Decatleta de FIU vuelve al campo luego de una artroscopia de la cadera en Miami Orthopedics & Sports Institute

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de May de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Entre los atletas de pista y campo tanto olímpicos como aficionados, no hay nada más difícil que el agotador decatlón de 10 eventos y dos días, el cual es sinónimo con el título de; “mejor atleta” en las olimpiadas. Thomas Morreal, de 20 años, es un “decatleta” en Florida International University.

Durante el otoño del 2019, su entrenamiento, que incluye correr a través de obstáculos, el lanzamiento del disco y tirar la jabalina, el salto con pértiga y la carrera de 1,500 metros, se vio acompañado por dolor en la cadera.

“Primero comencé a experimentar dolores leves en la cadera durante mi primer año de universidad”, recuerda el Sr. Morreal. “Con el pasar del tiempo, se me fue poniendo peor”.


Lionel E. Lázaro, M.D., cirujano ortopeda en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute.

A través de la conexión entre el departamento de Atletismo de FIU y Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute de Baptist Health, el Sr. Morreal dice que tuvo la suerte de poder consultar con Lionel E. Lázaro, M.D., cirujano ortopeda en el Instituto.

El Dr. Lázaro dice que el joven atleta necesitaba una artroscopia de la cadera, un procedimiento quirúrgico que le permite a los médicos ver la articulación de la cadera sin tener que hacer una incisión (una cortada) grande a través de la piel y de otros tejidos blandos. Durante la artroscopia de la cadera, el cirujano inserta una pequeña cámara, o artroscopio, dentro de la articulación de la cadera. Esta muestra imágenes en un monitor de video, que guían al cirujano quien utiliza instrumentos quirúrgicos en miniatura.

En el Sr. Morreal, “pudimos identificar un pinzamiento o un conflicto óseo entre el fémur y el hueso acetabular, y luego nos enfocamos en el pinzamiento”, dice el Dr. Lázaro. La condición llamada pinzamiento femoroacetabular (FAI por sus siglas en inglés), es cuando crece hueso de más a lo largo de uno o dos de los huesos que forman la articulación de la cadera, creando una forma irregular. Y porque los huesos no encajan el uno con el otro como deberían hacerlo normalmente, esos huesos se rozan el uno con el otro durante el movimiento, produciendo un “pinzamiento”.

Los FAI ocurren porque los huesos de la cadera no se forman normalmente durante los años de crecimiento en la niñez. Algunas personas pueden tener FAI y nunca desarrollar problemas. Se piensa que las personas atléticas pueden trabajar la articulación de la cadera más vigorosamente, y pueden comenzar a experimentar dolor más temprano que las personas que son menos activas, según la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS). El ejercicio regular, sin embargo, no causa el FAI, según la AAOS.

En el caso de Sr. Morreal, El Dr. Lázaro “reseccionó el hueso para mejorar la mecánica de la articulación de la cadera y luego reparamos la lesión del tejido blando que fue el resultado del pinzamiento óseo”.

Con la artroscopia de la cadera, “entramos con el artroscopio a través de unos huequitos pequeños, utilizando una técnica mínimamente invasiva”, explica el Dr. Lázaro. “Así podemos verlo todo dentro de la articulación de la cadera y eso nos permite realizar una buena resección del pinzamiento óseo”.

El Sr. Morreal dice que entendió bien los beneficios de este procedimiento mínimamente invasivo.

“Mientras que la cirugía nunca es algo divertido, si es algo necesario entonces el Dr. Lázaro es una gran opción”, dice el atleta de pista y campo. “Él me ayudó a entenderlo todo desde los rayos-X hasta los MRI hasta la cirugía y el proceso de rehabilitación. Él se comunica muy bien y puede hacer toda la experiencia mucho más fácil para el paciente”.

A medida que resume su entrenamiento para los próximos decatlones, el Sr. Morreal se siente muy motivado por su rápida recuperación.

“Mi recuperación fue casi perfecta”, dice él. “No tuve contratiempos ni problemas en el camino ya que mis entrenadores atléticos de FIU hicieron un gran trabajo ayudándome con mi fisioterapia”.

Al Dr. Lázaro le encantan las historias de retorno como la del Sr. Morreal. “Poder darle al paciente esa habilidad de ser parte de su deporte, es el motivo por el cual hago este trabajo”, dice él. “El poder devolverles esa función, esa felicidad y esa calidad de vida es una verdadera recompensa para mí”.

El Sr. Morreal dice que se siente mejor que nunca.

“Después de haber completado mi proceso de rehabilitación, casi no tengo problemas fuera de la molestia ocasional o la necesidad de tener que calentarme un poco más algunos días”, dice él. “Mi cadera se siente mucho mejor de lo que se sentía antes de que el dolor comenzara inicialmente”.

Tags: , ,