Comer por estrés: La conexión entre la comida y el estado de ánimo

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

17 de July de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Todos estamos experimentando presiones y estrés sin precedentes por la forma en la cual el coronavirus ha cambiado nuestras vidas. Según una encuesta por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, alrededor de la mitad de nosotros estamos ansiosos acerca de contraer la COVID-19, y alrededor de dos tercios de nosotros estamos ansiosos acerca de que uno de nuestros seres queridos contraiga el virus.

Con los niveles más altos de estrés, dos expertas de Baptist Health South Florida, Amy Kimberlain, dietista registrada, y Amy Exum, psicoterapeuta, le dijeron a los televidentes de un segmento de IGTV que hay, de hecho, una conexión definitiva entre el estado de ánimo y la comida.

“Esta es una respuesta psicológica y nuestros cuerpos reaccionan de manera distinta”, dice Kimberlain. Tenemos una hormonal de estrés llamada cortisol…y el cortisol puede conducirle a algunos de esos alimentos que son azucarados, o salados o dulces porque su cuerpo siente que necesita algún tipo de combustible para combatir cualquier amenaza que el estrés haga al cuerpo pensar que es”.

A corto plazo, un aumento en cortisol puede reducir el apetito, explica Kimberlain, pero si el estrés persiste, puede conducir a un aumento en el apetito.

Exum añadió que durante estos tiempos de tanta presión y tanto estrés “podemos encontrarnos buscando otras cosas para ayudarnos a lidiar durante estos momentos. Cosas que quizás no sean saludables, o que no sean tan saludables como quisiéramos que fueran”. Sin embargo, ambas expertas concluyen que esta es una respuesta “normal” y que el primer paso para resolver el caso es estar conscientes.

¿Cuáles son algunas cosas que usted se puede preguntar a sí mismo para comer conscientemente?

Ya que la mayoría de las personas comen por motivos que no son el hambre física, la primera pregunta de “¿Por qué estoy comiendo?” es frecuentemente central para cambiar el comportamiento, explica Kimberlain.

He aquí una lista de preguntas que usted se puede hacer a sí mismo:

  •  “¿Por qué estoy comiendo?”
  •  “¿Cuándo quiero comer?”
  • “¿Qué estoy comiendo?”
  • “¿Cómo estoy comiendo?”
  •  “¿Cuánto estoy comiendo?”
  • “¿A dónde va la energía?”

¿Está bien comer para sentirnos reconfortados?

Es cierto que “la comida es reconfortante”, dice Exum. “Leyendo la literatura, vemos que la comida actualmente trae la sensación de aliviar la soledad. Así que definitivamente queremos reconocer que la comida no es sólo para la nutrición, pero que también es una parte de la vida que disfrutamos. Sin embargo, algunos de nosotros (debido a la COVID-19) podemos estar comiendo un poco de más porque hemos perdido muchas otras cosas – temporeramente – que usualmente disfrutamos”.

Sin embargo, en vez de ir directamente a la despensa, Exum sugiere detenerse y preguntarse cuál sería su elección saludable en ese momento.

“En vez de ir a comer algo, puede usted hacer algún tipo de actividad por al menos cinco minutos para quitar la mente de ese lugar y encontrar algo que sea más saludable para usted en ese momento”, explica Exum.

¿Cuáles son algunos consejos para mejorar el estado de ánimo con la comida?

  • Ponga atención al horario de sus comidas

Según Kimberlain, es importante tratar de crear un horario para el día – todo mientras honramos nuestras señales de hambre. Ponerle un horario a sus comidas le permite evitar estar sin comer por demasiado tiempo y previene la fluctuación de sus niveles de azúcar.

  • Coma una comida balanceada.

“Una comida balanceada incluye granos enteros, proteínas magras y grasas saludables”, dice Kimberlain. “Esto le ayuda a mantener su azúcar estable y, a fin de cuentas, le mantendrá lleno por más tiempo”.

Usted no está solo.

No es algo realista tratar de reducir todo el estrés en nuestras vidas, dice Exum. De hecho, un poco de estrés a niveles moderados y bajos es saludable.

Sin embargo, Exum añade que “es importante estar conscientes cuando estamos lidiando con otros problemas que puedan comenzar a impactar nuestra salud física. Queremos mantenernos alejados de esta idea de todo o nada – la idea de que estoy muy estresado o no estoy estresado del todo y no tengo nada por qué preocuparme”.

La meta principal, según Exum, es reducir sus niveles de estrés para que sean manejables y para que usted pueda seguir adelante con su vida viaria.

“Si usted encuentra que no puede o que le cuesta trabajo despertarse, le cuesta trabajo ir a trabajar…le cuesta trabajo comer… entonces es el momento de buscar la ayuda de un profesional…estamos aquí para eso”, dice Exum. “Existe un estigma tan grande alrededor de la salud mental. Pero la salud mental es algo con lo que lidiamos todos los días. Queremos mantenerla fuerte y queremos mantenerla saludable; y para aquellos que estén luchando, estamos aquí para apoyarles”.

Tags: , ,