Cómo ha evolucionado el acceso a las arterias, desde la femoral (zona de la ingle) hasta la muñeca

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

28 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

La arteria femoral, que es el vaso sanguíneo principal que suministra sangre a la parte inferior del cuerpo, cerca de la ingle- había sido el punto de entrada más habitual para la intervención coronaria percutánea (ICP) con el fin de abrir los vasos sanguíneos del corazón, o para acceder al cerebro para tratar aneurismas e infartos cerebrales. 

Sin embargo,  hace más de dos décadas, los intervencionistas empezaron a considerar y probar una alternativa más segura: utilizar la arteria de la muñeca, conocida como “acceso arterial radial”. Esto se debe principalmente a que el acceso femoral cerca de la ingle puede causar graves complicaciones en el lugar de acceso durante las intervenciones para tratar los vasos sanguíneos del corazón o el cerebro.


Brian Snelling, M.D., jefe de neurocirugía cerebrovascular y endovascular y director del Programa de Infartos Cerebrales de  Marcus Neuroscience Institute at Boca Raton Regional Hospital.

“Tradicionalmente, si se necesita tratar problemas en las arterias, se accede en la arteria femoral, que está cerca de la ingle”, explica Brian Snelling, M.D., jefe de neurocirugía cerebrovascular y endovascular y director del Programa de Infartos Cerebrales de  Marcus Neuroscience Institute at Boca Raton Regional Hospital. “Y a partir de ahí, se puede llegar a cualquier otra parte. Se puede subir al cerebro para tratar aneurismas o infartos cerebrales. Un cardiólogo, puede llegar hasta las arterias del corazón y realizar intervenciones coronarias. Así es como se hace realmente la terapia endovascular”.

El Dr. Snelling ha sido recientemente coautor de un artículo en la revista médica  Endovascular Today sobre los medicamentos para reducir cualquier riesgo potencial durante los procedimientos a través del acceso arterial radial.

Guilherme Dabus, M.D., codirector de neurorradiología intervencionista y subjefe del departamento de neurociencia de Miami Neuroscience Institute, que también forma parte de Baptist Health, ha ayudado a ser pionero en el acceso arterial radial utilizándolo durante varios años tanto para el diagnóstico como para algunos casos intervencionistas. 

“En los últimos años, el número de casos que se han realizado mediante el acceso arterial radial ha aumentado, sobre todo en los casos de angiografía diagnóstica”, dijo el Dr. Dabus. “Una de las principales ventajas del acceso arterial radial para procedimientos ambulatorios, como la angiografía cerebral diagnóstica, es que el paciente sólo necesita recuperarse durante unas horas. Y el paciente está más cómodo, sin limitaciones significativas después”.


Guilherme Dabus, M.D., codirector de neurorradiología intervencionista y subjefe del departamento de neurociencia de Miami Neuroscience Institute.

Una angiografía diagnóstica requiere un catéter (un tubo delgado y flexible), una guía de imágenes de rayos X y una inyección de material de contraste para examinar los vasos sanguíneos de zonas clave del cuerpo. La ICP se refiere a los procedimientos no quirúrgicos que utilizan un catéter para colocar una pequeña estructura llamada stent para abrir los vasos sanguíneos del corazón que se han estrechado por la acumulación de placa. La arteria femoral también puede utilizarse para realizar angiogramas coronarios, un procedimiento que utiliza imágenes de rayos X para ver los vasos sanguíneos del corazón.

Una ‘montaña de evidencia’ a favor del acceso a la muñeca

El Dr. Snelling señala que el cambio hacia el acceso a la arteria radial en la muñeca comenzó en la década de 1990.

“Hace unos 20 o 25 años, el campo de la cardiología intervencionista empezó a considerar el uso de la arteria de la muñeca, la arteria radial, como alternativa a la arteria femoral”, dijo el Dr. Snelling. “Y han construido una verdadera montaña de evidencia – datos prospectivos y ensayos aleatorios con decenas de miles de pacientes en total – que demuestran que cuando se utiliza la arteria de la muñeca, es más segura y los pacientes tienen un mejor resultado, en comparación con el uso de la arteria de la pierna”.

Principalmente, el riesgo de complicaciones en el lugar de acceso, como las hemorragias, se reduce sustancialmente, añade él. Los neurocirujanos de  Marcus Neuroscience Institute  y del Miami Neuroscience Institute han avanzado mucho en la implantación del acceso arterial radial, o el uso de un punto de entrada en la muñeca, como práctica habitual para los pacientes que se tratan por aneurismas o por infartos cerebrales.

Los cirujanos neurointervencionistas se han quedado atrás de los especialistas cardiovasculares en la adopción generalizada del acceso arterial radial frente al femoral.

“Existen cientos de miles de procedimientos de cardiología intervencionista al año”, explica el Dr. Snelling. “Probablemente una décima parte de ellos se realiza en procedimientos basados en infartos cerebrales. Somos un campo más pequeño y, como tal, nos hemos quedado detrás de la cardiología en cuanto a desarrollo tecnológico.”

Cuando el acceso femoral sigue siendo la mejor opción

Los cirujanos neurointervencionistas se han ido pasando hacia el punto de entrada de la muñeca, pero en algunos casos la arteria femoral sigue siendo la mejor opción, como en una trombectomía que salva vidas, un procedimiento durante el cual se introduce un catéter en una arteria y se sube por el cuello hasta llegar al coágulo sanguíneo que causa el infarto cerebral.

“Es importante tener en cuenta que aún hay varios casos que se realizan a través de un acceso femoral, sobre todo en la intervención de infartos cerebrales en la que se necesitan catéteres de gran calibre”, dijo el Dr. Dabus. “También es importante que los pacientes comprendan que tanto el acceso femoral como el radial son extremadamente seguros”.

Añade el Dr. Snelling: “La mayoría del portafolio de procedimientos que ofrecemos por vía endovascular podemos hacerlos desde la muñeca. Hay algunos que todavía realizo desde la ingle, y se trata principalmente de trombectomías para infartos cerebrales. Cuando necesitamos un catéter más grande o nos preocupa la velocidad, solemos utilizar la vía femoral”.

De otro modo, el punto de entrada más seguro de utilizar una arteria en la muñeca seguirá utilizándose para la mayoría de los procedimientos en los que el tamaño del catéter, la urgencia del tratamiento o los factores específicos del paciente no son problemas.

La seguridad y la comodidad del paciente

Aunque la seguridad del paciente, en términos de prevención de complicaciones hemorrágicas, es la razón principal del cambio hacia el acceso por vía de la muñeca, la comodidad y la facilidad de recuperación para el paciente también son consideraciones. 

“Si se tiene un aneurisma que se trata, o tiene una malformación arteriovenosa (AVM) cerebral, o incluso si tiene una lesión coronaria, es probable que necesite varios procedimientos de diagnóstico o tratamiento con catéter”, dijo el Dr. Snelling. “Cuando un paciente va a tener que someterse a múltiples procedimientos, la comodidad del paciente empieza a ser primordial. Por eso, los pacientes prefieren el acceso radial (en la muñeca) porque es más cómodo. No tienen que estar acostados después de la intervención. Pueden sentarse en una silla, comer y beber, y caminar mucho más rápido. Algunos de mis pacientes están enviando mensajes de texto a sus familiares 20 minutos después de la intervención, utilizando la misma mano en la que se realizó el procedimiento.”

Tags: , ,