Ahorre tiempo y dinero – y mejore su salud – con estos simples consejos para planificar sus comidas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

25 de March de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Hay muchas razones para planificar las comidas, pero las tres más importantes son que la planificación de las comidas le ahorra tiempo y dinero y es mejor para su salud. Planificar las comidas significa sencillamente saber qué hay para cenar cada día y hay varios pasos sencillos que puede seguir para hacerlo más fácil.

Le ahorra tiempo

Cuando usted sabe lo que va a cocinar, reduce el número de viajes al supermercado y pasa menos tiempo recorriendo los pasillos. Incluso usted puede reducir el número de veces que cocina haciendo cantidades adicionales de las recetas favoritas de la familia que puede congelar y disfrutar más tarde.

Le ahorra dinero
Utilizando lo que ya tiene a mano y comprando sólo lo que necesita – y reduciendo el número de veces que pide comida de un restaurante – ahorrará bastante en sus gastos mensuales de comida. Se calcula que las comidas de los restaurantes son unas cinco veces más caras que las comidas caseras.

Es bueno para su salud
Preparar las comidas en casa hace que sea mucho más fácil comer de forma saludable. Si sigue una dieta específica para la hipertensión, la diabetes, la pérdida de peso o simplemente quiere comer sano, la planificación de las comidas le da la oportunidad de ajustar los ingredientes y las raciones para satisfacer sus necesidades. También puedes controlar los alérgenos y las sensibilidades alimentarias.

Consejos básicos para la planificación de las comidas

He aquí algunos pasos sencillos que puede dar para llevar su planificación de comidas al próximo nivel:

  • Elije un día para pasar un poco de tiempo en la cocina. Los días de fin de semana son muy populares. Asegúrese de que tiene tiempo para hacer la compra antes de que empiece la semana. 
  • Haz un inventario de lo que tiene en la nevera, el congelador y la despensa. Dé prioridad a los alimentos frescos, los que están a punto de expirar y a las sobras. Esto le permitirá utilizar los alimentos de forma eficiente antes de que se estropeen y reducir el desperdicio de comida.
  • Seleccione las recetas. En promedio, las familias hacen alrededor de ocho o nueve cenas. Para esos días de mucho trabajo, mantenga la comida sencilla con recetas que ya tenga a mano o que conozca de memoria. El día de las sobras es una forma estupenda de ahorrar tiempo y dinero y de despejar la nevera de todos los restos de recetas anteriores.
  • Haz una lista para el mercado con los ingredientes que necesita. Intente utilizar lo que ya tiene a mano, especialmente los productos perecederos. Organice la lista según la disposición de su tienda, si es posible y cumpla con esa lista. 
  • Resista la tentación de comprar de más sólo porque algo está en oferta. Lo más probable es que si el artículo no está en su plan de comidas, usted acabe botándolo más tarde.
  • Cocine en lote o en grandes cantidades los platos favoritos de la familia que se congelan bien, como sopas y estofados.
  • Si está cansado de las mismas comidas de siempre y necesita nuevas recetas, busque recetas en el Internet que sean “saludables para el corazón”, “aptas para diabéticos”, “sanas”, “fáciles” o “económicas”. También puede buscar recetas con ingredientes específicos que ya tengas a mano (por ejemplo, “recetas con pasta, brócoli y limón”).
  • En el Internet hay recursos que le ayudarán a planificar las comidas con éxito. Hay aplicaciones con planificadores de comidas semanales, listas de inventario y de comestibles, y formularios imprimibles para quienes prefieren escribirlo. 

¿Quiere añadir algo de diversidad a la planificación de sus comidas?

¿Lista para explorar nuevas especies y cocinas, pero tiene personas en casa que son quisquillosas con lo que comen? Pruebe a cocinar en lotes. Con la cocina en lotes puede incorporar nuevos sabores e ingredientes a su plan de comidas semanal y complacer a todos los distintos paladares de su hogar.

Lo principal es preparar los alimentos básicos en grandes cantidades sin añadir condimentos, especies u otros ingredientes que alteren el sabor. Los alimentos básicos son los almidones, los cereales, las legumbres y los vegetales frescos con y sin almidón. 

Con estos ingredientes básicos ya preparados, puede crear un sabroso plato de arroz de inspiración asiática el lunes y arroz con frijoles al estilo cubano al día siguiente. Mantener la sencillez de los componentes principales de la comida le permite añadir diferentes especies, salsas y condimentos, creando sabrosas comidas cada día de la semana. 

Si usted ya tiene una nueva cocina o nuevos sabores que quiere probar, tómese un momento para hacer un inventario de sus especias y hacer una lista de las especias que necesitarás. Le sorprenderá saber cuántas tiene ya a la mano. También observará que muchas cocinas utilizan algunas de las mismas verduras y hierbas básicas, conocidas como aromáticas, en la preparación de diversos platos. La cebolla y el ajo son dos de las verduras más comunes: ¡imagínese un sofrito latino sin este dúo dinámico!  

Sobre la autora

Terry Ochoa, MS, RDN

Terry Ochoa MS, RDN es dietista de bienestar en Baptist Health South Florida. Ella desarrolló el componente de nutrición para un programa intensivo de modificación del estilo de vida disponible para los empleados. Durante los últimos ocho años, ha proporcionado asesoramiento y educación nutricional a sus participantes. Terry ha colaborado en varios proyectos de investigación que examinan los efectos de los programas de intervención intensiva en el estilo de vida y sus efectos a largo plazo en la modificación del comportamiento relacionado con la salud. Los resultados de sus estudios se han publicado en varias revistas de prestigio. Terry participa en la iniciativa Healthy Homestead de Homestead Hospital y en la iniciativa Plant Strong de todo el sistema hospitalario. Ella practica lo que predica. No sacrifica el sabor ni la nutrición y hace ejercicio a diario como parte de su rutina. Su meta es inspirar y apoyar a aquellos que buscan vivir una vida más sana y feliz. Obtuvo un grado de bachiller y una maestría en dietética y nutrición en Florida International University.

Tags: ,