Consejos para adoptar “hábitos de fitness”

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

7 de August de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Cuando de perder peso y ponerse en forma se trata, la mayoría de las personas confían en su fuerza de voluntad en vez de en desarrollar una estrategia para modificar sus hábitos. Tu fuerza de voluntad y tu motivación podrán ayudarte durante la primera o segunda semana, pero no te servirán a largo plazo.

En vez de crear una lista de resoluciones, crea nuevos hábitos para ponerte en forma. Debes enfocarte en los resultados a largo plazo, y en lo que es más importante aún, en un estilo de vida sano.

Advertencia: modificar los hábitos toma tiempo. Debes ocuparte de un sólo hábito a la vez, y debes darte alrededor de un mes por cada hábito. Por ejemplo, si modificas solamente un hábito por mes, contarás con 12 nuevos hábitos cada año. Aunque te  limites a formar solamente seis hábitos – que adoptes por completo y que te apasionen – te sorprendería ver los tipos de cambios que esos seis hábitos pudieran producir en tu vida. 

He aquí algunos hábitos con los que puedes dar comienzo a tu plan:

  • Haz ejercicio 5 minutos al día, y añade 5 minutos por semana. Elije uno que disfrutes hacer.
  • Toma agua en vez de bebidas azucaradas.
  • Come frutas y nueces como tentempiés.
  • Sustituye los alimentos fritos con vegetales.
  • Incorpora ejercicios de fortalecimiento a tu ruina – por ejemplo: lagartijas, sentadillas, zancadas.

Si adoptas la estrategia correcta, triunfarás en tu empeño de modificar tus hábitos. Ninguna fórmula es perfecta, pero los principios que aparecen a continuación te ayudarán a alcanzar el éxito que buscas:

  • Modifica un sólo hábito a la vez. Tu probabilidad de triunfar aumenta si cambias un sólo hábito a la vez.  Es difícil formar un hábito porque el proceso requiere mucha concentración y energía. Si tratas de cambiar muchos, disipas tu energía al abarcar demasiado.
  • Asigna a esto tu máxima prioridad. Las personas frecuentemente posponen ponerse en forma o hacer dieta porque están demasiado ocupadas, demasiado cansadas, o estresadas con proyectos muy ambiciosos. Por lo tanto, asigna un nivel de máxima prioridad en tu día a tu nuevo hábito de hacer ejercicio o de seguir una dieta.
  • Disfruta del hábito. Si el hábito resulta entretenido, lo pondrás en práctica por más tiempo. Elije actividades que disfrutes realizar, únete a algún reto o entra en alguna competencia para que el ejercicio sea divertido.  Come alimentos sanos que sean deliciosos y concéntrate en saborear cada bocado.
  • Conviértelo en algo social. Encuentra compañeros de ejercicios, únete a un grupo de corredores, participa en una clase. Reporta tu progreso diario a tus amistades y familiares mediante Facebook, Twitter o por e-mail.

En resumen, disfruta de tu plan para modificar hábitos, y no te preocupes por cuál será el resultado final del proceso. El destino final importa poco, si disfrutas del camino recorrido.

Sobre la autora
Georgelena Saborio
es fisióloga del ejercicio y supervisora de Employee Fitness en Baptist Health South Florida.


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *