- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Hechos acerca del cáncer de estómago

El legendario actor y estrella de televisión Fred Rogers del programa “Mister Rogers’ Neighborhood,” la diseñadora y modista Liz Claiborne, el robusto John Wayne y el líder militar francés Napoleón Bonaparte comparten una fama notable. Desafortunadamente, también comparten otro parecido – todos sufrieron cáncer de estómago, según No Stomach for Cancer [1], una organización de educación, investigación y apoyo basada en el medio oeste de los Estados Unidos.

El National Cancer Institute [2] estima que alrededor de 26,240 casos de cáncer de estómago o cáncer gástrico serán diagnosticados en el 2018 y aproximadamente 10,800 personas (6,510 hombres y 4,290 mujeres) morirán por causa de la enfermedad. A pesar de que estas estadísticas son aparentemente perjudiciales, la cifra de casos nuevos diagnosticados en la pasada década se ha reducido alrededor de un 1.5 por ciento anualmente. La concientización acerca de la enfermedad y las mejoras en las opciones de tratamiento han llevado a esta tendencia de reducción, según creen los expertos.

¿Qué es el cáncer de estómago?

La American Cancer Society [3] dice que el cáncer de estómago se origina en el revestimiento más profundo del estómago conocido como la mucosa. Éste se desarrolla lentamente con el tiempo, comenzando con cambios celulares que no causan síntomas que se pueden detectar.

Los síntomas del cáncer de estómago

A medida que crece el cáncer, los síntomas se van desarrollando. Dependiendo de la localización del cáncer dentro del estómago, los síntomas pueden variar.

Los síntomas más comunes incluyen:

Omar H. Llaguna, M.D. [4], un oncólogo quirúrgico con Miami Cancer Institute [5], nota que algunos de los síntomas del cáncer de estómago son parecidos a los síntomas de otras enfermedades o condiciones menores. Por eso, él advierte que no debemos preocuparnos por que el cáncer de estómago sea la causa de estos síntomas. Conversamente, él nos recuerda que no debemos ignorar estos síntomas y que debemos buscar atención médica, especialmente si los síntomas son nuevos o si persisten.

“La normalización de algunos de estos síntomas por los medios de comunicación – especialmente cuando se trata de la acidez, la llenura o la indigestión – ha conducido a un aumento en el auto tratamiento, lo cual puede llevar a un retraso en la atención médica y a un pronóstico poco favorable si el cáncer de estómago resulta ser la causa de estos síntomas”, dijo él.

Síntomas ‘de alerta’

Cuando el cáncer de estómago crece hasta el grado en el cual se desarrollan los síntomas, el Dr., Llaguna dice que también pueden ocurrir síntomas “de alerta”. Éstos incluyen:

“Si vemos estos síntomas, sabemos que es más probable que estemos lidiando con un problema más serio, y comenzamos a hacer pruebas para determinar la causa”, dijo él.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de estómago?

Análisis de sangre

El Dr. Llaguna dice que el primer paso para diagnosticar en cáncer gástrico es un análisis de sangre, el cual puede revelar otras causas para los síntomas o demostrar anemia, la cual puede estar causando un sangramiento interno.

Prueba de bario

Las personas que sufren de reflujo se someten a una prueba de bario. El Dr. Llaguna dice que en este estudio no invasivo, el paciente bebe sulfato de bario y luego se le toman imágenes por rayos-X del conducto digestivo superior – el esófago y el estómago. Esta prueba puede detectar un engrosamiento del revestimiento del estómago, el cual puede indicar una úlcera o un tumor.

Endoscopía

Una endoscopía a veces se realiza después de una prueba de bario para revelar más claramente la causa del engrosamiento bajo sospecha, para diagnosticar el cáncer de estómago.

El endoscopio es un tubo delgado y flexible equipado con una cámara de video. Durante una endoscopía, el médico pasa el endoscopio por la garganta del paciente, mientras dicho paciente está sedado. El médico, usualmente un gastroenterólogo, usa el endoscopio para examinar el revestimiento del esófago, el estómago y la entrada del intestino delgado. Si hay algo que se ve anormal, el médico puede tomar una biopsia o tomar muestras del tejido para ser analizadas bajo un microscopio por un patólogo para diagnosticar el cáncer de estómago.

Una vez se haya confirmado el cáncer de estómago, su localización y la severidad del tumor determinan la mejor opción de tratamiento, dice el Dr. Llaguna.

CT, MRI and escanes de PET

Luego de un diagnóstico confirmado de cáncer de estómago, pueden necesitarse pruebas de imágenes adicionales para ayudar al oncólogo – un médico que se especializa en el tratamiento del cáncer – a determinar el mejor plan de tratamiento. A menudo los pacientes se someten a un escán por tomografía computarizada (CT o CAT) o imágenes de resonancia magnética (MRI) para ver si hay otras estructuras dentro del abdomen que parecen ser afectadas por el tumor en el estómago. Además, un escán de tomografía por emisión de positrones (PET) puede revelar las áreas a donde se ha regado el cáncer.

Las etapas del cáncer de estómago – Clasificación TNM

El Dr. Llaguna dice que estas pruebas de imaginología le ayudan a él, como oncólogo quirúrgico, a determinar la mejor manera de extirpar el tumor. Él también debe saber la magnitud en la cual se ha regado el cáncer, o su etapa.

“Para determinar la etapa del cáncer, usamos la Clasificación TNM”, dijo él.

“Las tres letras deben ser consideradas para determinar la etapa del cáncer gástrico y, por consiguiente, desarrollar el plan de tratamiento más apropiado”, dijo el Dr. Llaguna.

¿Cómo se trata el cáncer de estómago?

Cuando el cáncer de estómago está en sus etapas más tempranas, la cirugía para extirpar el tumor y los nódulos linfáticos afectados, seguido por medidas para prevenir una recurrencia, pueden ofrecer un buen pronóstico. Mientras más alta la etapa, hasta la etapa 4, lo cual significa que el cáncer se ha regado a otros órganos, más agresivo será el tratamiento. Esto puede incluir quimioterapia,  inmunoterapia [6] o una combinación de ambas opciones de tratamiento.

Los factores de riesgo para el cáncer de estómago

El Dr. Llaguna dice que los factores de riesgo principales para el desarrollo del cáncer de estómago siguen siendo la edad y el sexo. Los hombres y los pacientes entre las edades de 60 y 80 años tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de estómago, dice él. Sin embargo, ha surgido evidencia de que otros factores de riesgo también contribuyen.

Origen étnico

Según el National Cancer Institute, el cáncer de estómago es más común entre los hispanos, los afroamericanos, los indios americanos y entre las personas de las islas del Pacífico que viven en los Estados Unidos, de lo que es entre los blancos que no son de origen hispano.

Infección de H pylori

Cada vez se hace más evidente que la infección con la bacteria de Helicobacter pylori, o H pylori, aumenta el riesgo para desarrollar el cáncer de estómago. El Dr. Llaguna dice que la bacteria, que fue descubierta en los años 1980 y ha sido vinculada con las úlceras, también se ha detectado en un alto número de pacientes con cáncer de estómago, indicando que la presencia de la bacteria puede alimentar el crecimiento del cáncer. Sin embargo, no todas las personas con la bacteria desarrollan cáncer de estómago. Los estudios sugieren que tratar la H pylori, en el manejo de la gastritis [7] o la enfermedad de úlcera péptica [8] reduce el riesgo para el cáncer gástrico.

Una dieta alta en nitritos/nitratos

Se ha detectado un aumento en el riesgo para el cáncer de estómago en las áreas del mundo donde la gente consume una gran cantidad de alimentos ahumados, pescados salados, carnes saladas y vegetales encurtidos. Esto sugiere que existe un vínculo entre los nitritos y los nitratos, sustancias que se encuentran en las carnes curadas y se ha demostrado que se convierten por la H pylori y por otras bacterias en compuestos que han causado cáncer de estómago en los animales de laboratorio.

Fumar

El tabaquismo duplica el riesgo para el cáncer de estómago, especialmente en el cáncer que se desarrolla en la parte superior del estómago, cerca del esófago, según la American Cancer Society.

Antecedentes familiares

Tener un padre, un hermano o un hijo con cáncer de estómago aumenta el riesgo de una persona para desarrollar la enfermedad. Existen varias condiciones genéticas y mutaciones [9] que también se han visto vinculadas con un aumento en el riesgo para el cáncer de estómago. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de estómago se deben hacer pruebas de detección 10 años antes de la edad en la cual sus parientes fueron diagnosticados con la enfermedad, dice el Dr. Llaguna, para mejorar las probabilidades de una detección temprana.

Mientras que el cáncer de estómago cobró las vidas de Rogers, Claiborne, Wayne y Bonaparte, una concientización más amplia y las opciones de tratamiento mejoradas han ayudado a reducir la incidencia de dicha enfermedad. El Dr. Llaguna sigue resaltando el mensaje de la detección temprana, del tratamiento temprano y de la prevención del cáncer de estómago.

“Conocer los factores de riesgo y los síntomas del cáncer de estómago, junto con la reducción en los factores de riesgo que se pueden controlar, hará mucho para reducir aún más la incidencia de esta enfermedad”, dijo él. “Queremos que la gente tome nota y que tome acción”.