- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

The Boutique at Miami Cancer Institute ofrece pruebas de pelucas y sostenes

Cuando Sandy Edie, de 65 años estaba llegando al final de su tratamiento de radioterapia y quimioterapia para su cáncer cerebral, ella comenzó a buscar dónde podía conseguir una peluca. Su búsqueda la llevo a un lugar especial dentro del mismo edificio donde se estaba atendiendo – The Boutique at Miami Cancer Institute.

Edie se reunió con la especialista del salón, Olga Acosta, quien la hiso sentir a gusto para seleccionar la peluca que le quedara más cómoda y la hiciera lucir mejor. Acosta, quien tiene más de 42 años de experiencia como cosmetóloga con pericia en tratamientos de cabello para pacientes de cáncer, habla con cada paciente acerca de los deseos y sus necesidades individuales de estos. Ella les explica el corte suave – que remueve el pelo de los pacientes hasta el cuero cabelludo – así como también cómo cuidar de su cuero cabelludo.

“Es importante estar muy consciente de la sensibilidad del cuero cabelludo del paciente después de la radioterapia”, dijo Acosta. “Tenemos un champú medicado especial que reduce la picazón, y cuando llegue el momento, también ofrecemos champús y acondicionadores que promueven el crecimiento del cabello”.

The Boutique ofrece pelucas de Revlon, René of Paris y Noriko, desde cortas hasta largas y glamorosas. Están hechas de pelo sintético que retiene el color y el brillo y que puede ser cortado y estilizado. En un cuarto privado, Acosta, corta cabello, le ayuda a las pacientes a probarse las pelucas y les enseña el mantenimiento adecuado. La clienta puede regresar en cualquier momento para re estilizarse la peluca sin costo adicional. Los hombres también son bienvenidos y hay tupés disponibles. La tienda también venda pañuelos para aquellas que prefieran permanecer sin cabello o para alternar con las pelucas.

Las pelucas fluctúan en precio desde $80 a $250, la mitad del precio de la mayoría de las demás tienda, según Acosta.

Para muchas mujeres con cáncer de seno, la ropa especial como los sostenes de mastectomía, son una parte importante de la recuperación posquirúrgica. The Boutique at Miami Cancer Institute también ofrece una línea completa de preciosos sostenes y otra ropa, así como también una amplia gama de senos prostéticos, productos para el cuidado de la piel y prendas de compresión.

La probadora certificada para mastectomías de la Boutique, Tania Spinks, ofrece consultas con cada paciente en un segundo cuarto privado, donde ella les habla acerca de su historial médico, de lo que buscan en un sostén y les toma las medidas.

“Las pacientes a menudo se sienten ansiosas porque no saben lo que pueden esperar”, dijo Spinks, quien recibió su certificación como probadora para mastectomías hace 18 años por la American Board for Certification in Orthotics, Prosthetics & Pedorthics. “Yo estoy aquí para hacerlas sentir a gusto y para ayudarlas a encontrar un sostén cómodo, no importa si han tenido una mastectomía, una lumpectomía, o si están esperando una cirugía reconstructiva”.

Spinks ayuda a las pacientes a escoger el seno prostético con el tamaño y el peso correcto para su cuerpo. Para mujeres que han tenido una lumpectomía, hay un encarte de seno con un relleno de fibra que pueden ponerse específicamente donde sea necesario. Inclusive hay trajes de baño de última moda que pueden acomodar una próstesis.

“Obtener la medida perfecta es muy importante”, dijo ella. “Una paciente puede tener áreas de la piel sensibles debido a la radioterapia o la cirugía. Ellas ya han pasado por tantas cosas que cuando las veo mirarse al espejo y sonreír, es algo maravilloso”.

The Boutique está localizada en el vestíbulo del primer piso del Instituto, haciéndolo conveniente para los pacientes que llegan para ver a sus médicos, hacerse pruebas o para asistir a una clase. The Boutique es una sola parada que hace posible que los pacientes encuentren todo lo que necesitan en un solo lugar, en vez de pasar horas en el internet buscando en los distintos sitios.

La experiencia y la compasión de los empleados de la Boutique ayuda a los pacientes que tienen que tomar decisiones difíciles.

“Se trata de crear algo especial para el cliente”, afirmó Mireli Torres, administradora de la Boutique. “Las hacemos sentir cómodas y confiadas, no importa si están aquí para comprar su primera peluca o para probar algunas de nuestras cremas para la piel sensible”.

The Boutique at Miami Cancer Institute está abierta de 9 a.m. a 5 p.m. los lunes, martes y jueves; de 9 a.m. a 6 p.m. los miércoles; y de 9 a.m. a 4:30 p.m. los viernes.