Datos sorprendentes acerca de la deshidratación, el golpe de calor y la insolación

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

19 de julio de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Vivir en el Sur de la Florida crea muchos expertos autodenominados en el índice de calor, las temperaturas peligrosas y las enfermedades relacionadas con el calor tales como la deshidratación, golpe de calor y la insolación. Sin embargo, algunos datos acerca de las reacciones de nuestros cuerpos al clima caluroso pueden sorprender hasta a los más “expertos” entre nosotros.

A medida que se acerca la temporada alta de calor de verano, un verdadero experto en enfermedades relacionadas con el calor, Gabriel Solti-Grasz, M.D., de Baptist Health Primary Care explica que lo que usted puede pensar que sabe acerca de los efectos de las altas temperaturas y de la humedad en el cuerpo, puede que no sea suficiente como para prevenir una peligrosa crisis de salud.

“Una insolación es el final de la historia”, dijo el Dr. Solti-Grasz. “El comienzo de la historia es cuando podemos prevenir una situación grave”.

Cómo prevenir la deshidratación

El Dr. Solti-Grasz dice que prevenir la deshidratación es la clave y que existe una simple solución para eso – se llama H2O.

“A menudo la gente no toma agua ni líquidos hasta que comienzan a sentir sed”, dijo él. “Pero la sed es una indicación de que el proceso de deshidratación ha comenzado”.

El Dr. Solti-Grasz recomienda tomar agua antes de salir al calor y seguir tomando agua regularmente durante todo el tiempo que se encuentra afuera. Si está haciendo ejercicios en el calor, él recomienda tomar una bebida deportiva con electrolitos para reabastecer los nutrientes, tales como la sal y el potasio. Estos, dice él, se pierden rápidamente con el esfuerzo en las altas temperaturas o cuando hay mucha humedad. Los electrolitos ayudan al cuerpo a funcionar adecuadamente, incluyendo la regulación del ritmo cardiaco y mantener una temperatura corporal saludable.

Él también señala que la deshidratación y la progresión subsiguiente a la insolación puede ocurrir cuando no hay demasiado calor, si usted no está reabasteciendo sus líquidos regularmente.

“Cuando ya se comienzan a sentir los síntomas, es demasiado tarde para la prevención y usted debe cambiar al reabastecimiento y la recuperación”, dijo él.

Señales de deshidratación

• Sed – tan pronto como usted comience a sentir sed, debe saber que ha comenzado el proceso de la deshidratación.
• Disminución en la orina – Si usted no tiene ganas de orinar cuando está expuesto al calor, tiene que aumentar su consumo de líquidos.
• Dolor de cabeza – Una vez que le comience un dolor de cabeza, usted probablemente esté entrando en la próxima fase de una enfermedad relacionada con el calor – el golpe de calor.

Con cualquiera de estas señales, o con cualquier malestar general mientras se está en el calor o durante el ejercicio, el Dr. Solti-Grasz aconseja que se busque alivio al entrar en un entorno con aire acondicionado o con sombra para enfriar el cuerpo. Él también recomienda tomar agua o alguna bebida deportiva lentamente para reabastecer los líquidos perdidos, mientras que previene las nauseas y los vómitos.

El golpe de calor

El golpe de calor, según el Dr. Solti-Grasz, es la categoría media de la enfermedad relacionada con el calor y puede convertirse rápidamente en insolación si no se trata.

Síntomas de un golpe de calor

• Dolor de cabeza – A medida que progresa una enfermedad relacionada con el calor, un dolor de cabeza puede volverse más severo.
• Mareos o debilidad – Los temblores y una sensación de inestabilidad o de debilidad a menudo acompañan al golpe de calor.
• Nausea o vómitos – El cuerpo se prepara para un paro sistémico purgando el contenido del estómago, incluyendo los líquidos, los cuales pueden llevar a un deterioro más rápido de la salud al deshidratarse más.
• Disminución en la orina – a medida que su cuerpo trata de regular su temperatura, este comienza a detener los órganos tales como los riñones. Esto puede llevar a las lesiones agudas de los riñones, advierte el Dr. Solti-Grasz.
• Desmayos – Esta es la manera en la cual su cuerpo se hace cargo para proteger los órganos vitales contra la pérdida de los líquidos.

Con los síntomas de un golpe de calor, el Dr. Solti-Grasz recomienda buscar atención médica de inmediato, incluyendo llamar al 911, para que los líquidos puedan ser administrados por suero lo antes posible. Él no recomienda beber líquidos en esta etapa, ya que los líquidos pueden entrar en los pulmones a través de la tráquea.

La insolación

A medida que progresa la enfermedad relacionada con el calor, puede ocurrir la insolación. En el caso de una insolación, el cuerpo trata de reducir su temperatura interna al detener sistémicamente los órganos para así proteger al corazón y a los pulmones.

Señales de insolación

• Baja presión sanguínea – El cuerpo limita el flujo de sangre de las extremidades y lo dirige hacia los órganos vitales.
• Se detiene el sudor – Cuando usted deja de sudar, su cuerpo ha comenzado a detener ciertos sistemas con el propósito de preservar la vida.
• Piel fría o pegajosa – A medida que la sangre es redirigida hacia los órganos vitales, la piel se pone más fría.
• Shock – todos los síntomas anteriores son señales de shock, según el Dr. Solti-Grasz, una condición potencialmente mortal que ocurre cuando el cuerpo entra en un modo de supervivencia.

“La insolación es una condición grave”, dice él. “A menudo la gente usa este término en vez del golpe de calor, pero la insolación puede ser fatal, así que es importante enfocarse en la prevención de la deshidratación primero para evitar la progresión a la insolación”.

Las personas con mayor riesgo

Hasta los surfloridanos quienes se han acostumbrado más al calor, deben entender que corren el riesgo de sufrir una seria enfermedad relacionada con el calor, incluyendo la insolación, si no toman medidas de protección.

El Dr. Solti-Grasz señala que los niños y los envejecientes, así como también aquellas personas con enfermedades cardiovasculares o del hígado, son más susceptibles a las enfermedades relacionadas con el calor.

“Para estos grupos, el proceso de deshidratación ocurre más rápidamente, cuando las medidas compensatorias del cuerpo no funcionan con eficacia”, dijo él, añadiendo que estas personas deben ser monitoreadas cuidadosamente mientras se encuentren en el calor y en la humedad”.

Etiquetas: , , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *