Alerta para estudiantes atletas después de la tormenta acerca de la enfermedad relacionada con el calor

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de septiembre de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

El Huracán Irma interrumpió los partidos y las prácticas de los estudiantes atletas. Pero algunos equipos están a punto de recomenzar sus prácticas, a sólo una semana de la tormenta que pasó por el Sur de la Florida. Como con cualquier pausa en las actividades regulares, los músculos, los tendones y los sistemas del cuerpo pueden quedar comprometidos si el regreso al juego no se maneja con cautela.

Esta inquietud de salud instó a la Florida High School Athletic Association a emitir una advertencia a los directores atléticos de las escuelas, así como también a los entrenadores deportivos.

“Debido a los recientes eventos y cierres escolares por causa del Huracán Irma, los entrenadores de deportes de otoño y los administradores escolares deben tener en cuenta que sus jugadores pueden estar desacondicionados y desaclimatados durante este tiempo”, dijo el comunicado publicado hoy. “Algunos atletas pueden haber tenido (o aún tienen) una nutrición inadecuada durante esta temporada tan difícil. Por eso, en preparación para el próximo partido y/o para las prácticas, es recomendable que se realicen modificaciones para que los atletas puedan volver al campo con seguridad durante este clima, que continúa siendo tan caluroso”.

Las modificaciones sugeridas incluyen tiempos de práctica más cortos con menos equipo y pausas frecuentes para rehidratarse. Además, la advertencia urgió a los directores atléticos y a los entrenadores a que monitoreen muy de cerca a los jugadores durante las prácticas, “para ver si muestran señales de fatiga, deshidratación o golpe de calor”.

La deshidratación está entre los motivos principales para las emergencias después del huracán

Los estudiantes atletas no son los únicos que deben tener cuidado durante los días que le siguen a una tormenta mayor. Además de las cortadas y los rasguños causados por la recogida de escombros, hay una ola de personas deshidratadas que están recibiendo tratamiento en los departamentos de emergencia de los hospitales. Y con las temperaturas exteriores alrededor de los 90 grados, en combinación con el alto nivel de humedad, la temperatura puede sentirse como si estuviera a más de 100 grados afuera. Estas condiciones pueden conducir a un alto número de enfermedades relacionadas con el calor.

“Muchas personas se envuelven en los proyectos de limpieza después de un huracán y no están acostumbradas al tipo de arduas actividades que se requieren, poniéndolos en alto riesgo para la deshidratación y el golpe de calor”, firmó Gabriel Solti-Grasz, M.D., doctor de medicina interna con Baptist Health Primary Care. La falta de servicio de electricidad por tantos lugares significa que no hay aire acondicionado, y ese es otro factor que puede conducir a las enfermedades relacionadas con el calor.

Señales y síntomas de deshidratación

Los surfloridanos deben estar al tanto del índice de calor en su zona ya que las peligrosas temperaturas pueden conducir a las enfermedades relacionadas tales como la deshidratación, la insolación y el golpe de calor. He aquí algunas señales que se deben tener en mente:

  • Sed – Tan pronto como usted sienta sed, debe saber que está comenzando a deshidratarse.
  • Reducción de orina – Si usted no tiene ganas de orinar mientras está en el calor, usted tiene que tomar más líquidos.
  • Dolor de Cabeza – Una vez que le empiece un dolor de cabeza, es probable que usted esté entrando en la próxima etapa de la enfermedad relacionada con el calor que es la insolación.

Con cualquiera de estas señales, o con una sensación general de no sentirse bien mientras está en el calor o durante el esfuerzo, el Dr. Solti-Grasz recomienda buscar alivio en un entorno con sombra y con aire acondicionado para ayudar a enfriar al cuerpo. Él también recomienda tomar agua o una bebida deportiva lentamente para reemplazar los líquidos perdidos, mientras se previene la náusea o los vómitos.

Etiquetas: ,