Cómo ayudar a los niños a manejar sus horarios agitados

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

12 de September de 2014


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés


Los padres no son los únicos que luchan con el manejo de horarios agitados. Los niños en edad escolar están encontrando más y más difícil buscar el tiempo para todas las cosas que desean hacer cada día.

El principio el año escolar es un buen momento para ayudar a su hijo a hacer un plan de manejo de tiempo, dijo Regina Melchor-Beaupré, PsyD, una psicóloga clínica licenciada que está afiliada con Baptist Health.

Permitirle a los niños participar en una variedad de deportes y actividades es beneficioso, dice ella. Muchas actividades ofrecen valiosa instrucción, les enseñan disciplina y a trabajar en equipo, y aumentan el autoestima. Sin embargo, estos pasatiempos también debe ser divertidos mientras no afecten su bienestar y su tranquilidad mental.

“Es importante determinar si las actividades extraescolares de un niño aumentan o disminuyen la ansiedad”, dice la Dra. Melchor-Beaupré.

Una agenda sobrecargada – la cual puede incluir la escuela, las tareas escolares, los deportes, los programas extraescolares y clubs, las lecciones de música y arte, los trabajos y el voluntariado – pueden convertirse en agobiantes y dejar a los niños con poco tiempo para relajarse. Desafortunadamente la sociedad de hoy mira el tiempo de descanso de forma negativa. De hecho, la participación excesiva es a menudo promovida – y recompensada.

Los medios sociales tampoco ayudan. Facebook está lleno de mensajes jactanciosos destacando éxitos personales. Los niños tienden a compararse con sus compañeros quienes aparentan manejar con facilidad todo lo que se cruza en su camino. Como resultado, los niños pueden sentir la presión de sobre extenderse al unirse a cada club o ser voluntario para cada causa, dijo la Dra. Melchor-Beaupré.

A los niños se les enseña que las personas exitosas toman riesgos, establecen metas, trabajan duro y siempre hacen lo mejor que pueden. Algunos padres instan – o empujan- a sus hijos a participar en los mismos deportes y actividades que ellos. Pero algunos padres están tan ocupados que no se dan cuenta que sus hijos se están agobiando, señaló la Dra. Melchor-Beaupré.

“Cuando yo trato a los niños, trato a sus familias enteras”, dijo ella. “Un horario activo muchas veces está construido dentro del estilo de vida de una familia. La habilidad para manejar actividades múltiples varia de persona a persona y de familia en familia”.

Algunos niños y adolescentes se sienten abrumados con un nivel “normal” de actividad o responsabilidad. La Dra. Melchor-Beaupré sugiere que los niños escriban sus agendas en un calendario diario y lo cuelguen.

“Cuando los niños ven cada actividad y la tachan, derivan una gran sensación de logro”, dijo la Dra. Melchor-Beaupré. “Se sienten menos agobiados y comienzan a darse cuenta de que pueden manejar sus horarios con éxito”.

En contraste, algunos niños andan con el “tanque” casi vacío, señala. Estos niños a menudo muestran señales de estrés como irritabilidad, cambios en el sueño o en los hábitos de comer, enfermedades repetitivas y notas más bajas. En resumidas cuentas: Si hay estrés e infelicidad, algo debe cambiar.

Aprender a balancear la presión social y académica junto con un horario ocupado, es una habilidad difícil pero esencial para la vida. He aquí algunas maneras en la cuales usted puede ayudar a sus hijos a encontrar un balance saludable.

• Ponga el ejemplo para sus hijos. Asegúrese de mostrarles niveles saludables de trabajo, recreo, familia y comunidad.
• Ayude a sus hijos a poner prioridades y a limitar el número de actividades en sus agendas.
• Dele a sus hijos orientación, estímulo y apoyo.
• Ayude a sus hijos a crear calendarios de actividades personales.
• Creen un calendario familiar para que cada miembro pueda ver el panorama completo cuando esté considerando nuevas actividades.
• Saque tiempo individual con cada niño.
• Mantenga algunas “tradiciones” que junten a su familia para pasar tiempo juntos como una cena, desayuno, un partido de tenis o una noche de cine.
• Tengan reuniones familiares para mejorar la comunicación, la toma de decisiones y la planificación de actividades.
• Organícese.
• Ponga horarios regulares para las comidas y para acostarse.
• Asegúrese que sus hijos estén durmiendo lo suficiente.
• Anime a sus hijos a relajarse de vez en cuando, y luego relájese usted con ellos.


There are no comments

Your email address will not be published.