Aumenta la resistencia a los antibióticos – He aquí el por qué

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

13 de noviembre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los antibióticos usados como tratamientos de primera línea para combatir las infecciones bacterianas, han salvado millones de vidas. Sin embargo, un nuevo informe está sirviendo de advertencia acerca de cómo el sobreuso de los antibióticos está contribuyendo al aumento de las infecciones de “superbacterias” que pronto pueden dejar de responder a los medicamentos.

Las infecciones resistentes a los antibióticos podrían causar 2.4 millones de muertes en Norteamérica, Europa y Australia para el año 2050, si no se toman los pasos para aplacar el problema, según afirmó la Organization for Economic Cooperation and Development (OECD). El amplio uso de antibióticos es “una de las mayores amenazas a la medicina moderna”, según dicha organización.

“El sobreuso de los antibióticos es un problema muy serio” afirmó Scarlet Constant, M.D., una pediatra afiliada con Baptist Health South Florida. “Esto causa la resistencia a las bacterias, por lo tanto las bacterias que siempre hemos tenido a nuestro alrededor están cambiando y se están volviendo resistentes a los antibióticos que hemos creado. Y no hemos creado nuevos antibióticos desde hace muchos años, así que esto es algo bastante serio”.

La Organización Mundial de la Salud (WHO por sus siglas en inglés) advierte que el mundo podría quedarse sin antibióticos eficaces. En un nuevo informe durante la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antibióticos, la WHO dice que existen grandes diferencias en algunos países que están sobre usando los antibióticos, mientras que otros carecen de acceso a estos medicamentos tan importantes.

“El sobreuso y el mal uso de los antibióticos son las causas principales de la resistencia antimicrobiana”, dijo Suzanne Hill, jefa de la unidad de medicamentos esenciales de la WHO, en un comunicado. “Sin antibióticos y otros agentes antimicrobianos eficaces, perderemos nuestra capacidad para tratar infecciones comunes tales como la neumonía”.

“Los antibióticos solamente son eficaces contra ciertas infecciones causadas por las bacterias. Sin embargo, alrededor de un 30 por ciento de los antibióticos prescritos cada año en los Estados Unidos, o 47 millones de recetas, son innecesarios, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).

El uso eficaz de los antibióticos

Las infecciones bacterianas comunes que se tratan con eficacia a través del uso de primera línea de los antibióticos incluyen las infecciones de oído, la faringitis estreptocócica, la neumonía, la bronquitis y la sinusitis. Los antibióticos generalmente son recetados para tratar estas condiciones cuando los síntomas no se resuelven por sí solos en el transcurso de una semana.

Sin embargo, los virus tales como los que causan el catarro común, la influenza, la nariz tapada o la bronquitis, no responden a los antibióticos y deben seguir su curso. Muchos casos de tos, dolor de garganta y dolores de oído usualmente se mejoran sin el uso de los antibióticos.

Las bacterias también pueden volverse resistentes a los antibióticos cuando un paciente no termina de tomarse el curso completo de antibióticos recetados, permitiendo que la bacteria permanezca en el cuerpo y cree una inmunidad. Tomar la dosis completa durante la duración de la receta es importante para poder recuperarse de la bacteria que causa la infección, según aconseja la WHO.

Además de contribuir a la resistencia de los antibióticos, tomar un antibiótico cuando no sea necesario puede hacer a la persona susceptible a los efectos secundarios que pueden causar los antibióticos. Los efectos secundarios comunes de los antibióticos incluyen erupciones de la piel, mareos, nausea, diarrea e infecciones por cándida, según los CDC. Los efectos secundarios más severos que pueden llegar a ser mortales incluyen las reacciones alérgicas por Clostridium difficile o C. Diff, las cuales pueden conducir a las operaciones de emergencia del colon o hasta la muerte.

Para mantenerse saludable y prevenir las infecciones causadas por las bacterias, el lavado frecuente de las manos, cubrirse la boca al toser y al estornudar, quedarse en la casa si se está enfermo y ponerse las vacunas recomendadas, tales como la vacuna contra la influenza, están entre las mejores maneras de reducir las probabilidades de necesitar antibióticos.

Etiquetas: