Coronavirus: Los líderes estatales y de salud se preparan para brotes potenciales

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

3 de March de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los oficiales de salud nacionales y locales se están preparando para los brotes comunitarios de la infección respiratoria parecida a la neumonía que es causada por el Novel Coronavirus 2019 (COVID-19), la cual se originó en China durante el mes de diciembre y que ha infectado a más de 90,000 personas, la gran mayoría en la China. Hay más de 9,000 casos confirmados en más de 65 naciones fuera de China,

En los Estados Unidos, hay un total de 43 casos hasta el lunes que están o confirmados o que se “presume que resultarán positivos” – pendientes a la confirmación final por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). Se han reportado seis muertes en los EE.UU., todas en el estado de Washington – 5 en el área de Seattle y una en el Condado de Snohomish al norte de Seattle. 48 estadounidenses adicionales con COVID-19 han sido repatriados desde Asia a instalaciones médicas en los EE.UU.

En conferencias de prensa el lunes, el Gobernador de la Florida, Ron DeSantis dijo que la amenaza pública inmediata para los floridanos es baja en este momento, pero que él ha tomado pasos para “ayudar a contener” el riegue del Coronavirus, el cual ha sido nombrado COVID-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Florida tiene dos casos confirmados por los CDC. Una persona en el contado de Manatee, un hombre en sus 60, está siendo evaluado para la neumonía. No se sabe cómo contrajo la enfermedad. La segunda persona, una mujer en sus 20 del Condado de Hillsborough, tiene un historial reciente de haber viajado al norte de Italia, una región que está experimentando uno de los brotes más grandes fuera de Asia.

“A pesar de estos casos, la amenaza inmediata general permanece baja”, afirmó el Gobernador DeSantis el lunes. “Habiendo dicho eso, sí anticipamos que más personas resultarán positivas y hemos tomado acciones adicionales para ayudar a contener el riegue del virus”.

Una de las acciones que fue tomada, según el gobernador, es declarar una “emergencia de salud pública” para equipar mejor a la Florida “con los recursos necesarios para enfrentar esta amenaza”. La emergencia de salud pública “asegura que los proveedores de atención de salud, los hospitales y los laboratorios reportes todos los presuntos casos de inmediato al Departamento de Salud de la Florida”, añadió él.

La declaración también aconseja a los individuos que han sido expuestos al coronavirus a que “se pongan en contacto con su departamento de salud local antes de viajar a cualquier consultorio médico, departamento de emergencia, hospital o centro de atención de urgencia”.

El Gobernador DeSantis dijo que el Departamento de Salud del estado ya puede hacer pruebas para COVID-10 en sus laboratorios de Tampa, Jacksonville y Miami. “Esta prueba permite que los resultados estén disponibles dentro de 24 a 48 horas”, dijo el Gobernador. “Actualmente, los CDC toman hasta cinco días para los resultados”.

Quién está en mayor riesgo

“La mayoría de las personas con COVID-19 tendrán un caso leve – un 80 por ciento de las personas serán tratadas en su casa”, explicó el Cirujano General de la Florida, Scott Rivkees, M.D., quien también habló en las conferencias de prensa del lunes. “Hasta un 15 por ciento de las personas pueden tener casos más severos que requieran hospitalización. Para hasta un 5 por ciento de las personas, COVID-19 puede ser especialmente severo”.

A nivel mundial, los adultos mayores de 60 años con problemas de salud subyacentes han resultado los más afectados por el virus.

“Los envejecientes y las personas con condiciones de salud subyacentes tales como presión alta, obesidad, problemas del corazón y diabetes, pueden estar más propensos a desarrollar serias complicaciones si contraen COVID-19”, dijo el Dr. Rivkees.

Es casi cierto que COVID-19 comenzará a regarse en más comunidades a través de los EE.UU. y todos deben prepararse, dijeron los oficiales de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Más de 3,100 muertes han sido reportadas a nivel mundial, incluyendo seis en los EE.UU. (En el estado de Washington). Fuera de la China, las muertes vinculadas con el virus también han sido reportadas en Filipinas, Hong Kong, Japón, Francia, Taiwán, Italia, Corea del Sur, Irán y Australia.

Casos confirmados en los EE.UU.

Los oficiales de salud pública han confirmado un total de 16 casos de COVID-19 en los Estados Unidos, y otros 27 casos catalogados como “presuntamente positivos” – los cuales están en espera de la confirmación final por los CDC. Otro grupo separado de 48 estadounidenses quienes han resultado positivos han sido repatriados a los Estados Unidos – tres de Wuhan, la cuidad en el centro de China que fue el epicentro del brote, y 45 de un crucero que había estado anclado en Japón.

De los 43 casos que han sido confirmados o “presuntamente positivos” en los EE.UU., 17 de ellos están vinculados con viajeros: en California, el estado de Washington, Oregón, Illinois, Arizona, Wisconsin, Massachusetts, Texas, New York, Rhode Island y Florida. Todas las 17 personas habían visitado Wuhan, China u otras zonas en Asia. Las 26 personas restantes de los 43 casos, resultaron de transmisiones del virus entre persona y persona dentro de los EE.UU., dicen los CDC.

El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) está realizándole pruebas a los viajeros para detectar el coronavirus de Wuhan, bajo la dirección de los CDC. La estación de cuarentena de MIA es una de 20 estaciones operadas por oficiales de salud federales en aeropuertos principales a través del país.

Pruebas expandidas

La Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) ha anunciado que las pruebas para el COVID-19 serán expandidas significativamente a través de los EE.UU. autorizando a ciertos laboratorios y hospitales a conducir pruebas – en vez del método actual de que los CDC analicen los especímenes, lo cual puede tomar hasta cinco días para completar.

La decisión por la FDA debe aumentar el paso de la detección de las infecciones de COVID-19 y puede hacer posible que los oficiales de salud puedan identificar localidades de brotes. Decenas de laboratorios – administrados por universidades y por empresas privadas – han aplicado para la aprobación de emergencia de las pruebas in situ. Una vez estos laboratorios han sometido evidencia de que están completamente capacitados para las pruebas de COVID-19, estos podrán usarlas de inmediato, desviándose del proceso más largo de la FDA.

“Esta acción de hoy refleja nuestro compromiso con la salud pública de enfrentar las necesidades de salud pública y de responder y adaptarnos rápidamente a esta situación tan dinámica y en evolución”, dijo el comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn en un comunicado.

Los síntomas de COVID-19

“El cuadro clínico completo con respecto al COVID-19 no está completamente entendido hasta la fecha. Las enfermedades reportadas han fluctuado entre leves a severas…”, afirmaron los CDC.

Los síntomas asociados con este virus incluyen fiebre, tos, escalofríos y dificultad para respirar. La mayoría de los casos tienen síntomas leves que se asemejan a un catarro. Los casos más severos presentan condiciones parecidas a las de la neumonía, la cual es una infección que inflama los sacos de aire dentro de un pulmón o ambos pulmones. Los sacos pueden llenarse de líquido, lo cual causa tos con flema o pus. El período de incubación – o el tiempo entre la exposición y el momento en el cual los síntomas son aparentes – para el COVID-19 es entre 2 y 14 días.

Los profesionales de salud del Sur de la Florida se están preparando para un posible brote.

Baptist Health South Florida está haciendo pruebas de detección a pacientes en puntos de entrada, incluyendo salas de emergencia y centros de atención de urgencia, según Anexis López, R.N., administradora de Control de Infecciones de Doctors Hospital, parte de Baptist Health South Florida. Baptist Health colaborará muy de cerca con los oficiales de salud pública, tanto a nivel local como nacional, si hubiese un brote.

“Estamos siendo vigilantes y le estamos haciéndole pruebas a cualquier persona que haya viajado al área afectada en los pasados 14 días para la fiebre, tos o para cualquier dificultad respiratoria. Queremos estar seguros de poder identificar y aislar a cualquier posible paciente del virus”.

López ofrece los mismos consejos de protección contra infecciones al público que se aplican a la prevención de la influenza o de otros virus. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón es una prioridad. También lo es mantener la distancia de cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.

Los CDC afirman que “no está claro cuán fácilmente este virus se está regando entre las personas”. Los oficiales de salud pública dicen que las personas portadoras del virus, pero que no demuestran síntomas, aún pueden infectar a los demás.

“Si usted va a viajar, debe protegerse”, dijo López. “Y si usted está al lado de alguna persona que esté tosiendo o estornudando, debe alejarse de esa persona lo más que sea posible”.

El riegue entre persona y persona

Los CDC dicen que se cree que el virus se riega principalmente entre persona y persona:

  • Entre personas que están en contacto cercano (alrededor de 6 pies de distancia)
  • Por medio de gotitas respiratorias que son producidas cuando una persona infectada tose o estornuda.
  • Estas gotitas caen en las bocas o las narices de las personas cercanas o pueden ser posiblemente inhaladas hasta los pulmones.

También es posible que una persona pueda infectarse con COVID-19 al tocar un objeto o una superficie que contenga el virus – y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos. Sin embargo, se piensa que este método de origen en las superficies no es la manera principal en la cual este virus se está regando, dicen los CDC.

Los CDC están desarrollando un kit de diagnóstico para detectar el virus en especímenes clínicos tomados de pacientes. Esto acortaría la cantidad de tiempo que tomaría para que los profesionales de salud de los hospitales en los EE.UU. y en otras instalaciones médicas detectaran el COVID-19.

Para más información acerca del COVID-19 visite el sitio web de los CDC. Los residentes y visitantes del estado de la Florida pueden visitar el sitio web del Departamento de Salud de la Florida.

Tags:


There are no comments

Your email address will not be published.