Cómo el azúcar y los endulzantes artificiales afectan su cerebro

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de December de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Es un hecho bien conocido que la diabetes es una seria enfermedad crónica en la que el cuerpo no produce suficiente insulina para controlar el azúcar en la sangre (glucosa) o no puede utilizar la insulina que produce tan bien como debería.

Tanto el azúcar como los endulzantes artificiales también tienen un impacto en el cerebro. Y ese efecto lo siente todo el mundo, no sólo los diabéticos.

“Cualquier sustancia que sea capaz de estimular la dopamina – una especie de recompensa para ese circuito en el cerebro – tiene el potencial de convertirse en un hábito”, explica Dalia Lorenzo, M.D., neuróloga con Miami Neuroscience Institute, que forma parte de Baptist Health. “Adicción es una palabra fuerte, obviamente, porque la adicción implica que uno va a salir a buscar la sustancia. Hay alguna evidencia de que el azúcar puede convertirse en un hábito”.

Un reciento podcast de Baptist HealthTalk titulado, Sugar, Artificial Sweeteners & Your Brain (El azúcar, los endulzantes artificiales y su cerebro), tuvo como invitada a la Dra. Lorenzo. El anfitrión, Jonathan Fialkow, M.D., director médico auxiliar y jefe de cardiología de Miami Cardiac & Vascular Institute, le preguntó a la Dra. Lorenzo su opinión acerca de los efectos de los endulzantes – tanto naturales como artificiales – en el estado de ánimo, la memoria e incluso en la Enfermedad de Alzheimer. También hablaron acerca de los efectos del alcohol y la cafeína en el cerebro.

“Todos sabemos que el exceso de azúcar en nuestra dieta puede provocar diabetes y aumento de peso”, dijo el Dr. Fialkow. “Pero, ¿se ha parado usted a pensar alguna vez en cómo afecta el azúcar a su cerebro? Si está pensando: ‘Me he cambiado a los endulzantes artificiales, así que estoy bien’, escuche. Estos vienen con su propio conjunto de impactos en la química de su cerebro”.

He aquí algunos extractos de preguntas y respuestas del podcast de Baptist HealthTalk, el cual puede escuchar en su totalidad aquí:

Dr. Fialkow: Nuestro cerebro necesita algo de azúcar en forma de glucosa como fuente de combustible. ¿Puede hablarnos de cómo utiliza el cerebro la glucosa?

Dra. Dalia Lorenzo:

“Eso es realmente muy importante porque el cerebro sólo utiliza la glucosa como suministro de combustible, a diferencia de algunos de los otros órganos. Así que, por ejemplo, un músculo puede utilizar la glucosa. Pero cuando se agota, tiene algunas reservas en forma de glucógeno y grasa. En el cerebro, la situación es diferente. El cerebro no tiene almacenes o reservas de energía, y realmente depende minuto a minuto de la glucosa que se proporciona a través de la circulación. Así que, es de minuto a minuto. Y si se piensa realmente en eso, el cerebro por peso utiliza mucha más fuente de combustible, la fuente de combustible de la glucosa, que cualquier otro órgano del cuerpo”.

Dr. Fialkow: Si el cerebro no recibe suficiente glucosa, si nuestra glucosa en la sangre baja, ¿cuáles son los efectos del cerebro?

Dra. Dalia Lorenzo:
“Como puede imaginar, sin el combustible las células nerviosas no van a funcionar bien. Y por lo tanto, se empezarán a ver algunos problemas de rendimiento. A algunas personas les costará trabajo pensar. No pueden concentrarse. Muchas veces, pueden empezar a mostrar síntomas como si estuvieran teniendo un infarto cerebral. Pueden confundirse, y si se pone muy, muy bajo el nivel, entonces eso puede hacer daño. Puede haber un daño real en las células nerviosas”.

Dr. Fialkow: Ahora, ¿hay algún riesgo de un azúcar demasiado alto? Así que, si el azúcar en la sangre está muy elevado, ¿afecta eso al cerebro?

Dra. Dalia Lorenzo:
“Sí, definitivamente… En primer lugar, se pueden ver muchos cambios en el estado de ánimo cuando la glucosa está demasiado alta. La gente se vuelve irritable. Muchas veces, no pueden concentrarse bien; no pueden pensar rápidamente. De hecho, se han hecho estudios en los que se demuestra que… simplemente no pueden pensar con la misma rapidez”.

Dr. Fialkow: Entonces, si decimos que el azúcar en la dieta, especialmente en sus formas simples como la fructosa y varias otras formas, podría tener algún impacto negativo, ¿entonces estamos obviando ese impacto negativo mediante el uso de endulzantes artificiales?

Dra. Lorenzo:
“Se están anulando muchos de los efectos calóricos. Se están utilizando sustancias que tienen otros inconvenientes, y específicamente inconvenientes que pueden afectar al cerebro. Hay muchos tipos de endulzantes artificiales. El aspartamo se metaboliza en un aminoácido, que es el aspartato, que es en realidad un neurotransmisor muy estimulante. Por lo tanto, esa sustancia realmente sobre estimulará las células nerviosas.

“Y si hay mucha cantidad, puede sobre estimular las células nerviosas hasta el punto de dañarlas o destruirlas. Hay algunos aminoácidos que lo hacen. El aspartato es estimulante. El glutamato es muy estimulante, y se encuentra en otras sustancias alimenticias a las que estamos expuestos, como el glutamato monosódico. Además, muchas bebidas energéticas contienen taurina. La taurina es otro estimulante del neurotransmisor. Así que hay que ser un poco cauteloso porque se está cambiando una cosa por otra. No hay esa ingesta calórica, pero ahora se está exponiendo al cerebro a otros efectos”.

Tags: ,