Cómo reducir su presión sanguínea naturalmente

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

14 de marzo de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

¿Se puede bajar la presión sanguínea naturalmente, a través de los cambios dietéticos, el ejercicio regular y el manejo del estrés? Los médicos y los dietistas están de acuerdo en que sí se puede, siempre y cuando usted esté monitoreado adecuadamente y se tome sus medicamentos como le sean prescritos.

El resultado de las modificaciones al estilo de vida puede conducir a menos medicamentos o a ningún medicamento, para aquellos con hipertensión o para los que tengan lecturas elevadas de la presión y tengan “pre-hipertensión”. Dejarle saber a más personas que pueden tratarse la presión sin los efectos secundarios de los medicamentos es uno de los factores detrás de las nuevas directrices de la American Heart Association (AHA), el American College of Cardiology y algunos otros grupos de profesionales de la salud.

La categoría actualizada de presión alta es ahora 130/80, una reducción desde 140/90. Este estándar más estricto, que representa el primer cambio mayor en las directrices para la presión sanguínea en 14 años, significa que casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos tendrán la presión alta. Los médicos esperan que esta definición más estricta de la hipertensión resultará en pruebas de detección más tempranas y en el manejo más temprano de la presión, incluyendo motivar a más pacientes a efectuar cambios críticos a su estilo de vida.

El papel del sodio en la presión alta

El implicado principal en la dieta estadounidense cuando se trata de la presión alta es el sodio, del cual la forma más común es la sal de mesa. Un reporte reciente por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés) encontró que alrededor de nueve de cada 10 adultos y niños estadounidenses, están ingiriendo más de la cantidad diaria recomendada de sodio. Consumir sal aumenta la cantidad de sodio en el torrente sanguíneo, haciendo difícil que los riñones puedan eliminar el agua. El resultado en algunas personas es una presión sanguínea más alta, debido a los líquidos adicionales y al esfuerzo adicional en los vasos sanguíneos que conducen a los riñones.

“Las investigaciones han vinculado las altas cantidades de sodio con la presión alta y con un riesgo más alto para la enfermedad cardiaca, los infartos cerebrales y los problemas renales”, afirmó Yeisel Barquin, M.D., internista y doctora de medicina familiar con Baptist Health Primary Care.

Controlar el sodio conlleva mucho más que evitar la sal, según la American Heart Association. También significa revisar los datos en las etiquetas de nutrición de los alimentos empacados antes de comprarlos. Eso es porque aproximadamente un 75 por ciento del sodio consumido está escondido en los alimentos procesados. Cuando vaya a comprar alimentos empacados, lea cuidadosamente las etiquetas. Busque las palabras “soda” y “sodio” y el símbolo “Na” en las etiquetas. Estas palabras demuestran que hay compuestos de sodio presentes.

“Todo lo que venga en una lata, en un envase o en una caja puede estar repleto de sal, aunque no sepa salado”, dijo la Dra. Barquín.

Los estadounidenses deben limitar su consumo diario de sodio a 2,300 milígramos, según la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés). Pero ese es el límite, no necesariamente la cantidad permitida diariamente. Para muchas personas, el consumo diario de sodio puede ser más bajo.

Cómo reducir la presión sanguínea naturalmente
La presión sanguínea, que usualmente son dos números, mide la fuerza que ejerce el corazón contra las paredes de las arterias cuando bombea sangre a través del cuerpo. La presión sistólica (el número de arriba) mida la presión a medida que el corazón late y fuerza la sangre dentro de las arterias. La presión diastólica (el número de abajo) mide la presión a medida que el corazón se relaja entre latidos. Tomar los medicamentos como sean recetados y hacer cambios positivos al estilo de vida puede ayudar a aumentar la calidad de vida y a reducir el riesgo para la enfermedad cardiaca, los infartos cerebrales, la enfermedad renal y más dice la American Heart Association (AHA).

“Ahora nos enfocaremos más en lograr que los pacientes inicien cambios de estilo de vida, incluyendo las dietas más saludables, el ejercicio y la reducción en el consumo del alcohol. Queremos prevenir que la alta presión empeore”, dice Ian Del Conde, M.D. , un especialista cardiovascular con Miami Cardiac & Vascular Institute.

Según la AHA, los cambios de estilo de vida que pueden reducir el colesterol naturalmente incluyen:

  • Consumir una dieta bien balanceada y baja en sal que sea alta en frutas, vegetales, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, aves sin pellejo, pescado y legumbres.
  • Evitar o limitar el sodio, las grasas saturadas y trans; la carne roja (si usted come carne roja compare las etiquetas y selecciones los cortes más magros disponibles); los dulces y las bebidas azucaradas.
  • Hacer ejercicios regularmente. Para reducir la presión sanguínea y el colesterol, la AHA recomienda un promedio de 40 minutos de actividad aeróbica moderada a vigorosa tres o cuatro veces por semana.
  • Dejar de fumar. El tabaco contribuye a la presión alta y a la enfermedad cardiaca, además de ser un factor de riesgo principal para la enfermedad pulmonar y para varios tipos de cáncer.
  • Limitar el alcohol. Consumir alcohol en exceso pone a las personas en más alto riesgo para la presión alta, la obesidad, los infartos cerebrales, las lesiones hepáticas y el cáncer.
  • Manejar el estrés. El estrés puede elevar su presión sanguínea temporalmente causando que su corazón lata más rápidamente y que se estrechen sus vasos sanguíneos. Los efectos del estrés continuo pueden contribuir a la hipertensión.
  • Mantener un peso saludable. Las personas son sobrepeso u obesidad están en más alto riesgo para las condiciones crónicas como la presión alta, la diabetes y la enfermedad cardiaca. Lea más acerca de cómo calcular su peso ideal.
  • Tomar sus medicamentos adecuadamente. Hay una variedad de medicamentos para la presión y algunos de estos pueden causar efectos secundarios. Consulte con su médico y monitoree su presión como sea necesario.

Chequearse regularmente. Asegúrese de conocer sus números, incluyendo la presión sanguínea, el azúcar en la sangre y los niveles de colesterol. Los chequeos regulares incluyen pruebas de laboratorio que cubren todos los datos que necesita su médico para tratar la presión alta y otros factores de riesgo relacionados con la enfermedad cardiaca.

Etiquetas: , , ,