Aumentan los casos de influenza en las salas de emergencia y los consultorios médicos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de febrero de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Una temporada de influenza bastante activa está llevando a más pacientes a las salas de emergencia locales y a los consultorios de atención primaria para recibir tratamiento, ya que la Florida es uno de los 49 estados que ahora está reportando un extenso número de casos de influenza, según un informe por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., (CDC por sus siglas en inglés).

“Estamos viendo una prevalencia más alta de influenza esta año, tanto entre los adultos como entre los niños”, afirmó David Mishkin, M.D., médico de emergencia en Baptist Hospital of Miami [2]. En nuestra zona, parece ser que el brote comenzó hace unas cuantas semanas, luego aumentó durante las fiestas navideñas y ha permanecido alto desde entonces”.

El Dr. Mishkin estima que el aumento en los casos de la gripe este año es alrededor de un 10 a un 20 por ciento más alto que la temporada anterior. Las visitas a los departamentos de emergencia, particularmente entre los adultos mayores de 65 años y las mujeres embarazadas, permanecen por arriba de los niveles observados durante las dos últimas temporadas de influenza, según el Departamento de Salud de la Florida. Solamente alrededor de un 30 por ciento de las mujeres embarazadas han sido vacunadas contra la influenza esta temporada, informan los CDC.

“En las salas de emergencia, estamos viendo muchos pacientes mayores venir de los hogares de ancianos, quienes tienen más alto riesgo para la neumonía y para otras condiciones, y tenemos que tratarlos más agresivamente”, dijo el Dr. Mishkin.

Los consultorios médicos locales están atendiendo a familias enteras que han sido afectadas por la influenza y otras enfermedades relacionadas, dice Melissa Franco, D.O, doctora de medicina familiar con Baptist Health Primary Care en Pinecrest.

“La influenza de este año, se está regando mucho más y la tasa de contagio parece ser mucho más alta”, dijo la Dra. Franco. “A menudo, se enferma un niño primero y se contagian los padres, y entonces toda la familia termina enfermándose”.

Al igual que con el catarro común, la influenza es una infección viral contagiosa de los conductos respiratorios. Y debido a que el virus se riega por transmisión respiratoria, todo lo que hace falta para propagar el virus es una tos o un estornudo, dijo el Dr. Mishkin.

Infográfica de Irina de Souza

La vacuna contra la influenza

Vacunarse contra la influenza es vital para prevenir su propagación, urgen los oficiales de salud.

“La vacuna contra la influenza sigue siendo la mejor manera de prevenir el contagio”, dijo la Dra. Franco. “La temporada de la influenza puede durar hasta la primavera, y nunca es demasiado tarde para vacunarse”.

Incluso si uno se ha vacunado  y se toman otras precauciones contra la influenza, algunas personas que se contagian pueden padecer la enfermedad de una manera  más severa. Estos pacientes de “alto riesgo” incluyen adultos de 65 años o mayores, mujeres embarazadas, y personas con condiciones médicas crónicas tales como asma, diabetes, enfermedad cardiaca y sistemas inmunológicos débiles. Las complicaciones relacionadas con la influenza han causado que más de 4,000 adultos y niños hayan sido hospitalizados a nivel nacional desde que comenzara la temporada de influenza el pasado mes de octubre.

“Muchos pacientes que estamos viendo en las salas de emergencia no han sido vacunados”, dijo el Dr. Mishkin. Todas las personas mayores de 6 meses deben vacunarse contra la influenza, según las indicaciones de los CDC.

(Lea la infográfica a mano derecha para más consejos sobre cómo mantenerse saludable durante la temporada de la influenza)

Síntomas de la influenza

Los síntomas de la influenza de este año son parecidos a los de años anteriores, dice el Dr. Mishkin, con la mayoría de los pacientes describiendo un brote repentino de fiebre, dolores de cabeza y de cuerpo, dolor de garganta y tos. Aunque  los síntomas de la influenza son parecidos a los de un catarro o resfriado, el Dr. Mishkin señala la diferencia.

“La gente que tiene influenza vienen a vernos con síntomas que son más severos que los del catarro común”, dijo él. “La influenza es abrupta, comenzando repentinamente. La mayoría de las personas pueden identificar dentro de un período de varias horas cuando comienzan a sentirla”.

La influenza en los niños

Los niños menores de 5 años, y especialmente los niños menores de 2 años, también están en alto riesgo para las complicaciones debido a la influenza o gripe.  Actualmente 13 niños menores de 18 años han muerto debido a enfermedades relacionadas con la influenza, informan los CDC. Una vacuna contra la influenza puede reducir significativamente el riesgo de muerte para un niño debido a la influenza, según un estudio publicado el pasado año en la revista Pediatrics.

El Dr. Mishkin insta a los padres a que platiquen acerca de la influenza temprano con sus pediatras o con otros médicos para que sepan lo que pueden esperar en caso de que se enfermen sus hijos.

“El tratamiento para los niños es usualmente más conservador”, dijo él. “Y debido a que los niños pueden tener alto riesgo, es mejor que los niños pequeñitos sean evaluados en persona”.

El tratamiento para la influenza

Para los médicos, la tecnología ofrece  nuevas maneras de tratar a los pacientes con influenza, explica el Dr. Mishkin, quien también sirve como director médico del servicio Care On Demand de Baptist Health South Florida. Este servicio ofrece acceso inmediato a un médico certificado por la Junta a través del internet usando un teléfono celular “Smartphone” o una computadora.

“Care On Demand es una buena herramienta de evaluación para enfermedades como la influenza”, dijo él. “Nos permite platicar con los pacientes acerca de su condición, tratarlos de inmediato y mantenerlos en casa donde deben estar para descansar y recuperarse”.

El paciente típico que está normalmente saludable y no tiene alto riesgo, usualmente responde bien al tratamiento que consiste de descanso, hidratación y acetaminofén para la fiebre y el dolor, dice el Dr. Mishkin. La mayoría de las personas se sienten mejor dentro del transcurso de dos a cinco días, y a veces hasta una semana.

“No se esfuerce, quédese en cama y descanse y no se exceda en sus actividades”, dijo él.

Care On Demand para la influenza
Hasta el 31 de marzo del 2018, reciba un descuento de $10 en una visita de Care On Demand. Haga clic aquí para recibir el código especial. Los médicos están disponibles las 24 horas del día y no es necesario hacer cita previa.

Etiquetas: ,