- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Consejos para vencer el reflujo ácido naturalmente

ERGE o también GERD como se conoce por sus siglas en inglés, se conoce mayormente como “reflujo ácido” y es el motivo principal por el cual los estadounidenses acuden a los gastroenterólogos, médicos que se especializan en los trastornos del sistema digestivo.

Más estadounidenses que nunca están sufriendo síntomas de reflujo ácido, los cuales incluyen acidez estomacal, esa sensación de dolor ardiente que puede viajar desde el abdomen hasta el pecho; la regurgitación del ácido estomacal; distención abdominal y a veces nausea después de las comidas. Además, ahora que las fiestas de fin de año están en su apogeo, eso significa que el consumo excesivo de comidas alimenta aún más el reflujo ácido – tanto en el que sufre de esta condición crónica y en la víctima ocacional.

Comer demasiados alimentos inapropiados

Comer en demasía es un factor de riesgo, además de consumir demasiados alimentos y bebidas inapropiadas. El consumo excesivo de alimentos picantes o grasientos, comidas altas en grasa o el beber demasiado alcohol o bebidas cafeinadas, puede contribuir al reflujo ácido.

“En nuestra sociedad, son más comunes las comidas procesadas altas en grasa y las porciones son más grandes”, dice Joanna Lopez, M.D. [1], gastroenteróloga con Baptist Health Endoscopy Center [2]  “Las grandes porciones causan distención abdominal, más producción de ácido y empeoran los síntomas de reflujo. Desafortunadamente, las indiscreciones dietéticas son la norma en nuestra sociedad – los tipos de alimentos y las porciones grandes que tendemos a comer”.

Cuando un médico de atención primaria refiere a un paciente con síntomas de ERGE a la Dra. Lopez, los pacientes usualmente han sufrido de reflujo ácido por algún tiempo y han tratado algunos de los muchos antiácidos y reductores de ácido disponibles sin receta.

Cómo eliminar los desencadenantes que causan el reflujo ácido

La Dra. Lopez dice que ella recomienda a esos pacientes que hagan las modificaciones necesarias a su dieta para reducir los tamaños de las porciones y eliminar los desencadenantes que causan el reflujo ácido tales como los alimentos picantes o grasosos y las cantidades excesivas de alcohol o cafeína. Ella también hace otras recomendaciones tales como no comer por lo menos 3 horas antes de acostarse a dormir o quedarse en posición vertical después de las comidas – como por ejemplo, evitar esas siestas que toman muchas personas después de las comelatas festivas.

“En un gran número de pacientes, las modificaciones al estilo de vida van a ayudar a los que sufren de ERGE”, dice la Dra. Lopez. “A mí no me gusta que mis pacientes tomen medicamentos por mucho tiempo si pueden evitarlo. Yo trato de educarlos lo más que sea posible”.

Los riesgos del uso a largo plazo de medicamentos para la ERGE
Varios estudios han indicado que el uso a largo plazo de medicamentos para tratar la ERGE pueden aumentar los riesgos para otros problemas relacionados con la salud de los huesos y de los riñones. Un motivo puede ser que dichos medicamentos interfieren con la capacidad del cuerpo para absorber el magnesio y otros nutrientes o minerales vitales.

Los médicos prescriben medicamentos para combatir el reflujo ácido crónico ya que la condición, si se deja sin tratamiento, puede causar una inflamación del esófago (esofagitis), la cual aumenta el riesgo de desarrollar células precancerosas en el esófago. El resultado final, según la Dra. Lopez: Es mejor adoptar cambios dietéticos para evitar tener que tomar estos medicamentos por un periodo de tiempo prolongado.

‘Lo estamos viendo en todas las edades’
“Con el aumento en la epidemia de obesidad en los Estados Unidos, esto está contribuyendo definitivamente a un empeoramiento de los síntomas y a más personas presentando síntomas de ERGE”, dice la Dra. Lopez. “Y esta no es solamente una condición que afecta a los adultos mayores. Lo estamos viendo en todas las edades y lo vemos más y más en nuestros pacientes más jóvenes”.

La Dra. Lopez recomienda estos consejos para evitar el reflujo ácido: