Cirujano ortopeda le salva la pierna a una mujer de Nigeria

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

16 de febrero de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Para Ndidi Elizabeth Ojobo, de 29 años, lo que se esperaba que fuera una cita final de seguimiento con su cirujano ortopeda, se convirtió en una celebración sorpresa de su milagrosa recuperación de casi tener que amputarse la pierna.

Los médicos, enfermeros, terapistas y otros profesionales que cuidaron de Ndidi en West Kendall Baptist Hospital la sorprendieron con aplauso y abrazos para conmemorar su jornada médica de 3 años de duración. Un accidente de tránsito en su tierra natal de Nigeria dejó a Ndidi con la pierna izquierda severamente rota en tres lugares.

Luego de someterse a tres cirugías en dos países para reparar las fracturas sin éxito, los médicos le dijeron que tenía que amputarse la pierna. Buscando otro tipo de resultado, Ndidi emprendió una búsqueda por internet para otros médico. Con la ayuda de Baptist Health International y una visa de dos años desde Nigeria, Ndidi fue conducida a Charles Jordan, M.D., un cirujano de trauma ortopédico en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute en West Kendall.

Cuando el Dr. Jordan primero vio a Ndidi en el 2015, su pierna estaba muy mal. El médico, que se vio enfrentado con el arduo trabajo de reparar múltiples fracturas que fueron empeoradas por infecciones, dedico horas explicándole a Ndidi todas las cirugías y el trabajo de seguimiento que eran necesarias para salvarle la pierna.

“Ella enfrentó las desventajas más fuertes que se pueden tener después de tener una fractura mayor de una extremidad inferior”, dijo el Dr. Jordan. “Hablamos de cómo tomaría más de un año, múltiples operaciones y mucho esfuerzo de su parte sólo para darle una oportunidad de tener una función que fuera aceptable. Era todo lo que ella deseaba, y yo sabía que teníamos el equipo para lograrlo”.

El Dr. Jordan realizó tres cirugías para reparar los huesos rotos de Ndidi. Luego ello pasó un año rehabilitando su pierna con Janet Acosta, una fisioterapeuta en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute en West Kendall. Asistiendo a rigurosas sesiones de terapia física entre 2 y 3 veces por semana, Ndidi trabajó arduamente a medida que Acosta ayudaba a restaurar la función y la amplitud de movimiento de la pierna.

“Ella pasó del llanto en casi todas las sesiones de terapia, a caminar lentamente y ahora está caminando sin la ayuda de muletas”, afirmó Acosta. “Estoy sumamente orgullosa de que pudimos ayudarla y contenta porque se que ella ahora va a vivir una vida normal”.

Durante la celebración, acompañada por el equipo médico que ayudó a salvarle la pierna y reflejando acerca de cuan lejos había llegado, Ndidi a veces se sentía embargada por la emoción. Ahora que ya no enfrenta una discapacidad, ella espera trabajar como peluquera cuando regrese a Nigeria.

“En todos los lugares que fui anteriormente me decían que tenían que amputarme la pierna”, dijo Ndidi, tratando de contener sus lágrimas. “Me siento tan agradecida por lo que el Dr. Jordan y su equipo han hecho por mi. Nunca los olvidaré”.

El Dr. Jordana añadió, “Ella a superado todas las estadísticas contra las cuales estaba luchando. Está completamente sana y se ve muy bien. Los eventos como este sirven como testimonio del gran equipo que tenemos y de cómo todos colaboran para ayudar a sanar a las personas”.

Etiquetas: ,