Alimentación saludable para el corazón: Es cuestión de patrones dietéticos y estilos de vida activos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de December de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

A medida que las primeras órdenes de “refugiarte en tu propio hogar” entraron en vigor en marzo de este año, la American Heart Association (la Asociación Americana del Corazón: AHA, por sus siglas en inglés) intensificó su campaña para educar a los adultos estadounidenses sobre la capacidad que ellos mismos tienen para controlar los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Incluso antes de la pandemia, la AHA tituló el Plan Life’s Simple 7 . El plan abarca las siete áreas clave de la prevención: Manejo de la presión arterial, control del colesterol, reducción del azúcar en la sangre, ejercicio regular, alimentación saludable, control de peso y no fumar.

Una alimentación saludable para el corazón es el principal enfoque en el manejo y prevención de enfermedades cardíacas, explica Theodore Feldman, M.D., director médico de prevención y salud comunitaria en  Miami Cardiac & Vascular Institute, y Lucette Talamas, una dietista registrada con Community Health en Baptist Health South Florida. El Dr. Feldman y la Sra. Talamas participaron recientemente en un webcast de Miami Cardiac & Vascular Institute titulado, “Ask the Heart Doctor: Heart Healthy Eating”, lo que sería en español, “Pregunte al médico del corazón: Alimentación saludable para el corazón”.

“Hay una enorme cantidad de buena ciencia cuando se trata de una alimentación saludable para el corazón y nutrición en lo referente a la salud en general”, dijo el Dr. Feldman. “Pero en realidad es mucho más … se trata más de patrones de alimentación. Y es cuestión de incorporar una alimentación saludable en términos de estilo de vida en general, y de un enfoque general de la salud, con ejercicio regular y control de peso, no fumar, moderar el alcohol y la cafeína, y de encontrar esa combinación correcta mientras manejas tu estrés”.

Las pautas dietéticas del gobierno de Estados Unidos, también conocidas como My Plate, (Mi Plato, en español) se concentran en las opciones basadas en plantas, dice Lucette Talamas, una dietista registrada en Community Health en Baptist Health South Florida. Alrededor de la mitad del “My Plate” del gobierno son frutas y verduras, mientras que la otra mitad son granos y proteínas. En general, el 75 por ciento del plato siempre se ha basado en plantas, alimentos de origen vegetal.

La Dieta Mediterránea, altamente calificada por los dietistas, se centra en las frutas y verduras, pero hace concesiones permitiendo obtener proteínas magras de pescado y aves de corral. Ambos planes alimenticios restringen fuertemente la carne roja, las carnes excesivamente procesadas y las bebidas azucaradas.

La Dieta Mediterránea destaca verduras, frutas, hierbas, nueces, frijoles o alubias y cereales integrales. Su base está compuesta de alimentos de origen vegetal. Cantidades moderadas de lácteos, aves de corral y huevos también son fundamentales en la Dieta Mediterránea, al igual que los mariscos. Sin embargo, la carne roja se come sólo ocasionalmente.

“La Dieta Mediterránea en realidad no es una dieta fija”, explica Lucette Talamas, “Sé que suena confusa porque se llama Dieta Mediterránea. En realidad es un patrón dietético … lo que significa cuáles son los alimentos que se comen más a menudo y cuáles son los alimentos que se comen con menos frecuencia.

La Sra. Talamas dice que le gusta la flexibilidad del “verdadero patrón de la Dieta Mediterránea”.

“Es una colección de patrones alimenticios de todos los diferentes países que rodean el Mar Mediterráneo, por lo que hay muchos países diferentes y diferentes culturas y estilos de vida”, dice.

La base de la pirámide recomendada por la Dieta Mediterránea abarca una vida saludable, que incluye hacer ejercicio y  actividad física con regularidad, el control del peso y el control del estrés.

“La base de la pirámide comienza con el estilo de vida”, explica la Sra. Talamas. “Se sabe que la nutrición es una parte muy importante de la salud del corazón y de la prevención y el manejo de cualquier enfermedad crónica. Pero también es importante el estilo de vida en general: estar físicamente activo, disfrutar de las comidas, detenerte de verdad para comer tus alimentos en vez de comerlos con prisa y cosas por el estilo.

La mayor parte de la pirámide describe los alimentos “más abundantes” en el patrón de alimentación del Mediterráneo. “Básicamente son todos los alimentos a base de plantas, así que incluye las frutas, los vegetales y verduras, los granos, en su mayoría cereales integrales, frijoles, nueces, semillas, legumbres, hierbas, especias y aceites vegetales, especialmente el aceite de oliva”, dice la Sra. Talamas.

El Dr. Feldman añade que es importante enfocarse en una alimentación saludable en general, en lugar de intentar diferentes dietas.

“Yo prestaría mucha menos atención a que esto sea bueno para esta semana, y aquello sea malo para la próxima semana, porque eso te va a enloquecer,” dijo el Dr. Feldman. “Con el tiempo, hemos desarrollado ciertos principios: las grasas trans son malas; los jarabes de maíz altos en fructosa son malos; los alimentos procesados tienen una tonelada de sal.. “Me concentraría mucho más en los principios de comer saludablemente alimentos enteros no procesados”.

Tags: ,