Benigno no significa olvidado

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

15 de October de 2012


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Zoila Sobrino, que sobrevivió un cáncer gastrointestinal, se preocupó mucho cuando una mamografía reciente mostró un pequeño nódulo en su seno derecho. Esta madre de 59 años siempre estaba ocupada con el trabajo y la crianza de sus dos hijos de 9 años, “pero sabía que tenía que chequearme eso”.

Una biopsia determinó que el nódulo era un fibroadenoma, una masa benigna. Los fibroadenomas, los quistes de seno, las infecciones de mama, la supuración a través del pezón y el dolor de seno son generalmente trastornos no cancerosos que afectan a mujeres de todas las edades. Cuando se descarta un cáncer, estos trastornos benignos de todas maneras necesitan ser vigilados de cerca por un médico.

Se puede encontrar ayuda en la nueva Benign Breast Disease Program de Bapist Health Breast Center, que
brinda atención integral, recursos educativos y apoyo.

“Cuando las mujeres descubren algo anormal en el seno se asustan mucho”, explica la Dra. Anna María
Voltura, cirujana oncológa de seno y directora clínica del Breast Center. “No obstante, en la mayoría de los casos no se trata de cáncer. Tenemos que tranquilizarlas y educarlas”.

La Dra. Voltura comprende muy bien lo que representa el cáncer de seno: tres tías maternas y su cuñada han batallado contra la enfermedad.

“Creo que es algo que me ayuda a ver las cosas en perspectiva con mis pacientes y a entender mejor sus
temores y emociones”, señala.

Las mujeres que acuden a la clínica trabajan con un grupo que incluye a la enfermera practicante Dora Escobedo, a la Dra. Voltura y a los doctores Robert DerHagopian y Gladys Girón,los otros cirujanos del centro.

“A menudo el primer paso consiste en confirmar el diagnóstico”, dice Escobedo. “Revisamos las pruebas diagnósticas, realizamos un examen completo y hacemos una historia médica revisando los ciclos menstruales, lesiones o cualquier otra cosa que pueda provocar cambios en el seno”.

Los médicos por lo general no tienen que extirpar las masas benignas o drenar los quistes porque ello puede conducir a la cicatrización del tejido, lo cual hace más difícil las lecturas futuras de las mamografías.

“La mayoría de las veces simplemente monitoreamos a nuestras pacientes con mamografías, ultrasonidos y pruebas clínicas. Nos aseguramos que nada cambie”, explica Escobedo. En algunos casos, las células de una masa benigna en el seno pueden indicar un mayor riesgo de cáncer de seno, y las pacientes necesitan realizarse pruebas adicionales, como las imágenes por resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés).

“Tenemos la posibilidad de crear planes de tratamiento individualizados, y contamos con todo el personal en un mismo lugar”, apunta Escobedo. En el caso de Sobrino, el equipo recomendó una mamografía de seguimiento en un lapso de seis meses. El médico que hizo la biopsia dejó un pequeñísimo gancho en el seno de manera que se pudiera monitorear con más precisión el fibroadenoma.

“Estoy muy contenta con la atención que he recibido”, dice Sobrino. “Es un programa maravilloso. Tenemos toda la información que necesitamos. Ahora entiendo cómo debo vigilar de cerca mi trastorno”.

Además del Benign Breast Disease Program, el centro está desarrollando un programa para pacientes con
alto riesgo de contraer cáncer de seno. Programado para iniciarse este otoño, ofrecerá un amplio abanico de servicios, entre ellos consultoría genética, pruebas clínicas con especialistas en seno y los tratamientos más modernos con base en resultados comprobados. “Estamos reuniendo diferentes enfoques y disciplinas”, dice la Dra. Voltura. “Queremos ofrecer los servicios más completos y transformar lo que tiene que ver con la salud de los senos”.

Consulte CentroDelSenoBaptist.com para hacer una cita, saber más sobre el centro y seguir un blog escrito por una sobreviviente de cáncer de seno y por médicos y personal de Baptist Health. La Dra. Anna María Voltura dirige el Breast Center de Baptist Health.

Tags: ,


There are no comments

Your email address will not be published.