COVID-19: ¿Puede causar diabetes?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de November de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

A medida que el virus de la COVID-19 se propagaba alrededor del mundo, lo que originalmente se pensó que fuera una enfermedad respiratoria altamente contagiosa se convirtió en mucho más. Los médicos comenzaron a ver que además de los pulmones, el coronavirus podía lesionar el corazón y los riñones, y causar problemas de coagulación y neurológicos además de otros trastornos a largo plazo. Ahora, algunos médicos piensan que la COVID-19 puede causar diabetes en pacientes que no tienen historial de la enfermedad.

Los expertos de Baptist Health dicen que no hay motivo para el pánico de desarrollar diabetes si usted ha tenido COVID-19. Pero sí sugieren que sus niveles de azúcar en la sangre sean monitoreados durante y después de la recuperación en visitas de seguimiento con sus médicos.

“Es común durante cualquier enfermedad o trauma serio que el cuerpo reaccione aumentando el nivel de azúcar en la sangre, causando la hiperglicemia”, afirmó el endocrinólogo Heberto Valdés, M.D. de Baptist Health Medical Group. “Sin embargo, la enfermedad severa de COVID se ha visto asociada con la diabetes mellitus y la reducción en el control de la glucosa en la sangre. El virus se adhiere a los receptores ACE2, los cuales están presentes en las células pancreáticas”. Los investigadores están tratando de determinar si estos pacientes desarrollaron hiperglicemia debido a una respuesta de estrés asociada con la enfermedad severa, o si el daño al páncreas condujo a la deficiencia de insulina.

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el cuerpo deja de producir insulina repentinamente. La insulina es una hormona que regula la glucosa, o el azúcar en la sangre. La diabetes tipo 2 usualmente ocurre con el tiempo y puede ser el resultado un estilo de vida sedentario y de los malos hábitos alimenticios. No importa qué tipo de diabetes tenga una persona, esta puede conducir a los problemas de salud a largo plazo tales como enfermedad cardiaca y renal, pérdida de la visión y otras complicaciones.

Los reportes del vínculo entre la COVID-19 y la diabetes vinieron primero por parte de los médicos fuera de los Estados Unidos, quienes se percataron de que un pequeño número de pacientes hospitalizados sin historial de diabetes que repentinamente desarrollaron la enfermedad.

Aquellos afectados parecían tener diabetes tipo 1 al principio y fueron dados inyecciones de insulina. Con el tiempo, sin embargo, algunos pacientes experimentaron una mejoría y pudieron controlar sus niveles de azúcar con medicamentos orales utilizados más comúnmente para tratar la diabetes tipo 2. Una combinación de los dos tipos de diabetes es desconcertante, según los médicos.

En una carta publicada en la revista The New England Journal of Medicine, los médicos escribieron: “Estas manifestaciones de diabetes proponen desafíos en el manejo clínico y sugieren una compleja patofisiología de la diabetes relacionada con la COVID-19”. Como resultado de sus observaciones, los médicos crearon un registro que permitirá que los médicos alrededor del mundo añadan información acerca de pacientes de COVID-19 con niveles anormales de azúcar en la sangre. Ellos esperan que esto les ayude a entender cuán común sea el fenómeno además de a encontrar soluciones.

“Sabemos que la diabetes a menudo es una enfermedad silenciosa. Muchas personas ni siquiera saben que la tienen”, dijo la doctora de medicina familiar María Ordonez, M.D. de Baptist Health Medical Group. “No hay necesidad de sentirse ansiosos acerca de esto, pero no importa si usted ha tenido COVID-19 o no, usted debe chequearse el azúcar durante to chequeo anual con su médico de atención primaria”. Si usted tiene factores de riesgo o si sabe que es pre-diabético o ha sido diagnosticado con diabetes, usted debe ser evaluado mucho más a menudo.

Los médicos también recomiendan hacerse pruebas si usted tiene cualquier síntoma de diabetes, como orinar frecuentemente, pérdida de peso sin motivo aparente, sed excesiva, visión borrosa u otros problemas. Para una lista más completa de síntoma, consulte la página web de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés) aquí. Y para los factores de riesgo, haga clic aquí.

Desde el comienzo de la pandemia, ha habido alertas de que las personas con condiciones de salud subyacentes son más susceptibles a la COVID-19, explicó el Dr. Valdés. “Sin embargo, eso no significa que si usted tiene diabetes, está en mayor riesgo de tener un caso más severo o de experimentar más complicaciones”, dijo él.

El Dr. Valdés y la Dra. Ordonez están de acuerdo en que se necesita más investigación acerca de la diabetes relacionada con la COVID-19, ya que esto puede ayudar a los médicos a mejor identificar a los pacientes que puedan estar predispuestos a la condición, así como también para desarrollar posibles tratamientos. “Con o sin COVID-19, la diabetes puede ser muy debilitante”, dijo la Dra. Ordonez. “Mientras más temprano sea detectada, mejor será”.

Tags: , ,