Clarificando el método R.I.C.E. para lesiones menores

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

30 de octubre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

¿Cuándo se debe implementar el método R.I.C.E. después de una lesión de los tejidos blandos? RICE por sus siglas en inglés quiere decir rest (reposo), ice (hielo), compression (compresión) y elevation (elevación).

La mayoría de las lesiones leves, tales como las torceduras de las rodillas o los tobillos, o la distención muscular, se pueden sanar con el método RICE. Las torceduras moderadas también pueden requerir un período de órtesis o entablillamiento. El método RICE es una manera simple de reducir la inflamación, aliviar el dolor y acelerar la recuperación.

Si usted tiene dolor o inflamación que empeora o que no sana luego de implementar el método RICE, consulte con un médico. Para las personas que hacen ejercicios regularmente, tal como los corredores o los ciclistas, o los que toman parte en las actividades deportivas, hacer ejercicios de estiramiento antes de comenzar es una buena manera de prevenir las lesiones de los tejidos blandos.

“Especialmente a medida que vamos entrando en años, tenemos que tomar el tiempo para estirarnos”, afirmó Derek Papp, M.D., doctor de medicina deportiva con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute. “Usted no tiene que hacerlo necesariamente antes de salir. Pero sí haga algún ejercicio ligero de calentamiento – una corrida ligera o una caminata corta antes de comenzar a correr. Luego haga sus ejercicios de estiramiento y eso ayudará a evitar las lesiones”.

He aquí un resumen del método R.I.C.E, con consejos útiles para cada uno de los cuatro pasos:

1: Reposo: En cuanto usted sienta que se ha lesionado, deje de hacer la actividad que le causó el dolor y repose lo más que sea posible, por lo menos 48 horas. Pero no repose demasiado. Mientras que resumir las actividades demasiado pronto puede agravar las torceduras o las distensiones, demasiado descanso puede presentar problemas tales como la rigidez o la falta de circulación adecuada. “Yo les digo a mis pacientes que tienen dolor de espalda que se tomen unos días libres, pero no quiero que estén en cama por una semana ya que eso no ayuda y puede causar rigidez”, dice el Dr. Papp.

  1. Hielo:Para reducir el dolor y la inflamación, el hielo siempre ayuda, especialmente dentro de las primeras 24 horas de haberse lesionado. Aplíquese una compresa de hielo (cubierta con una toalla ligera pero absorbente para evitar las quemaduras de la piel) por lo menos 10 minutos. Repita esto tan a menudo como sea posible durante las primeras 24 a 48 horas después de una lesión. “El hielo puede ayudar con la inflamación inicial después de la lesión”, dice Phillip Depaola, asistente médico con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute. “Después, en un entorno de recuperación, el hielo puede ayudar a calmar la inflamación causada por cualquier tipo de procedimiento de rehabilitación o por la fisioterapia. Pero mayormente puede ayudar con ese flujo de sangre inicial al área, que puede causar la inflamación y el dolor”.
  1. Compresión:Esto se refiere a envolver el área lesionada para prevenir la inflamación. Se puede usar un vendaje elástico. Asegúrese que la venda le quede ajustada pero no demasiado apretada. Si está demasiado apretada, esto puede interrumpir el flujo de sangre. “Los vendajes o las ‘mangas’ de compresión están disponibles en la mayoría de las farmacias”, dice el Sr. Depaola. “La inflamación va a ser la fuente principal de incomodidad después de cualquier tipo de lesión”.
  2. Elevación:Elevar la parte del cuerpo adolorida por sobre el nivel de su corazón puede ayudar a reducir el dolor y las punzadas. Por ejemplo, usted puede poner un tobillo torcido sobre una almohada a un nivel por arriba de su corazón. “La elevación es el uso de la gravedad para limitar la inflamación”, dice el Sr. Depaola. La elevación también puede reducir los hematomas haciendo más difícil que la sangre alcance el área de la lesión. Los expertos dicen que es mejor elevar el área afectada por hasta 3 horas al día hasta que se alivie el dolor.

Si el dolor o la incomodidad persiste después de haber realizado los pasos del método RICE, un doctor de medicina deportiva puede evaluar la lesión. He aquí lo que puede hacer su médico:

  • Diagnosticar la lesión y ofrecer un buen estimado del tiempo de recuperación;
  • Recomendar tratamientos;
  • Personalizar un plan de rehabilitación para el paciente;
  • Asegurar que la rehabilitación pueda prevenir otra lesión o una lesión por sobrecompensación;
  • Ofrecer recomendaciones para la fisioterapia
  • Ofrecer consejos acerca de nutrición o suplementos para un mejor desempeño.

Etiquetas: