- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Chef Richard, “Fettucine con Salsa de Tomate” baja en ácido

Los tomates son muy versátiles y pueden añadir un gran sabor a algunas de sus recetas favoritas. A medida que no envejecemos, reducir el contenido ácido en nuestros alimentos favoritos puede hacer que asimilemos la comida un poco más fácilmente los que tenemos una baja tolerancia para los alimentos ácidos.

A continuación se presentan algunas técnicas útiles sobre cómo reducir la acidez de la salsa de tomate, así como uno de mis favoritos platos sencillos de pasta, de baja acidez.

• Evitar los tomates en conserva. Los tomates enlatados o envasados tienden a tener una mayor acidez que los tomates frescos que han madurado, debido a que un mayor nivel de ácido es generalmente deseable para el proceso de enlatado/preservación.

• Seleccionar sólo tomates maduros, mientras más firme esté el tomate, más ácido estará. Por lo mismo, es bueno comprar los tomates que están en temporada. Entre las variedades más dulces de tomates se encuentran Sun Gold y Sweet100s.

• Agregar una papa durante el proceso de cocción. Pelar y cortar la papa por la mitad, añadir a la salsa y retirarla después de 20 a 30 minutos. Cuando la papa salga del agua, tendrá un sabor a vinagre o salmuera por haber absorbido una parte del ácido.

• Agregar ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio a la salsa de tomate para ayudar a neutralizar el ácido.

“Fettucine con Salsa de Tomate” baja en ácido

• Fettuccine fresco, un paquete refrigerado de 8 onzas

• 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

• 8 tomates ciruela, blanqueados y cortados

• ½ cucharadita de sal

• 1 taza de hojas picadas de albahaca fresca

• ¼ cucharadita de pimienta negra recién molida

• 1 taza de alcachofas en cuartos, recién peladas o cortadas y envasadas en aceite (no enlatadas)

• ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio

1. Hacer cortes en 8 tomates maduros con un cuchillo de emparejamiento haciendo una pequeña marca de cruz en la parte inferior al descarozarlos. Escaldar los tomates, poniéndolos en agua hirviendo durante 20 a 30 segundos. Sacarlos del agua caliente con unas pinzas y ponerlos en una recipiente con agua y hielo. Retirar la piel suelta y descartar.

2. Cortar los tomates pelados en trozos de alrededor de 1″.

3. Colocar los tomates en una cacerola con un poco de aceite de oliva extra virgen y cocinar a fuego medio durante unos 10 minutos. Los tomates deben estar calentados a fondo para que el siguiente paso funcione con mayor eficacia.

4. Retirar la cacerola del fuego brevemente y agregar el bicarbonato de soda. El bicarbonato de sodio reacciona con los tomates para neutralizar la acidez. Es posible que vea un efecto de efervescencia o burbujas al añadir el bicarbonato de sodio. Debe esperar a que éste se detenga antes de continuar.

5. Después de que la reacción de bicarbonato de sodio se haya detenido, devolver la cacerola al fuego y añadir las alcachofas en cuartos y la albahaca fresca.

6. Cocinar la pasta fresca en agua hirviendo con sal.

7. Mezclar la salsa de tomate con la pasta recién cocida y servir.

Calorías: 343; Grasas: 13.3 g; Grasas saturadas: 4.2 g; Grasas monoinsaturadas: 6.2 g; Grasas poliinsaturadas: 1.1 g; Proteínas: 14.8 g; Hidratos de carbono: 43.4g; Colesterol: 51 mg; Sodio: 541mg.

 

Acerca de Richard
El Chef Richard Plasencia, chef ejecutivo del Kendall Baptist Hospital, se unió a Baptist Health South Florida en 2011. Es un chef galardonado y apasionado sobre el crear y compartir recetas locales y de temporadas sazonadas con sabor y buena salud. Además de su interés en la nutrición, Chef Richard tiene una extensa historia en la industria de la hospitalidad. Sirvió como Chef en Town Kitchen & Bar, Jake’s, el Hyatt Regency Coral Gables, el Shore Club, Por Fin, y el Conrad Hotel. También ha participado en varios equipos que recibieron premios de estrella Mobile 4 y 5, así como de Cioppino habiendo sido nombrado entre los 50 mejores restaurantes en América por Esquire Magazine 2005. Durante el tiempo que estuvo en el Ritz-Carlton Key Biscayne, Chef Richard Plasencia se graduó de Johnson & Wales University con un grado de Bachiller de Ciencias en Artes Culinarias.