- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Comprobando los hechos ‘Dr. Wiki’

Casi todo el mundo ha buscado en la Internet para obtener datos acerca de condiciones de salud, síntomas y factores de riesgo, confiando en búsquedas de Google o en sitios web tales como Wikipedia.

Wikipedia que se auto describe como “la enciclopedia libre”, es el sexto sitio más visitado en el Internet y el sitio más popular de “referencia general” tanto entre consumidores como entre profesionales de la salud.

Sin embargo, un reciente estudio publicado en The Journal of the American Osteopathic Association encontró que nueve de cada diez entradas de Wikipedia sobre las condiciones médicas más costosas en los EE.UU. están equivocadas.

Los investigadores escogieron 10 artículos de Wikipedia de una multitud de fuentes, sobre enfermedades coronarias, trastornos depresivos mayores, osteoartritis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, hipertensión, diabetes mellitus, dolor de espalda, hiperlipidemia y contusiones. Todos con excepción de los artículos sobre las contusiones contenían una cantidad significante de errores en comparación con los de fuentes revisadas por profesionales.

El estudio utilizó las 10 “condiciones más costosas”, basado en gastos públicos y privados que tuvieron lugar durante el 2008 – el año más reciente con datos completos disponibles.

Muchos usuarios no se dan cuenta que Wikipedia depende de aporte continuo de voluntarios no pagados que pueden editar o añadir información en cualquier momento. Cuando se trata de datos sobre cualquier tema, la información a menudo no es verificada por fuentes expertas o revisada por colegas.

“Los profesionales de salud, aprendices y pacientes deben usar precaución cuando utilicen Wikipedia para contestar preguntas relacionadas con el cuidado de los pacientes,” dice la conclusión del estudio.

El estudio también afirma que “a los médicos y estudiantes de medicina que actualmente usen a Wikipedia como referencia médica, se les debe disuadir que lo hagan” debido a errores potenciales e inexactitudes.

Sin embargo, muchas personas confían an Wikipedia para obtener información sobre asuntos de salud incluyendo medicinas, en vez de consultar directamente con los sitios de los sistemas de salud tales como BaptistHealth.net, sitios del gobierno, o sitios revisados por profesionales.
Además, incluso si la información en el Internet está correcta, los consumidores a menudo llegan a conclusiones que pueden disuadirlos de ver a un médico, o malinterpretan los datos proporcionados”, afirmó  Jack Ziffer, Ph.D., M.D. [1], CEO of Baptist Health Medical Group, una organización de más de 140 médicos empleados, integrada dentro de Baptist Health.

“Estamos de acuerdo con que los pacientes busquen información en el Internet, pero tienen que reconocer la fuente y no deben llegar a conclusiones definitivas sin antes consultar con su médico”, dijo el Dr. Ziffer.

“A pesar de estas preocupaciones, Wikipedia se ha convertido en una popular fuente de información médica con el 47 al 70 por ciento de los médicos y los estudiantes de medicina admitiendo que la usan como referencia”, dicen los autores del estudio.

El Dr. Ziffer enfatiza que la mayoría de los médicos consultan por Internet con diarios médicos verificados  para obtener la última información  sobre una gran variedad de condiciones de salud, enfermedades o tratamientos. No hay ningún sitio d referencia general tal como Wikipedia que se considere una fuente de información completamente confiable. Muchos de los mismos artículos revisados por profesionales están también están generalmente disponibles por Internet para los consumidores.

Hay una solo problema potencial con los descubrimientos del estudio, dicen los autores del mismo. Ya que ellos no “comprobaron las afirmaciones en las fuentes revisadas”. Eso es un factor que puede resultar importante dijeron los autores, ya que las fuentes revisadas a menudo no están de acuerdo.

Según la American Academy of Family Physicians (AAFP), los sitios web del gobierno, las universidades o las organizaciones sin fines de lucro tienden a ser confiables porque no están financiadas por empresas que pudieran tener algún conflicto de interés.

El AAFP también aconseja:

  • Asegurar que la información haya sido escrita o revisada por un médico o que la fuente original esté claramente notada.
  • Buscar fuentes confiables para las estadísticas.
  • Asegurar que la información sea hecho en vez de opinión.
  • Buscar información que haya sido escrita o actualizada durante el pasado año.
  • Un paciente informado siempre es bueno ya que siempre vienen con buenas preguntas y

    están mejor informados en general”, dijo el Dr. Ziffer. “Pero todo el mundo debe reconocer el

    valor de un profesional y los recursos que tienen disponibles con su médico.”