Algunos suplementos dietéticos están contaminados con drogas, dice un estudio de productos evaluados por la FDA

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

16 de octubre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Drogas potencialmente peligrosas están siendo identificadas en algunos suplementos dietéticos que se venden comúnmente sin receta y que están siendo promocionados para tratar una amplia gama de problemas de salud – incluyendo pérdida de peso, depresión y disfunción eréctil, según un análisis de productos que han sido examinados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés).

La FDA ha identificado cientos de suplementos contaminados con fármacos “potencialmente dañinos y activos”, dice un estudio publicado en la revista JAMA Network Open. La mayoría de estos productos fueron promocionados para mejorar el desempeño sexual (un 45.5 por ciento), para bajar de peso (un 40.9 por ciento) o para la formación de músculos (un 11.9 por ciento), según encontraron los investigadores.

Aunque la FDA documentó los ingredientes activos en estos suplementos, no se requiere que estos productos vendidos sin receta pasen por el intenso proceso regulatorio al cual se someten los medicamentos actuales. La FDA no publica “aprobaciones” de suplementos dietéticos. Sin embargo, los oficiales de salud de los Estados Unidos han publicado más de 700 advertencias en los pasados 10 años acerca de suplementos dietéticos que contienen ingredientes farmacológicos que no han sido aprobados y que son potencialmente dañinos.

“Los ingredientes farmacológicos en estos suplementos dietéticos tienen el potencial para causar serios efectos adversos a la salud causados por el uso indebido accidental, el exceso de uso, o la interacción con otros medicamentos, condiciones de salud subyacentes o con otros fármacos contenidos en los suplementos”, concluye el estudio.

Los resultados ocurrieron luego de que el California Department of Public Health y otras agencias estatales evaluaran una base de datos de la FDA conteniendo suplementos que la agencia había comprado, analizado y determinado que estaban contaminados. Aunque la FDA tiene la autoridad para retirar estos suplementos del mercado, la agencia no requirió que ninguna de las 146 empresas que fabricaron los productos adulterados los retiraran del mercado, dijeron los investigadores. Los autores del estudio dijeron que ellos piensan que es “alarmante” que esos suplementos contaminados aún están siendo vendidos.

Los médicos de atención primaria y los dietistas están constantemente advirtiendo a los pacientes que no dependan de los suplementos, a no ser que sean recomendados o prescritos para ellos por un médico. Los nutrientes promocionados en muchos suplementos se encuentran naturalmente en las dietas balanceadas y saludables.

“Usted no va a derivar todo lo que necesita, en cuanto a minerales o vitaminas con el uso de suplementos”, dice Samantha Taghva, M.D. doctora de medicina interna con Baptist Health South Florida. “Además, los suplementos no son medicamentos, los cuales tienen que pasar por un riguroso proceso de la FDA.  Hay muchos rellenos en los suplementos que pueden ser peligrosos para su salud. Y también están las dosis recomendadas que puede que no sean saludables. Siempre se debe consultar con un médico y llevarle los frascos de los suplementos que usted está considerando usar”.

Se estima que más de la mitad de los adultos en los Estados Unidos toman suplementos tales como vitaminas, minerales, polvos de proteína, aceites de pescado, extractos glandulares y probióticos. Los investigadores cubrieron un período de tiempo desde el 2007 hasta el 2016, durante el cual fueron vendidos los suplementos contaminados con fármacos.

Ellos encontraron que uno de cada cinco suplementos contenía más de un ingrediente farmacológico. Durante dicho período de nueve años, se encontró que casi 800 suplementos mercadeados para la formación de músculos, para mejorar el sexo, o para bajar de peso contenían drogas vendidas por receta, tales como el estimulante efedrina, esteroides anabólicos e inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRIs por sus siglas en inglés) los cuales son prescritos usualmente para tratar la ansiedad y la depresión. También se encontraron ingredientes activos en estos suplementos de los medicamentos Viagra y Cialis, utilizados para la disfunción eréctil, encontraron los investigadores.

Los investigadores advierten que la cifra de estos suplementos contaminados en el mercado ha estado aumentando.

“En el 2009, parecía que podrían haber menos de 150 marcas de suplementos contaminados con drogas”, afirmó Peter Cohen, M.D., internista general con la Cambridge Health Alliance, y profesor asociado de la Facultad de Medicina de Harvard en Boston, quien escribió un editorial que acompaña al nuevo estudio. “Ahora está claro que existen más de 1,000 marcas de suplementos que contienen fármacos activos”.

Etiquetas: ,