Descifrando los tumores cerebrales, tanto malignos como benignos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de May de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Durante el Mes de la Concienciación de los Tumores Cerebrales, en mayo, los expertos ayudan a educar a todo el mundo sobre un diagnóstico potencialmente aterrador. Se estima que 700,000 estadounidenses viven con un tumor cerebral primario. Y se estima que 90,000 personas recibirán un diagnóstico de tumor cerebral primario en el 2022.

He aquí unas cifras que pueden sorprender a muchas personas: Alrededor del 71 por ciento de todos los tumores cerebrales son benignos y alrededor del 29 por ciento son malignos.


Michael McDermott, M.D., neurocirujano y director médico de Miami Neuroscience Institute.

“Todos los dolores de cabeza no son tumores cerebrales, pero un dolor de cabeza persistente durante más de cinco días, que aumente su gravedad/duración y venga acompañado de náuseas, vómitos – y que sea peor por la mañana que por la tarde – debe ser evaluado por un profesional médico”, dijo Michael McDermott, M.D., neurocirujano y director médico de Miami Neuroscience Institute, que es el principal experto (2012-2022) mundial en meningioma, el tumor cerebral primario más común entre los adultos.

La American Cancer Society calcula que este año se diagnosticarán unos 25,050 tumores malignos del cerebro o la médula espinal en adultos y niños en Estados Unidos, y que morirán unas 18,280 personas por este tipo de tumores. Aunque estas cifras pueden parecer elevadas, la probabilidad de desarrollar un tumor maligno en el cerebro o la médula espinal durante su vida es menos del 1 por ciento. En comparación, el riesgo de que una mujer desarrolle un cáncer de seno es del 14 por ciento, y el riesgo de desarrollar un cáncer de pulmón es de aproximadamente el 7 por ciento.

El tumor cerebral primario más frecuentemente diagnosticado

Los meningiomas representan aproximadamente 1 de cada 3 tumores primarios del cerebro y la médula espinal. Son los tumores cerebrales primarios más frecuentemente diagnosticados entre los adultos. Y aunque se desarrollan en las meninges, las capas de tejido que rodean la parte externa del cerebro y la médula espinal se describen comúnmente como tumores cerebrales.

“Técnicamente, un meningioma no es un tumor cerebral porque no se comienza en el tejido cerebral, pero a menudo sí se le refiere como un tumor cerebral”, explica el Dr. McDermott. “Los meningiomas no suelen ser cancerosos (benignos) y no tienden a extenderse a partes distantes del cuerpo. Sin embargo, debido a su ubicación, un meningioma puede causar problemas neurológicos. A medida que estos tumores crecen, pueden comprimir el cerebro y la médula espinal, provocando síntomas serios”.

La mayoría de los meningiomas suelen descubrirse después de una resonancia magnética (MRI) o una tomografía computarizada (CT) a la que alguien puede someterse luego de quejarse de dolores de cabeza o convulsiones, o posiblemente después una lesión en la cabeza. Como los meningiomas suelen ser tumores que crecen lentamente, a menudo no causan síntomas perceptibles hasta que alcanzan cierto tamaño. En casos extremos, estos tumores pueden alterar el comportamiento y el estado de ánimo de una persona.

“Yo diría que la mayor proporción de meningiomas se descubren por casualidad”, explica el Dr. McDermott. “Debido a la amplia disponibilidad de las imágenes modernas, sobre todo con la resonancia magnética (MRI), los estudios se hacen por otros motivos. Por eso estos tumores se descubren con frecuencia”.

He aquí más perspectivas del Dr. McDermott, quien es considerado el mayor experto mundial en meningiomas desde el 2010 hasta la actualidad por Expertscape, una organización basada en los médicos que los clasifica según su impacto en la investigación clínica en su campo.

¿Cuáles son los factores de riesgo comunes para los tumores cerebrales?

“En general, el 99.9% de los tumores cerebrales son esporádicos y no sabemos por qué ocurren. Sin embargo, hay algunas condiciones genéticas que se sabe que están asociadas con los tumores cerebrales como la neurofibromatosis (un trastorno genético que causa el desarrollo de tumores en el tejido nervioso) y la neoplasia endocrina múltiple. Además, los tumores cerebrales pueden estar asociados con el cáncer de colon y con melanosis”.

¿Cuáles son los factores de riesgo comunes para los meningiomas?

“Existen factores de riesgo para los meningioma, entre los que se incluyen los antecedentes de radiación en la cara o el cuero cabelludo durante la infancia. Por eso, si usted tuvo leucemia linfoblástica aguda de niño y fue tratado con radiación craneal profiláctica, el riesgo de desarrollar un meningioma en la vida adulta se multiplica por 25.

“Los meningiomas también son dos veces más frecuentes en las mujeres que en los hombres. En el caso de las mujeres, se trata de una asociación, no de una ‘causa y efecto’, cuando tienen antecedentes de cáncer de seno, ya que presentan la misma aberración cromosómica. Además, hay un mayor riesgo de meningiomas en los pacientes que tienen antecedentes de tumores de la glándula tiroides o antecedentes familiares de meningioma”. 

¿Cuáles son los tratamientos para los meningiomas?

“Las distintas formas de tratamiento incluyen la cirugía, la radioterapia o la radiocirugía en el momento del diagnóstico. Y cada una de esas formas de tratamiento tiene un perfil de riesgo distinto. Incluso el 50 por ciento de los tumores benignos que se extirpan totalmente reaparecerán 25 años después del diagnóstico. Por lo tanto, la clave es que si se trata a un paciente con un tumor benigno, hay que hacerle un seguimiento esencialmente de por vida para descartar la reaparición”.

Tags: ,