y se utiliza este ultrasonido enfocado para destruir mecánicamente el tumor. Y esa es realmente la belleza”.

El procedimiento fue un éxito total. El Dr. Gandhi dirigió al equipo que llevó a cabo el procedimiento, que incluyó a Constantino Pena, M.D., radiólogo intervencionista y Director Médico de Imágenes Vasculares de Miami Cardiac & Vascular Institute, y Brian Shiro, M.D., radiólogo vascular/intervencionista de Miami Cardiac & Vascular Institute.

“Habían hecho una resonancia magnética antes del procedimiento, pero parte del protocolo consiste en hacer otra resonancia magnética dentro de las 36 horas después del procedimiento”, dijo el Dr. Gandhi. “Así que hicimos una resonancia magnética al día siguiente y la resonancia no muestra ninguna evidencia de enfermedad viable, parece completamente destruida”.

Hay muchas esperanzas de que esta técnica pueda ayudar a destruir tumores cancerosos en otros órganos, dice el Dr. Gandhi. Pero si tiene éxito sólo con los tumores de hígado, sería un avance significativo para muchos pacientes con cáncer. Esto se debe a que las tasas de cáncer de hígado están aumentando en Estados Unidos. Y, aparte de los ganglios linfáticos, el hígado es la localización más común para el cáncer metastásico, es decir, del cáncer que se ha extendido desde otra parte del cuerpo.

“Este tratamiento no es sólo para el cáncer de hígado primario, también se utiliza para tratar el cáncer de hígado metastásico, que puede proceder de cualquier parte del cuerpo”, explica el Dr. Gandhi. “Puede proceder del cáncer de colon, del cáncer de seno o de cualquier otro órgano. Y cuando se habla de enfermedad metastásica, el hígado es el segundo sitio más común de enfermedad metastásica”.

La histotripsia, desarrollada por HistoSonics, se originó con los científicos especializados en ultrasonidos de la Universidad de Michigan que trabajaban en una posible alternativa no invasiva para ciertas intervenciones quirúrgicas.

HistoSonics ha trabajado con la FDA durante más de tres años en el desarrollo de datos clínicos previos al estudio. La FDA ha concedido a la empresa la designación de dispositivo innovador para su nueva plataforma terapéutica, lo que permite avanzar en el ensayo #HOPE4LIVER. 

Sólo un 25% de los pacientes con tumores hepáticos son candidatos para la resección quirúrgica debido a la presencia de múltiples tumores, a la mala función hepática subyacente o a problemas de salud generales que limitan el prospecto de la cirugía. En el caso del paciente de Baptist Health, el Dr. Gandhi explica que podría haberse sometido a un procedimiento de ablación percutánea.

El procedimiento de ablación consiste en “introducir agujas directamente en el tumor y quemarlo, dijo él. “Y siempre hay un riesgo de hemorragia, esa es una de las complicaciones potenciales, aunque el riesgo es bajo, es algo que puede ocurrir”, dijo el Dr. Gandhi.

Las ventajas de la histotripsia incluyen una recuperación más rápida para el paciente. Para los médicos, el procedimiento está conectado a un gran monitor de computadora desde el que pueden supervisar la destrucción del tejido bajo visualización y control continuos en tiempo real. Un brazo robótico se encarga de emitir las ondas de sonido pulsadas.

Esencialmente, las ondas de sonido crean burbujas microscópicas dentro de las células del tumor, lo que hace que éstas se revienten y mueran. Cualquier “resto” que pueda quedar es absorbido gradualmente y eliminado por los procesos normales del organismo. Aunque existe la esperanza de que la tecnología pueda ampliarse a otros tumores cancerosos, hay muchos pacientes que pueden beneficiarse de su función actual de enfocarse al hígado.

Explica el Dr. Gandhi: “Esta tecnología tiene el potencial de influir positivamente en muchos pacientes porque hay muchos pacientes que tienen cáncer, que puede estar en cualquier parte del cuerpo, pero que en algún momento puede afectar al hígado”.

Tags: