Damas, pongan primero a sus corazones: Conozcan sus riesgos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

26 de febrero de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La enfermedad cardiaca es el asesino número uno de las mujeres. Esto es un hecho que debe ser repetido porque aún hay muchas mujeres que ignoran el tema.

La enfermedad cardiaca es más mortal para las mujeres que todos los tipos de cáncer combinados. Entonces, ¿por qué es que tantas mujeres no ponen atención a sus corazones? Eso es debido a que muchas de ellas con las cuidadoras principales de sus familias, supervisando citas médicas para los niños, los esposos y los padres ancianos, particularmente en la cultura hispana que es tan prevalente en el Sur de la Florida.

Sin embargo, estas mujeres a menudo retrasan sus propios chequeos y pruebas médicas, dice Alvaro Gomez, M.D., (), cardiólogo con el Miami Cardiac & Vascular Institute.

Las investigaciones demuestran que las mujeres a menudo no reconocen las señales de un ataque cardiaco y no están seguras cuándo deben llamar al 9-11. Las organizaciones tales como WomenHeart, The National Coalition for Women with Heart Disease, están a la vanguardia de educar a las mujeres acerca del riesgo de ignorar la salud de su corazón, incluyendo reconocer los síntomas los cuales son distintos a los que típicamente experimentan los hombres.

Las mujeres pueden experimentar el síntoma clásico de dolor en el pecho, pero siempre deben estar pendientes a las señales menos obvias tales como mareos, sudor excesivo, nausea, indigestión y palpitaciones – a veces además de la falta de aire y el dolor de espalda.

“Afortunadamente, la enfermedad cardiaca es mayormente prevenible cuando se toman algunas medidas simples”, dice el Dr. Gomez. “Pero las mujeres deben conocer las medidas que la previenen”.

Los factores de riesgo para las mujeres son bastante parecidos a los de los hombres cuando se trata de la enfermedad cardiaca. Estos incluyen la presión alta, el colesterol alto, la diabetes, el tabaquismo, beber alcohol en exceso y un estilo de vida sedentario. Mantener un peso saludable a través de una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente también es vital. La cultura hispana del Sur de la Florida crea retos difíciles para las mujeres.

“Cuando se trata de las mujeres hispanas, tenemos más cosas por las cual preocuparnos”, dice el Dr. Gomez. “Probablemente lo más importante es el aspecto cultural que actúa de dos formas distintas. Una es nuestra dieta. Las comidas hispanas son deliciosas, pero también son bastante ricas en carbohidratos”.

El arroz blanco, el pan cubano, la carne roja y los plátanos fritos son alimentos básicos en los platos de comida de los hogares cubanoamericanos. Estas comidas típicas carecen de suficientes frutas, vegetales, granos enteros y fuentes de proteínas magras (aves, pescado y nueces) – que son los ingredientes primarios requeridos para una dieta saludable. Limitar la carne roja y los alimentos y las bebidas con azúcar también es importante para la salud del corazón según la American Heart Association (AHA).

La AHA también recomienda que las mujeres se pongan una meta de 150 minutos de actividad física cada semana para ayudar a prevenir la enfermedad cardiaca, y una hora diaria para un programa para bajar de peso, según las necesidades individuales. Caminar, montar bicicleta, bailar o nadar – actividades que usan los músculos mayores a baja resistencia – son buenos ejercicios aeróbicos, dice la AHA.

Gomez enfatiza que todas las mujeres, y particularmente aquellas en hogares hispanos, deben dejar de ignorar su propia salud.

“Ella tiene que hacerse cargo de todas las personas de la casa y a menudo se pone a ella misma en último lugar”, dijo Gomez. “Obviamente, eso conduce a los problemas ya que puede eventualmente conducir a los retrasos en el tratamiento o a los retrasos en la búsqueda de atención médica, en términos de buscar un médico cuando se tienen factores de riesgo o cuando se tienen síntomas, y estos síntomas podrían ser la introducción a un ataque cardiaco”.

La salud de una mujer nunca debe alcanzar el punto en el cual es inminente un ataque cardiaco, dice él.

“Muchas veces cuando los pacientes tienen ataques cardiacos, pueden tener síntomas por días antes de que ocurra el ataque”, dice el Dr. Gomez. Y si usted no busca atención rápidamente para esos síntomas, podría ser demasiado tarde cuando finalmente se busque ayuda”.

Etiquetas: ,