Consejos y herramientas para la preparación segura de alimentos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

29 de junio de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

A muchas personas les gusta disfrutar de los días más largos del verano con barbacoas en el patio y otras actividades al aire libre enfocadas en la comida. Pero antes de encender la barbacoa o el asador, es importante tener las herramientas adecuadas y estar consciente de cómo preparar los alimentos con seguridad para evitar las infecciones alimentarias.

Cocinar los alimentos a la temperatura interna adecuada, medida por un termómetro de alimentos es la mejor y la única manera de cerciorarse que las bacterias han sido destruidas y que los alimentos son seguros para comer, según dice el Servicio de Seguridad e Inspección Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).

Solamente alrededor de 34 por ciento de las personas utilizan un termómetro de alimentos para cocinar hamburguesas, según un estudio reciente por el USDA y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés).

“Usar un termómetro asegura que la carne se cocine por completo”, dijo Cathy Clark-Reyes, una dietista registrada con Baptist Health Primary Care. “Y si usted no ha usado el termómetro de alimentos en mucho tiempo o si se le ha caído recientemente, es una buena idea asegurar que esté calibrado antes de usarlo de nuevo”.

Cada año, 48 millones de personas sufren de infecciones alimentarias, resultando en alrededor de 128,000 hospitalizaciones y 3,000 muertes, según los estimados por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés).

Para evitar formar parte de estas estadísticas, siga estos consejos para la preparación y la manipulación segura de los alimentos por parte del USDA y Clark-Reyes.

  1. Limpie: Siempre lávese las manos y lave las superficies de preparación antes de cocinar y cada vez que toque carne o aves crudas. Otro lugar en el cual pueden esconderse las bacterias es adentro de las cortadas o las ranuras de las tablas para cortar alimentos, dice Clark-Reyes. Ella recomienda botar las tablas para cortar cuando se les pueden ver muchas cortadas en la superficie.
  2. Separe: Use utensilios u platos limpios cuando saque los alimentos de la barbacoa. No ponga los alimentos cocinados y listos para comer en la misma superficie donde se almacenó la carne cruda.
  3. Cocine: Siempre use un termómetro de alimentos para chequear la temperatura interna de la carne y del pollo. Ponga el termómetro en la parte más gruesa de los alimentos. Cocine las carnes hasta las siguientes temperaturas Fahrenheit.
    Cocine hasta 145 grados: Pescado y cortes enteros de cerdo, cordero, ternera y carne de res.
    Cocine hasta 160 grados: Hamburguesas, salchichas y otras carnes molidas.
    Cocine hasta 165 grados: Temperatura mínima para todo tipo de aves.
  4. Enfríe: Ponga los restos en contenedores llanos y refrigérelos o congélelos de inmediato. Los contenedores llanos permiten que los alimentos se enfríen más rápidamente.

Y aunque estén cocinados, los alimentos que hayan estado por horas en el calor del sol han estado en la ‘zona de peligro’ por buen rato. Clark-Reyes dice que la ‘zona de peligro’ es la temperatura en la cual los alimentos están más propensos al crecimiento de las bacterias, típicamente entre 40 y 140 grados, dice ella. Los alimentos perecederos deben ser almacenados a temperaturas de 40 grados o menos.

“Si tiene alguna duda, descártelo”, añade Clark-Reyes.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *