Conocer la verdad sobre los accidentes cerebrales puede salvarle la vida

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

16 de May de 2014


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

De acuerdo con la American Stroke Association (ASA por sus siglas en inglés), como promedio, cada 40 segundos sucede un accidente cerebral.

Aunque en Estados Unidos el riesgo de morir de un accidente cerebral ha disminuido según mejoran los tratamientos y más personas controlan su propia salud, aun es una  seria amenaza para muchas personas que no saben que corren riesgo. Para ellas, un accidente cerebral puede suceder repentinamente, sin mucho aviso.

“La ASA recomienda que un paciente con un accidente cerebral sea tratado durante los primeros 60 minutos de llegar a una sala de emergencia”, dice el Dr. Paul Damski, neurólogo y director médico del Stroke Program para Baptist Hospital. “Esto no es fácil de hacer. Pero se hace, especialmente si las personas comprenden las señales de aviso y actúan rápidamente”.

El accidente cerebral es la cuarta causa más importante de muerte en el país, cerca de 795,000 personas sufren un accidente cerebral cada año.

La buena noticia es que más individuos están conscientes de los factores de riesgo como la alta presión arterial, y están haciendo algo para prevenirlos. Los exámenes físicos regulares y las revisiones de presión arterial y enfermedad cardiaca general son indispensables. Aquellos con una historia familiar de accidentes cerebrales deben ser evaluados minuciosamente.

Mayo es el mes de concienciación nacional para los accidentes cerebrales (National Stroke Awareness Month), por lo que resulta un buen momento para informarse sobre las señales de aviso y cómo controlar los factores importantes de riesgo – información vital que puede salvar vidas.

Es importante saber que si usted tiene factores de riesgo como diabetes, alta presión arterial y niveles altos de colesterol, tiene un riesgo mayor para un accidente cerebral. Su médico aconsejará un programa para tratarle estos factores de riesgo.

Pero es usted quien debe ajustar su estilo de vida para reducir sus oportunidades de sufrir un accidente cerebral.

Aquí tiene la información más importante sobre los accidentes cerebrales para que comience a informarse:

¿Qué es un accidente cerebral?
Un accidente cerebral ocurre cuando un coágulo sanguíneo bloquea una arteria o un vaso sanguíneo revienta, disminuyendo o bloqueando la circulación de sangre a un área del cerebro. Cuando esto sucede, las células cerebrales comienzan a morir y ocurre el daño cerebral.

Factores de riesgo
Hay muchos factores de riesgo para el accidente cerebral que usted puede controlar. Fumar, el exceso de peso, la falta de ejercicio, el uso excesivo de alcohol, y una dieta pobre, son todos factores de riesgo importantes.

Las condiciones de salud que son factores de riesgo contribuyentes incluyen: alta presión arterial (hipertensión), fibrilación auricular, diabetes y colesterol alto.

Los factores de riesgo que usted no puede controlar incluyen edad, raza, género e historia familiar.

El riesgo de un accidente cerebral aumenta con la edad. Algunos grupos étnicos, incluyen afroamericanos y nativos americanos, tienen un riesgo mayor de accidente cerebral. El accidente cerebral es más común en hombres, al menos hasta la edad de 75 años. Después de los 75 años, más mujeres que hombres tienen accidentes cerebrales.

Síntomas de un accidente cerebral

El tratamiento más efectivo para el accidente cerebral debe administrarse entre tres y cuatro horas y media después que comiencen los síntomas. Es importantísimo reconocer las señales de accidente cerebral para que usted, o alguien que esté con usted, pueda llamar al 9-1-1 rápidamente. Las señales de aviso pueden indicar que al cerebro no está llegando la sangre suficiente que necesita.

Generalmente, los síntomas más conocidos de un accidente cerebral incluyen:

  • Entumecimiento o debilidad en la cara, brazos, y piernas, particularmente en una sola parte del cuerpo.
  • Desorientación repentina, confusión o problemas para hablar.
  • Problemas para ver de uno o ambos ojos.
  • Dificultad para caminar, falta de coordinación, mareo y pérdida de equilibrio.
  • Dolor de cabeza repentino y severo sin causa evidente.
  • Si usted, o una persona que esté con usted, exhiben una de estas señales de aviso, he aquí unas simples preguntas que puede hacerle:

  • Pídale que sonría y fíjese si tiene caída parte de la cara.
  • Pídale que levante ambos brazos para determinar si una parte luce caída.
  • Pídale que repita una frase sencilla y determine si está hablando enredado.

  • There are no comments

    Your email address will not be published. Required fields are marked *