Deje de fumar: 5 pasos que le ayudarán a dejar el hábito

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

19 de November de 2015


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Alrededor de 17 de cada 100 adultos estadounidenses de 18 años o más (o un 16.8 por ciento) actualmente fuman cigarrillos, según los datos más recientes del Centro Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Las buenas noticias: La tasa de fumar ha disminuido por casi un 20 por ciento desde el 2005 (cuando un 20.9 por ciento fumaban).

Las malas noticias: la popularidad de los cigarrillos electrónicos, especialmente entre los adultos jóvenes tiene el potencial para revertir la tendencia, según oficiales de salud de los EE.UU. y la American Academy of Pediatrics (AAP).

El Great American Smokeout que se celebra cada año el día 19 de noviembre, es una observación anual lanzada por la American Cancer Society en el 1976 y celebrada con eventos por todo el país. El “Smokeout” insta a los fumadores a que se comprometan a hacer un plan a largo plazo para dejar de fumar permanentemente.

Alrededor de 42 millones de estadounidenses aun fuman cigarrillos, y el tabaquismo sigue siendo la causa principal de enfermedad y de muerte prevenible en los Estados Unidos.

Los peligros a la salud por causa del tabaquismo

El tabaquismo causa un daño inmediato al cuerpo y aumenta los riesgos para el cáncer, los ataques cardiacos, las enfermedades pulmonares y la muerte precoz. Este pasado verano, los investigadores hicieron nuevos descubrimientos acerca de los efectos letales del tabaquismo, encontrando que al menos 345,962 muertes anuales por cáncer en los Estados Unidos pueden ser vinculadas al hábito de la nicotina. El nuevo estudio encontró que 12 tipos de cáncer pueden ser causados por el tabaquismo. De acuerdo con los investigadores, alrededor de un 45 por ciento de esas muertes resultan por cánceres del pulmón, los bronquios y la tráquea.

Los fuertes mensajes contra el tabaquismo por televisión y por internet, junto con las leyes contra el humo, han contribuido al declive en la tasa del tabaquismo.

Sin embargo, la creciente popularidad de los cigarrillos electrónicos “está amenazando en convertir a una nueva generación en adictos a la nicotina”, según un fuerte comunicado de ley – publicado el mes pasado por la American Academy of Pediatrics (AAP). Entre sus recomendaciones, la AAP urge a los oficiales de salud de los EE.UU. a que aumenten la edad legal mínima para comprar cualquier producto de nicotina, incluyendo cigarrillos electrónicos de 18 a 21 años. El grupo de pediatras también está pidiendo que los cigarrillos electrónicos sean altamente regulados.

Existen muchas preguntas acerca de la seguridad de inhalar algunas sustancias contenidas en el vapor de los cigarrillos electrónicos, según la American Cancer Society. Como los cigarrillos electrónicos a menudo no están claramente o completamente marcados con sus ingredientes, los usuarios no saben la cantidad de nicotina y otras sustancias que se recibe de cada paquete. Un estudio realizado por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) encontró sustancias que causan cáncer en la mitad de los cigarrillos electrónicos que examinaron.

La industria y los defensores de la salud todavía están esperando que la FDA finalice sus reglamentos con referencia a la venta y el empaque de los cigarrillos electrónicos.

Los retos de dejar de fumar

Porque la nicotina es adictiva, puede ser extremadamente difícil dejar el tabaco, especialmente después de años de dependencia, dice Patricia Feito, M.D., doctora de Baptist Health Medical Group con Baptist Health Primary Care. El fumador tiene que comprometerse a dejar de fumar dice la Dra. Feito.

“A mi me gusta educar a los pacientes que fuman acerca de los efectos del tabaco en todo el cuerpo, no solamente en los pulmones y en el corazón”, dice la Dra. Feito. “No todos tienen el mismo estilo de vida, y para algunas personas dejar el tabaco es mucho más difícil. Luego de la educación adecuada, y con asesoría y apoyo, la decisión de dejar de fumar debe venir del paciente. Yo les ayudo con la estrategia una vez que ellos hayan tomado la decisión de dejar de fumar”.

Los médicos enfatizan que la salud de un fumador comenzará a mejorar casi de inmediato cuando dejen de fumar. Si usted deja de fumar por 12 meses, su exceso de riesgo para la enfermedad coronaria se reduce a la mitad del de una persona que continua fumando.

“Si usted no ha fumado por 15 años, su riesgo para el cáncer de pulmón es casi igual que el de una persona que no fuma”, dice Juan Carlos Batlle, M.D., jefe de imágenes torácicas de Baptist Health South Florida, cuyo equipo evalúa a miles de pacientes cada año, muchos de ellos ex fumadores que califican para una prueba por CT de dosis baja del pulmón.

Cinco maneras para ayudarle a dejar de fumar

Los médicos entienden que dejar de fumar es un reto muy grande. Por eso un buen plan puede ayudar a alguien a vencer los síntomas de la abstinencia. He aquí cinco pasos recomendados por los CDC y la American Cancer Society, además de consultar con su médico de atención primaria:

  1. Fije una fecha para dejar de fumar. Usted puede escoger la fecha del Great American Smokeout o cualquier otra fecha dentro de las próximas 2 semanas.
  2. Cuéntele a sus familiares y amigos acerca de su plan para dejar de fumar. Comparta sus metas con las personas importantes en su vida y pida apoyo. Una llamada, un correo electrónico o un mensaje de texto diario pueden ayudarle a seguir en el camino correcto y proporcionarle apoyo moral.
  3. Esté preparado para los retos. Ese fuerte deseo de fumar puede durar por poco tiempo – usualmente sólo entre 3 y 5 minutos, dicen los CDC. Pero esos momentos pueden sentirse intensos. Inclusive una sola calada puede alimentar un antojo y hacerlo aun más fuerte. Antes de su fecha para dejar de fumar, escriba las maneras en las cuales puede sobrellevar estos retos tales como salir a caminar o a montar en bicicleta, escuchar su canción favorita o jugar un juego; o llamar o enviarle un mensaje de texto a un amigo.
  4. Saque sus cigarrillos y otros productos de tabaco de su casa, auto y lugar de trabajo. Bote sus cigarrillos, fósforos, encendedores y ceniceros. Limpie y desodorice su auto, su hogar y su lugar de trabajo. Los olores viejos a cigarrillo pueden causar nuevos antojos.
  5. Hable con su médico acerca de opciones para dejar de fumar. Los parches de nicotina, el chicle y otros medicamentos aprobados para dejar de fumar pueden ayudarle con los antojos.

Cuando el Cirujano General de los Estados Unidos publicó su primer informe acerca de los peligros a la salud causados por el tabaquismo, más de un 42 por ciento de los adultos en los EE.UU. fumaban. El hito marcó el inicio de una campaña contra el tabaquismo, la cual, por estimados conservadores puede haber salvado por lo menos 8 millones de vidas, según estudios recientes citados por la oficina del Cirujano General de los Estados Unidos.

“Ha habido un gran progreso”, afirmó el neumólogo de Baptist Health, Rodney Benjamin, M.D. “La mayoría de las personas que han podido hacerlo, han dejado de fumar. Pero las personas que aun fuman están adictas. Para ayudar a esas personas, se debe mirar al tabaquismo como una adicción, no solamente usar un enfoque del comportamiento”.

Etiquetas: , , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *